Elecciones México 2018

¿A quién beneficia la renuncia de Margarita Zavala a la contienda presidencial de México?

Zavala aún está a tiempo de negociar una posible candidatura plurinominal al Senado o la Cámara de Diputados por cualquier partido, a cambio de respaldar a algún candidato a la presidencia.

CIUDAD DE MÉXICO.- La exprimera dama Margarita Zavala renunció a su candidatura independiente a la Presidencia de México el pasado miércoles 16 de mayo, lo que ha levantado dudas sobre a quién de los otros cuatro contendientes puede beneficiar su salida y si ella podría hacer un llamado para votar por alguno de ellos.

La renuncia de Zavala se dio justo a la mitad de la campaña por la Presidencia. La política recorrió un camino difícil para llegar a la boleta electoral: en octubre renunció a su militancia en el PAN, al asegurar que no había condiciones para una contienda interna justa, y después tuvo que reunir más de 866,000 firmas para obtener su candidatura independiente.

Muchas preguntas de por qué renunció después de haber recorrido todo ese trayecto se han levantado: falta de financiamiento, caída en las encuestas, presiones o pacto con algún grupo político para declinar a su favor.

La caída de Margarita Zavala en las preferencias electorales puede ser un factor de su renuncia, de acuerdo con Carlos Bravo Regidor, académico del CIDE y comentarista político.

“Hace un año, Margarita salía muy bien en las encuestas. En los careos incluso hacía frente a López Obrador. Pero a lo largo de los meses fue decreciendo hasta porcentajes muy bajos de 3 o 4%. Margarita ya no tenía nada que ganar y sí mucho que perder. Me parece un acto de sensatez su renuncia, mas no de valentía como se ha dicho”, dijo.

Desde que inició su campaña, Zavala anunció que renunciaba al financiamiento público que le podía entregar el Instituto Nacional Electoral (INE), por lo que ella mismo tuvo que buscar fondos —propios y privados— para sostener su campaña. Más tarde, por ejemplo, dio a conocer que su equipo no cobraba por decisión voluntaria desde el 31 de enero.


Javier Aparicio, columnista y también académico del CIDE, consideró que Zavala aún está en tiempos legales para negociar una posible candidatura plurinominal al Senado o la Cámara de Diputados por cualquier partido, a cambio de dar su respaldo a alguno de los cuatro candidatos a la Presidencia.

“Hay muchos escenarios posibles en lo que resta de la campaña. Uno es que pudiéramos verla en la lista de algún partido a un cargo legislativo”, agregó.

Los partidos, de acuerdo con las leyes electorales mexicanas, pueden sustituir a sus candidatos a un cargo legislativo hasta 30 días antes de la elección, la cual se realizará el domingo 1 de julio.

El académico consideró que Zavala ha actuado de manera estratégica, cuidando los tiempos de cada uno de sus movimientos: primero su renuncia al PAN y el anuncio de que iba por la vía independiente, y después su renuncia a la candidatura.

“Yo veo su renuncia como estrategia, aunque no queda claro para qué”, dijo Aparicio.


Debido al bajo porcentaje de intención de voto que trae Zavala, es difícil que tenga un gran impacto en las votaciones de los otros candidatos, por lo que Bravo Regidor y Aparicio consideran que sus votos se fragmentarán.

Apenas el pasado 6 de mayo, el INE inició la impresión de las boletas de votación. El organismo electoral determinó que no se volverán a reimprimir tras la renuncia de Zavala y que los votos que reciba no se contarán como nulos sino como a favor de candidatos sin registro.

Aunque Zavala declinara por algún otro candidato, de manera legal los votos no son transferibles. Una declinación es un acto político, mas no legal.

“Quien más se puede beneficiar, es Ricardo Anaya del PAN, porque Margarita le hacía sombra, pues ella tuvo que renunciar al mismo partido porque él la bloqueó en su intención de competir por la candidatura. Esa mancha se le quita a Anaya y obvio él puede atraer el voto que ella deja, pues es el mismo voto panista que se había fragmentado. Sin embargo, no creo que tenga gran repercusión”, dijo Aparicio.


Para el economista Gerardo Esquivel, quien es académico de El Colegio de México y forma parte del equipo del candidato puntero, Andrés Manuel López Obrador, el caso de Zavala debe analizarse desde el punto de vista de cómo los grupos de interés —como los empresarios— pueden influir en una campaña.

“Es interesante el timing con que hace el anuncio de su renuncia. Margarita ya había hecho lo más difícil, que era recolectar cientos de miles de firmas y logró estar en la boleta. Quizá su renuncia se debe a presiones externas, que nos hablan de la importancia del poder económico que primero la impulsó como una candidata viable y después vio que ya no le era útil y la abandonó”, dijo Esquivel.

El aspirante independiente al Senado, el sinaloense Manuel Clouthier, criticó en Twitter la decisión de Zavala.

“Si Margarita Zavala no se convierte en luchadora para ampliar el derecho de candidatos independientes pasará a la historia como oportunista”; escribió el hijo del excandidato presidencial del PAN, Manuel Clouthier del Rincón.

Zavala aseguró que renunció por dignidad. Este jueves dio a conocer este jueves que recibió mensajes de Anaya y del candidato del PRI, José Antonio Meade, para dialogar. “Si quieren hablar, hablemos”, dijo ella.

La desbandada de su estructura ha comenzado. Por ejemplo, parte de las redes ciudadanas que apoyaban a Zavala en la Ciudad de México ya se sumaron a la campaña de Anaya, como anunció la coordinadora Celia Saavedra.