null: nullpx
Huracán Harvey

Gobernador de Texas acepta ayuda de México para el desastre ocasionado por Harvey

Pese a las muy deterioradas relaciones entre EEUU y México, Texas agradeció la oferta que consiste en vehículos, alimentos, medicinas y agua.
30 Ago 2017 – 6:16 PM EDT

El gobernador de Texas, Greg Abbott, indicó este miércoles que está aceptando la oferta de México de ayudar en los esfuerzos de recuperación tras las inundaciones catastróficas ocasionadas por el huracán Harvey.

"Tenemos una lista de la asistencia que están ofreciendo que estamos aceptando", dijo Abbott a los periodistas.

La ayuda comenzará a llegar a Texas en los próximos días, según indicó el cónsul de México en Austin, Carlos González Gutiérrez, al diario Dallas Morning News. "México está listo para hacer su parte", dijo.

La asistencia incluye vehículos, lanchas y alimentos como parte de una larga lista detallada en una nota diplomática que el gobierno de México envió el martes, según indicó la oficina de prensa a Univision Noticias.

Funcionarios mexicanos indicaron que están preparados para ofrecer efectivos del éjército, medicinas, duchas portátiles y agua.

En Washington, tras una reunión en el Departamento de Estado, el secretario de Estado, Rex Tillerson, agradeció al canciller mexicano, Luis Videgaray, por su "amplia asistencia".

"Fue muy generoso de parte de México ofrecer su ayuda en un momento de muchos desafíos para nuestros ciudadanos en Texas", dijo Tillerson.

"No faltaba más. Estamos aquí para ayudar. Somos amigos. Somos vecinos y eso es lo que hacen los amigos", indicó Videgaray.

La ayuda ofrecida por México llega en momentos delicados para las relaciones bilaterales tras la retórica agresiva del presidente Trump que llamó a los mexicanos violadores, asesinos y criminales durante la campaña electoral el año pasado que finalmente lo llevó a la Casa Blanca.

El gobernador Abbott es republicano y muy cercano a Trump pese a que el estado posee una muy nutrida población hispana, la mayoría mexicana.

Bajo la insistencia de Trump, EEUU, México y Canadá están renegociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA por sus siglas en inglés), del cual el presidente republicano ha amenazado varias veces con retirarse.

Este viernes entra en vigor la ley de Texas SB4 que le da a la policía el derecho a preguntar a las personas que detenga su estatus migratorio.

Las ciudades más grandes de ese estado, Houston, Dallas, San Antonio y Austin, han presentado una demanda contra la ley, argumentando que es inconstitucional y que podría afectar los esfuerzos de las policías locales al minar la confianza que los inmigrantes tienen en los agentes.

No es la primera vez que México ha ofrecido ayuda a EEUU en situaciones de desastre. En 2005 tras el huracán Katrina, soldados mexicanos cruzaron la frontera para unirse a los esfuerzos de asistencia en la base aérea de San Antonio. Los efectivos sirvieron a las víctimas del huracán 170,000 comidas, distribuyeron 184,000 toneladas de suministros y realizaron cientos de consultas médicas.

El presidente Trump no ha reaccionado a la oferta de ayuda de México. Sin embargo, ha insistido en los últimos días que México pagará por el muro fronterizo que ha prometido construir y también amenazó con retirar a EEUU del NAFTA.

Fotos aéreas: La destrucción de Harvey a su paso por Texas

Loading
Cargando galería


Publicidad