null: nullpx
Elecciones México 2018

Un obispo mexicano asegura que hizo un pacto electoral con narcos para que no maten a candidatos

De acuerdo con el sacerdote del sureño estado de Guerrero, el grupo criminal puso dos condiciones: que los candidatos no repartan dinero para comprar el voto y que cumplan con lo que prometen.
2 Abr 2018 – 3:34 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- No es la primera vez que Salvador Rangel Mendoza, el obispo de la diócesis Chilpancingo en el sureño estado de Guerrero (México), se reúne con los narcotraficantes de su zona. Pero en el último encuentro, que sostuvo el pasado viernes, les hizo una petición especial relacionada con las elecciones que se celebran en México el próximo 1 de julio: que no maten a más candidatos.

Según explicó el propio obispo a los medios, el grupo criminal aceptó pero puso dos condiciones: "Que los candidatos no repartan dinero para comprar el voto, que en su lugar realicen obras en las comunidades, y dos, que los candidatos cumplan con lo que prometen".

Rangel asegura que el pacto se produjo el pasado viernes cuando visitó a los narcotraficantes para agradecerles que cumplieron una petición que les hizo hace un mes para restablecer el servicio de agua y luz en Pueblo Viejo, una comunidad que se encuentra en la Sierra de Guerrero.

“Yo les explicaba a esas personas que había enemigos en ese lugar, pero también hay ancianos, mujeres y niños y gracias a Dios les restablecieron el servicio”, afirmó el Obispo. “Aprovechando esta reunión, yo les pedí que no hubiera más asesinatos de candidatos y ellos me prometieron que iban a evitar esto, que iban a dejar una elección libre y que no se iban a meter”, añadió.

Entrevistado después de celebrar una misa en la explanada del mercado central de Chilpancingo, Rangel dijo que las veces que va a la sierra a platicar con los dirigentes del narcotráfico acude en helicóptero. Asimismo, aseguró que de ninguna manera informa al Gobierno estatal sobre los encuentros que ha tenido con diversos dirigentes de organizaciones de narcotraficantes.

“Yo soy el obispo, soy el pastor, yo tengo en derecho de hablar con quien sea porque la Constitución no me restringe con quién debo hablar y con quién no, porque estamos en un país libre y se supone que democrático”, expresó Rangel.

Doce políticos asesinados en este proceso electoral en Guerrero

En febrero pasado, tras el asesinato de dos sacerdotes en su estado, Rangel reconoció haber dialogado con grupos delictivos que operan en esa zona para que permitieran a los religiosos trabajar en paz. “Siempre he hablado de diálogo para buscar la paz", aseguró entonces el sacerdote.



En Guerrero, desde que se declaró iniciado el proceso electoral han sido asesinados 12 políticos que manifestaron su interés por un cargo de elección popular. Dos de ellas habían logrado inscribirse formalmente como precandidatas: Antonia Jaimes Moctezuma del PRD y Dulce Rebaja del PRI.

A nivel nacional, 2017 registró un total de 23,101 homicidios entre enero y noviembre , según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Con estas cifras, 2017 se ha confirmado ya como el año más violento en México en las últimas dos décadas, al superar los 22,409 asesinados ocurridos en 2011.

En el estado de Guerrero, tan solo en 2017 ocurrieron más de 2,000 homicidios, a razón de siete por día.

Ya en 2018, el primer mes del año se convirtió en el enero más violento del que el país tenga registro, con más de 2,500 personas asesinadas. Las zonas que sumaron más homicidios dolosos en ese lapso de tiempo fueron Baja California, con 211, y Guerrero, con 204.

En fotos: La violencia se dispara en México en 2017

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés