null: nullpx
Afganistán

"No dejaremos a nadie atrás": veteranos seguirán la evacuación de Afganistán tras el retiro de tropas de EEUU

Grupos de veteranos han hecho honor a la consigna y para ello se organizaron con el fin de ayudar en la evacuación de decenas de afganos y estadounidenses. Su trabajo toma más fuerza ahora que EEUU anunció el retiro total de sus tropas de la nación asiática, que ahora queda completamente en manos del Talibán.
30 Ago 2021 – 06:03 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

En una noche, el veterano de fuerzas especiales David Scott Mann dijo que su organización logró llevar hasta el aeropuerto internacional de Kabul, en Afganistán, a unas 500 personas que fueron evacuadas. En el grupo había estadounidenses varados en el país asiático, afganos aterrados por el futuro con el Talibán, afganos que habían sido intérpretes y sus familias, mujeres embarazadas, niños que estaban en orfanatos. El fin de esas evacuaciones aéreas llegó este miércoles con el anuncio del retiro total de Estados Unidos. Muchos veían venir ese momento y por eso, grupos como el de Scott han estado abriendo caminos también por tierra —por túneles subterráneos e incluso cañerías— para que todos logren salir.

"Es momento de pasar al siguiente nivel", dice Scott Mann en un video publicado en su cuenta de Facebook el fin de semana. "Cuando el aeropuerto cierre, va a depender de esta red privada y pública de colaboradores que salvemos a tantos estadounidenses como podamos y que podamos traer a afganos. Tenemos que cumplir nuestra promesa. Tenemos que moverlos por tierra".

Scott Mann asegura que, desde mediados de agosto hasta ahora, en su equipo se han sumado navy seals, oficiales retirados de combate y de operaciones especiales, afganos refugiados en Estados Unidos, afganos que siguen en su país, reporteros, algunos funcionarios del Departamento de Estado y otros que trabajan en el Congreso. "Hay muchos grupos orgánicos haciendo cosas increíbles y que han estado sacando a afganos del peligro y llevándolos al perímetro del aeropuerto internacional de Kabul.

La fase que sigue, explica, la de moverlos por tierra, no es ni "fácil ni bonita" y toma más tiempo y recursos. Dice que el equipo —que no está en Afganistán pero mantiene contactos allá entre sus antiguos colaboradores— ha estado trabajando en la creación de corredores de rescate para mover a las personas por tierra, primero a un sitio seguro y luego, más al norte del país para sacarlos, "para llevarlos a la libertad". Hacia el norte, Afganistán tiene frontera con Turkmenistán, Uzbekistán y Tajikistán.

"Podemos seguirlos moviendo. No se trata de más nada que honrar una promesa", dice, al recalcar que son miles de afganos los que cooperaron con ellos en distintas operaciones, con quienes compartieron comidas y quienes incluso les salvaron la vida en algún momento de la guerra más larga en la que ha participado Estados Unidos.

Según las autoridades de Pakistán, desde el ataque suicida en el aeropuerto de Kabul un número "sin precedentes" de afganos —que calculan en cientos de miles— comenzaron a cruzar la frontera a pie para huir de su país. Para ese momento, Pakistán —que comparte frontera con Afganistán por el sureste— solo estaba permitiendo el ingreso a aquellos con tratamientos médicos o que pudieran demostrar su residencia en el país. Sin embargo, más personas cruzaron apoyadas por traficantes. Ya en este punto, la migración no ha cesado.

Loading
Cargando galería

De 'Pineapple' a 'Digital Dunkirk'

Desde que los talibanes retomaron el control en buena parte de Afganistán a mediados de agosto en una ofensiva relámpago, el reloj comenzó el conteo regresivo para sacar a estadounidenses, sus colaboradores y afganos de ese país.

Loading
Cargando galería


El plazo para esa misión —casi imposible— estaba claro: 31 de agosto como último día de salidas. Y después de los dos ataques suicidas en los alrededores del aeropuerto —donde unas 170 personas murieron, entre ellos 13 militares estadounidenses— la urgencia aumentó también para las organizaciones de veteranos. Este lunes, el Pentágono anunció que Estados Unidos había retirado a sus últimas tropas y funcionarios del terreno. Se adelantó en el plazo. Pero ya los planes por tierra para estos veteranos estaban sobre la mesa.

"Han sido días largos", dice Scott Mann en uno de los videos publicados en YouTube . Detrás de él, muestra un dibujo en una pizarra acrílica que muestra cómo su grupo bajo la llamada operación 'Pinneaple', salvó a la primera familia y de ahí a decenas más. Mientras ve a la cámara, con su dedo guía la travesía que empezó en una vivienda de seguridad en la que ocultaron a un hombre hasta el aeropuerto.

"Empezamos en una casa con una persona en el ático de su tío, a través de una red de personas en la ciudad movimos a esta persona a la ciudad, hasta que finalmente llegó a este perímetro de aquí (el del aeropuerto). Usando tecnología, relaciones y colaboración, logramos que alguien saliera del aeropuerto, hiciera un reconocimiento de esta persona con una aplicación, logramos que entrara", cuenta. Al día siguiente rescataron a la familia de ese mismo hombre.

Después de aquella misión exitosa pensaron: "¿Por qué no dejamos esto abierto? Y eso hicimos, lo dejamos abierto, marines, operaciones especiales, tenemos un par de sargentos maravillosos que han hecho este tipo de trabajo antes. Todo el mundo tiene relación con un intéreprete, con un comando", cuenta, al explicar que se comunican por chats encriptados y a través de una aplicación.


Además, han tenido a una persona responsable de las comunicaciones, contaban con la tecnología para identificar los puntos de chequeo de los talibanes y hacer reportes del camino en tiempo real. "Logramos sacar a 500 personas en una noche", dice orgulloso. Y en el aeropuerto, habían tenido a un coordinador, una persona que logró hacer contactos con funcionarios a cargo y con militares para ayudar cientos a cruzar la cerca y montarse en los aviones.

"Cuando escuché al gobierno hablando de los miles de personas a las que están evacuando, pensé: 'Sean cuidadosos, porque yo he estado en el terreno y les puedo decir que hay miles y miles y miles de afganos con quienes hicimos un compromiso para ayudarlos porque ellos pusieron el cuello por nosotros y por nuestro país y corren un alto riesgo de ser ejecutados'. También hay estadounidenses, británicos, personas del oeste que no han sido rescatados mientras se supone que llega el plazo final para las evacuaciones", dice.

Se estima que más de 100,000 personas quedarán atrás con el fin de las evacuaciones, un proceso que ha estado marcado por atentados terroristas, alertas de nuevas amenazas y caos. Este lunes el Pentágono admitió que no lograron sacar a todos los que hubieran querido.

Además de Scott, otros grupos de veteranos se han organizado.

Uno de ellos es Joe Saboe. En su cuenta de Facebook, el excapitán de reserva del Ejército, de 36 años, dice que llevan adelante la operación 'Digital Dunkirk', un nombre que alude a la evacuación de soldados aliados en el puerto de ese nombre durante la Segunda Guerra Mundial.

Allí mismo, muestra las fotos de niños y familias que lograron rescatar, como la de estos niños, que identifica como la evacuación 0008 y se lee: "Más de 300 personas fueron rescatadas por nuestro maravilloso equipo de voluntarios que no duermen. Esto es lo que importa y lo que debe preocupar. Estas niñas crecerán con educación y libertad".

This is Evac 0008. Over 300 saved by our amazing team of volunteers who do not sleep. This is why it matters and why you should care. These girls will grow up educated and free.

Posted by Joe Saboe on Saturday, August 28, 2021


Según una nota de The New York Times, el grupo en el que trabaja Saboe tiene a unos 200 voluntarios que se hacen llamar Equipo Estados Unidos (Team America, en inglés). Ellos han usado softwares comunes, como los que se utilizan en cualquier oficina, pero también sistemas de mensajería encriptada y a guías que ayudan a los afganos en el camino para escapar. Han logrado pasar información a cientos de personas en el terreno para ayudar en la búsqueda de vuelos, en la generación de inteligencia en tiempo real sobre las mejores rutas para evadir a los talibanes. Así, han ido moviendo a la gente entre sus aliados, en algunos casos incluso por cañerías.

En el siguiente post de Facebook, Saboe muestra la imagen de decenas de afganos que fueron rescatados en cinco días. "Pedimos que el gobierno apoye de mejor manera estos esfuerzos", reclama.

We are now executing a “Digital Dunkirk”. 77 Afghans evacuated so far by our group of volunteers in the last 5 days. Demand that our government better support this effort.

Posted by Joe Saboe on Friday, August 20, 2021


Pese a que tenían el tiempo en contra, las labores de rescate se llevaron a cabo durante las 24 horas del día. Ambos, Scott y Saboe aseguran que tienen pocas horas de sueño. Para ambos el eslogan se repite: "No dejaremos a nadie atrás". En uno de sus videos, Scott asegura que "nunca nos rendiremos".

Ve también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés