null: nullpx
Donald Trump

Trump obvia el dolor de un viudo e insiste en acusar (sin pruebas) a un periodista de la muerte de una mujer

El viudo de una mujer sobre cuya muerte especula el presidente pidió a Twitter que elimine los mensajes del mandatario porque usa "la memoria de mi esposa para su ganancia política". Con todo y ello, la Casa Blanca justifica esos tuits de Trump.
26 May 2020 – 05:48 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El mandatario Donald Trump acusó nuevamente este martes sin fundamento a un presentador de la televisora MSNBC de tener alguna responsabilidad por la muerte de una empleada en 2001.

Y la portavoz presidencial Kayleigh McEnany justificó las acusaciones del presidente, pese a que el viudo de la empleada fallecida había pedido recientemente al presidente de Twitter, Jack Dorsey, eliminar los tuits de Trump.


Trump lleva días aseverando sin pruebas que cuando era congresista, el actual presentador televisivo Joe Scarborough tuvo un romance con una empleada que era casada y a la que tal vez asesinó, como insisten en decir viejas y refutadas teorías conspirativas.

Las autoridades determinaron que Lori Klausutis padecía de una arritmia cardiaca y falleció al caer y golpearse la cabeza en su oficina en julio de 1992, según el reporte de la autopsia al que hace referencia The Washington Post.

Timothy J. Klausutis, viudo de la empleada fallecida, escribió en una carta al presidente de Twitter, Jack Dorsey: "Mi solicitud es simple: Por favor borre esos tuits".

“Le pido que intervenga en esta ocasión porque el presidente de Estados Unidos ha tomado algo que no le pertenece -los recuerdos de mi esposa fallecida- y los pervirtió por rédito político", escribió Kalusutis en una carta fechada el 21 de mayo y publicada por The New York Times.


Sin hacer referencia alguna a la carta de Timothy J. Klausutis, Trump volvió sobre el tema este martes en Twitter para decir que "abrir un caso contra el psicópata Joe Scarborough" no era una idea original suya y aseguró que hay "tantas preguntas obvias y sin respuestas, pero no las formularé ahora. ¿Lo harán las autoridades?"


La jefa de prensa de la Casa Blanca, McEnany, dijo posteriormente a reporteros que ella desconocía si Trump había visto la carta del viudo, pero "sé que nuestros corazones están con la familia de Lori en este momento".

McEnany aseveró que era Scarborough y su esposa y compañera de trabajo Miza Brzezinski, quienes realmente deberían rendir explicaciones por haber acusado falsamente a Trump de ser responsable de los casi 100,000 estadounidenses que han fallecido a raíz del coronavirus.

McEnany aseguró que Scarborough se rió sobre la muerte de Klausutis cuando participaba como invitado en un programa del presentador radial Don Imus en 2003.

Pero Brzezinski acusó a McEnany de mentir, y dijo que fue Imus quien dijo el chiste, y que Scarborough intentó cambiar el tema inmediatamente.


Mientras tanto, Twitter respondió que se solidariza con la familia Klausutis pero no aclaró si planea eliminar los tuits de Trump.

Para la red social, Trump y varios líderes mundiales representan un desafío por el posible efecto negativo que pueden generar sobre la empresa el que se perciba que intenta censurar a un líder, algo que algunos pueden interpretar como una parcialización en el debate político local.

Sin embargo, como apunta en su carta Klausutis, “un usuario ordinario como yo sería proscrito de la plataforma por un tuit como ese (en referencia a varios de los mensajes que ha compartido Trump) pero yo solo estoy pidiendo que esos tuits sean removidos”.

"Q", un nuevo grupo de teóricos de la conspiración que salió de la red para entrar a los eventos de Trump

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés