null: nullpx
Encuestas

El muro, la corrupción y Trump: ¿qué dicen los texanos sobre estos temas?

Una encuesta de la Universidad de Texas y Texas Tribune consultó entre el 31 de enero y el 9 de febrero a 1,200 votantes registrados en el estado. Y aunque regularmente en las elecciones prevalece el voto republicano, la intención de sus electores muestra que, por ejemplo, lel apoyo a la gestión del presidente ha sufrido en los últimos años.
19 Feb 2020 – 05:59 PM EST

Los texanos tienen claras sus preocupaciones: la inmigración y la seguridad en la frontera siguen siendo las mayores, según una encuesta publicada por la Universidad de Texas y el diario Texas Tribune. Esos dos temas, en conjunto, le preocuparon a 31% de los 1,200 votantes registrados en el estado y consultados entre el 31 de enero y el 9 de febrero. Pero la balanza tiende a inclinarse a otros temas sobre la base de si los electores son demócratas o republicanos.

Para los primeros, los asuntos migratorios no están entre los problemas principales que vive el estado. Eso le preocupa apenas al 8% de los demócratas. Y el muro que tanto pide el presidente Donald Trump para garantizar la seguridad fronteriza inquieta apenas al 2%. A ellos les agobian otros problemas, como la salud o la corrupción política (a 16% en cada renglón).

Incluso si se revisan más a profundidad los datos, la inmigración y la seguridad fronteriza preocupa aún menos a los demócratas duros: apenas 5% consideró el primer tema un problema para el estado y 1% el segundo. A un grupo mayor de ese mismo segmento (22%) le inquietan mucho más los cuidados de salud, por ejemplo.

Los republicanos, de su parte, sí que comparten las angustias que se escuchan en el recurrente discurso de Trump. Para 24% de ellos la inmigración es una problema y para 28% la seguridad fronteriza. Ni la salud, ni la educación, ni las drogas, ni el crimen son motivos para no dormir; la que tuvo mayor porcentaje fuera del problema migratorio que creen existe, fue la salud, que se llevó 5% de las consultas realizadas.


Texas no es un estado cualquiera para alguien que aspire ser elegido en 2020. Pese a que ha estado tradicionalmente asociado al rojo republicano y a que en 2016 le dio la mayoría de sus votos a Donald Trump, tanto los resultados de las elecciones de mitad de periodo de 2018 como las tendencias que muestran algunas encuestas hacen pensar que para este año el estado podría votar por primera vez en más de 40 años a un candidato a la presidencia demócrata, por ejemplo, un posible cambio en el que todo indica que los latinos tendrán un rol fundamental.

La encuesta de la Universidad de Texas y Texas Tribune tiene un margen de error de unos 2.83 puntos porcentuales.


¿Y qué dicen del presidente?

Según esta encuesta, desde febrero de 2017 a febrero de 2020 la aprobación a la gestión del presidente ha sufrido. Hace tres años, el porcentaje de quienes le daban su apoyo era de 50%, ahora es de 44%. Sí creció fue el rechazo a la gestión del mandatario: pasó de 40% a 51% en ese mismo periodo.

Cuando se refiere a la reacción de los texanos sobre el juicio político que recién exculpó a Trump, las opiniones, en general, están muy parejas: 46% de los consultados cree que el mandatario no cometió acciones que justificaran su remoción de la presidencia, versus 43% que sí lo cree.

Y por supuesto, de acuerdo al partido las percepciones se inclinan a una mayoría demócrata fuerte, de 83% de los consultados, que cree que Trump se equivocó, frente a 10% de ese mismo segmento de votantes que cree que no. Una relación similar se ve desde el lado republicano, donde 85% cree que el presidente no cometió acciones que ameritaran que el Congreso lo apartara de sus funciones, versus 8% que sí lo considera.

Entre este mismo grupo de republicanos fuerte de Texas, 86% asegura que definitivamente reelegirá al mandatario, frente a 8% que no lo hará y 4% que definitivamente votará por otro candidato.

En general, entre los más de 1,000 votantes consultados, 40% aseguró que definitivamente le dará su voto para una reelección, mientras que 47% irá por alguna otra oferta.

Sin embargo, casi la mitad de los votantes consultados considera que el país va en el camino equivocado (49% de los consultados) mientras que 40% dice que va en la dirección correcta.


Sanders, la primera opción demócrata

Las primarias demócratas en Texas presentan tendencias bastante cercanas, con los precandidatos Bernie Sanders y Joe Biden a la cabeza y separados por un pequeño margen de apenas 2%. Un poco más atrás queda la senadora Elizabeth Warren, luego el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg y mucho más atrás Pete Buttigieg.


Pero si estos datos se miran más a fondo, la intención de voto cambia: 26% de los demócratas duros consultados prefieren a Biden, 23% a Warren, 10% a Bloomberg y apenas 9% a Sanders.

Mira también:

“El latino no vota porque se siente ignorado, pero es ignorado porque no vota”: electores que pueden cambiar a Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.