null: nullpx
Elecciones México 2018

El "efecto arrastre" que llevó a López Obrador a obtener una histórica mayoría en el Congreso de México

Su partido Morena obtuvo 219 de las 300 diputaciones federales, mientras que en el Senado ganó 24 de 32 entidades federativas, según cómputos del 68% de los votos. El fenómeno ocurría con el PRI desde su creación en 1929 hasta 1997.
3 Jul 2018 – 10:59 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- El partido izquierdista Morena, liderado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no solo logró posicionar a su candidato como el próximo presidente de México, también obtuvo la mayoría en las Cámaras de Diputados y Senadores, lo que de acuerdo con diversos expertos le dará un poder de maniobra sin precedentes en la historia del país, para modificar y aprobar leyes.

Ese fenómeno ocurría en México con el PRI (Partido Revolucionario Institucional), que dominaba todas las instancias desde su creación en 1929 hasta 1997. Desde entonces no se veía algo igual.

Después de ese año, todas las elecciones posteriores hasta el 2015 han generado gobiernos no unificados con el Congreso, por lo que esta nueva mayoría facilitará a AMLO influir en temas como la construcción del presupuesto y la posibilidad de incluir sus primeras propuestas e iniciativas de ley, sin tener que negociar con la oposición.


Con el 68% de votos computados, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) reportó que Morena obtuvo 219 de las 300 diputaciones federales, mientras que en el Senado ganó 24 de 32 entidades federativas.

A lo largo del periodo de campaña, el ahora presidente electo pidió a sus simpatizantes que “votaran parejo” por los candidatos de Morena al Congreso, pues su objetivo era tener el control de ambas cámaras para evitar que sus partidos rivales “pusieran obstáculos para cumplir sus promesas de campaña”, argumentaba.

“De manera respetuosa, te pido que votes por los candidatos a diputados, a senadores de la coalición 'Juntos Haremos Historia', para que el poder legislativo sea verdaderamente libre”, enunciaba AMLO en uno de sus varios spots difundidos.

Durante la jornada electoral, la mayoría de los mexicanos que votaron por él hizo caso a su petición. Como resultado, a cuatro años de su fundación Morena prácticamente triplicó el número de legisladores en la Cámara de Diputados, donde actualmente tiene 47 curules.


El arrollador impulso electoral de López Obrador alcanzó para sus aliados del Partido Encuentro Social (PES), que se perfila como tercera fuerza en el parlamento mexicano, solo detrás del derechista Partido Acción Nacional (PAN), que abanderaba al candidato Ricardo Anaya.

De acuerdo con Salvador Mora Velázquez, experto en política mexicana de la facultad de ciencias políticas y sociales de la Universidad Nacional de México (UNAM), el partido que visiblemente sufrió una derrota generalizada fue el oficialista PRI.

“Es el gran derrotado del proceso, tanto a nivel estatal como federal, habría que analizar qué tanto puede recuperar en los distritos”, señaló.

El PRI, que además perdió las gobernaciones de Yucatán y Jalisco, ganó apenas 15 diputaciones federales.


El papel del Congreso ante López Obrador

Este efecto de mayoría generalizada a favor de Morena, que no estaba del todo previsto, se debe a un "efecto de arrastre" ocasionado por el propio Andrés Manuel López Obrador, según detalla Mora.

“A partir de que tomen posesión, vamos a ver que sus formas de conducirse nos van a dar indicios para saber cómo va a ser el gobierno de López Obrador. Me preocupa que, en todo el proceso electoral, Morena siempre tomó decisiones teniendo como clave la decisión final de su líder. Creo que es uno de los puntos que no podemos perder de vista”, señaló.

Para Mora, en sus primeros meses de ejercicio los mexicanos podrán ver qué tanto su partido logra mantener una saludable distancia con el mandatario. Históricamente cuando sucedían estos casos, las cámaras solían someterse a los designios del Presidente.

“El gobierno de AMLO requiere apoyos congresuales, pero no deben ser sin falta de crítica ni revisión”, dijo el experto.


Meses atrás, diversos expertos opinaban que ante la ausencia de una oposición fuerte y con verdadera capacidad de convertirse en contrapeso generaría un riesgo de retroceso democrático.

Para el politólogo del Tec de Monterrey, Arturo López Montiel, el PRI, el PAN y el PRD, como nueva oposición, deberán volverse muy activos.

Ahí tendremos la oportunidad de ver qué tan responsable oposición tenemos en México, porque tienen alianzas con naturalezas muy distintas como es el PAN y el PRD, por lo que tal vez varios de ellos estarían dispuestos a sumarse a una mayoría a favor de propuestas de López Obrador”, señaló.

📷 AMLO en salsas, peluches y veladoras: las tres campañas de López Obrador en objetos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés