null: nullpx
Accidentes

Tropezó en un acantilado y su hijo trató de ayudarlo, pero ambos murieron al caer desde 75 pies de altura

Ambos estaban recorriendo una zona aledaña a una cantera abandonada. Iban en una cuatrimoto cuando frenaron cerca del precipicio en donde el hombre de 71 años se asomó y tropezó. Su hijo intentó ayudarlo pero todo terminó en un trágico accidente.
20 Sep 2019 – 04:14 PM EDT

Un tropiezo cerca de un acantilado terminó en un mortal accidente para esta familia. Un padre y su hijo murieron al caer por un precipicio de 75 pies (unos 23 metros) de altura en Farmington, Connecticut.

El Departamento de Policía identificó a las víctimas como Steven Price, de 71 años, y su hijo Mark, de 30, quienes conducían una cuatrimoto todo terreno al momento del accidente.

El teniente Timothy McKenzie dijo, citado por la agencia AP, dijo: "Parece tratarse de un trágico accidente", descartando que haya habido un acto criminal en las muertes. De todas formas, la Policía de Farmington continúa con una investigación.

Según detallaron las autoridades, todo ocurrió cuando ambos hombres se detuvieron con la cuatrimoto cerca del borde del acantilado. Estaban recorriendo una zona aledaña a una cantera abandonada.

Luego se bajaron del vehículo y, al parecer, el hombre de 71 años tropezó cerca del acantilado. Su hijo trató de salvarlo pero en el acto, ambos cayeron barranco abajo, informó la policía de Connecticut este jueves.


Una llamada al 911

Un tercer hombre que acompañaba a los Price llamó la noche del miércoles al servicio de emergencia del 911 y dijo que Steven Price estaba cerca del borde del acantilado mirando cuando de pronto tropezó. Su hijo trató de tomar a su padre pero ambos cayeron, dijo el hombre a la operadora según un reporte de NBC.

“Mi amigo se cayó del acantilado (...) él y su padre. No están respirando. Su padre fue a mirar algo, tropezó, su hijo fue a agarrarlo y ambos se cayeron", dijo la persona que llamó, que no fue identificada.


Según el comunicado que emitió la Policía, la persona que llamó a la línea de emergencia acompañó a los oficiales y bomberos hasta la ubicación donde se encontraban las víctimas.

Los hombres trabajaban para Siracusa Moving & Storage una compañía de mudanzas con sede en Nueva Inglaterra. El presidente de la empresa Dan Siracusa dijo al diario Hartford Courant que Steven Price había recibido un certificado de buena salud después de perder alrededor de 50 libras debido a un tratamiento contra el cáncer. Contó que su hijo Mark era padre soltero de una niña de tres años.

Steven se había retirado de la compañía aunque realizaba algunos trabajos mientras que Mike era conductor de la empresa. "Estas personas eran maravillosas. Todos aquí están muy tristes", dijo Siracusa al periódico local.

Mira también:


En fotos: Así fue el accidente en el que murieron cuatro hispanos en carretera de Georgia

Loading
Cargando galería
Publicidad