Elecciones 2018

Las mujeres vuelven a ganar varias candidaturas en primarias del Partido Demócrata

En Virginia cinco candidatas fueron electas en un total de 11 distritos. El Carolina del Sur los votantes proTrump castigaron a un republicano crítico del presidente y en la elección especial de Wisconsin los demócratas recuperaron un escaño en el Senado local.

Las candidatas, veteranas o novatas, que compiten por nominaciones del Partido Demócrata a cargos de representación política continúan obteniendo buenos resultados en las primarias con vista a las elecciones de medio término en noviembre. En Virginia han escogido a cinco mujeres del total de once distritos en el estado en este 'supermartes' que también se realizó en Carolina del Sur, Nevada, Dakota del Norte y Maine.

En el segundo distrito congresional de Virginia, la demócrata y veterana Elaine Luria se enfrentará al actual representante republicano Scott Taylor, también veterano, que ha sido crítico con el presidente Donald Trump en el pasado y ganó la nominación.

La demócrata Abigail Spanberger, ex agente de la CIA, ganó su primaria en el 7 ° Distrito Congresional de Virginia para enfrentar al representante republicano David Brat en el otoño.

En el distrito 1º, la afroestadounidense Vangie Williams, quien debuta en la política, se impuso como candidata para competir contra el republicano Robb Whitmann en noviembre, quien no tuvo contrincante en su partido.

En el décimo distrito congresional de Virginia, la senadora estatal Jennifer Wexton ganó la nominación demócrata para desbancar en otoño a la representante republicana Barbara Comstock, quien también superó un desafío en su partido. Comstock es vista como una de las representantes republicanos más vulnerables del Congreso en noviembre.

Y Jennifer Lewis ganó la nominación el el 6º distrito del estado con un cómodo 47.6% frente a su contrincante Peter Volosin, con 27%.

Por otro lado, Corey Stewart, ampuloso conservador que construyó su imagen pública con la defensa de los símbolos confederados, ganará la nominación al Senado republicano en Virginia.

Stewart, miembro de la Junta de Supervisores del Condado de Prince William, derrotó al miembro de la Cámara estatal Nick Freitas y a E.W. Jackson, un pastor evangelista opuesto a cualquier tipo de control de armas.

Se enfrentará al senador demócrata Tim Kaine, candidato a la vicepresidencia del partido en 2016 y un gran favorito para la reelección, en las elecciones de mitad de período de noviembre.


El castigo de un tuit de Trump

El representante Mark Sanford, un republicano de Carolina del Sur que es uno de los críticos más vociferantes del presidente Trump, perdió las primarias republicanas frente a Katie Arrington, una aspirante a quien el presidente pidió apoyar en el estado.


El resultado es otra señal de que los votantes del Partido Republicano están rechazando en las primarias a los candidatos o legisladores que rompen con Trump.

La semana pasada en Alabama, la representante republicana Martha Roby, que había pedido a Trump que saliera de la carrera de 2016 después de hacerse público el 'video lascivo' en el que el magnate presumía de toquetear impunemente a las mujeres, y tras los pobres resultados se vio forzada a ir a una segunda vuelta frente a un rival proTrump.

Con el 99% de los precintos contados, Arrington superaba el umbral de la nominación al acopiar 50.6% de los votos, mientras que Sanford alcanzaba el 47% después de una campaña centrada en su crítica a la política fiscal y la retórica de Trump.

Pero el presidente fue demoledor en sus críticas a Sanford. En un tuit hizo referencia a un escándalo de 2009 en el que Sanford, entonces gobernador, desapareció durante varios días. Primero afirmó que había estado "escalando el sendero de los Apalaches", pero luego admitió haber tenido una aventura extramatrimonial en Argentina.

Trump tuiteó: "Mark Sanford me ha sido muy inútil en mi campaña al MAGA (Hacer grande de nuevo a EEUU). Está MIA (desaparecido en acción) y da solo problemas. Está mejor en Argentina. Apoyo totalmente a Katie Arrington para el Congreso en Carolina del Sur, un estado que amo. Dura contra el crimen y continuará nuestra lucha para bajar los impuestos. VOTA Katie!"

Arrington, aunque ganó la nominación por estrecho margen, tuvo fácil la campaña al relacionar el escándalo de su contrincante con el apoyo insuficiente para Trump, quien volvió a tuitear contra Sanford y a felicitar a Arrington.


Quien sí es entusiasta seguidor del presidente y cuenta con su bendición es el gobernador republicano Henry McMaster, que reemplazó al ex la gobernadora Nikki Haley cuando se retiró del cargo para asumir como embajadora ante la ONU; pero McMaster no alcanzó el 50% de los votos en la primaria y deberá dirimir la nominación en segunda vuelta el 26 de junio con el segundo clasificado, el empresario John Warren.

Los demócratas nominaron al representante estatal James Smith, un aliado de Joe Biden, para enfrentarse al ganador republicano.

Otro dato curioso de las primarias en el mismo estado: el demócrata Archie Parnell ganó en el distrito 5 a pesar de admitir el abuso doméstico en la década de 1970. Los demócratas locales, estatales y nacionales le habían pedido que abandonara la carrera amenazándolo con no apoyarlo en la elección de otoño.


Nevada: cambios desde cualquier lado

En la contienda republicana, el procurador general del Estado, Adam Laxalt, quien apoyó en 2016 al senador por Texas, Ted Cruz, para presidente aunque recibió el apoyo de Trump el martes pasado, derrotó con un contundente 71.6% al tesorero estatal Dan Schwartz, quien apenas alcanzó el 9.1% de los votos.

Los demócratas planean desafiarlo en noviembre como un opositor de la Ley de Asistencia Asequible, en contraste con su candidato, Steve Sisolak, quien se impuso con 49.8% después de una carrera competitiva y agotadora contra la comisionada Christina Giunchigliani, que logró 39%.


Las facciones liberales demócratas y Hillary Clinton respaldaron a Giunchigliani, quien atacó a Sisolak al tildarlo de ser un operador de agencias de bienes raíces. Pero Sisolak, quien había liderado el exitoso esfuerzo por traer una franquicia de la NFL a Las Vegas, ganó de manera convincente en el condado de Clark, lo que le quitó la ventaja a Giunchigliani en el resto del estado.

Ambos candidatos ofrecen un cambio radical del gobernador republicano moderado Brian Sandoval.

En el estado, los demócratas han elegido al representante Jacky Rosen para disputarle el escaño en el Senado al republicano Dean Heller.

En el Distrito 3, la filántropa Susie Lee resultó favorecida en las primarias demócratas, mientras que los republicanos optaron por Danny Tarkanian, hijo del legendario entrenador de baloncesto de la UNLV, Jerry Tarkanian, quien abandonó su candidatura al Senado por insistencia de Trump.

Los números en Dakota del Norte y Maine

Como se esperaba, los republicanos de Dakota del Norte eligieron al representante Kevin Cramer para desafiar a la senadora demócrata Heidi Heitkamp, en una elección que según observadores lucía aburrida aun cuando este estado figura entre los campos de batalla del Senado más competitivos del país en el otoño.

Los republicanos eligieron como candidata a un asiento en la Cámara de Representantes a Kelly Amstrong, quien enfrentará al demócrata Mac Schneider.

Los demócratas de Maine, ávidos de una reaparición después de ocho años del gobernador republicano Paul LePage, es poco probable que conozcan a su candidato para reemplazarlo hasta que el nuevo sistema estatal de "clasificación" clasifique las papeletas.

Con más de 70% de los precintos contados, ninguno de los siete candidatos demócratas a gobernador estuvo cerca de ganar una mayoría absoluta. Janet Mills, la procuradora general del estado, liberaba los números con más de 34% de los votos, mientras que el empresario Adam Cote la seguía con 28%.


Bonus Track: Demócratas vuelven a ganar un escaño en Wisconsin

Aparte de las primarias en los anteriores cinco estados, en Wisconsin se efectuó este martes un elección especial para dimiri un par de puestos en el senado local, un proceso donde los Demócratas lograron cambiar su asiento legislativo número 44 desde la elección de 2016.

En el primer distrito estatal del Senado, el empresario demócrata Caleb Frostman, ex jefe de Door County Economic Development Corp, derrotó al representante republicano André Jacque. Y en el 42º distrito estatal, el republicano Jon Plumer estaba muy por delante de la demócrata Ann Groves.

El distrito ganado por Frostman votó en 2016 por Donald Trump quien aventajó a Hillary Clinton por 17 puntos. El escaño de Frostman volverá a ser reelegido en noviembre, pero esta es, sin duda, una victoria para el Partido Demócrata del estado, en la tercera elección estatal de Wisconsin este año que ha dejado a los republicanos haciendo sonar las alarmas.

En enero, los demócratas cambiaron un distrito rural con un cómodo margen de 10 puntos de victoria, en lo que fue interpretado como una derrota para el gobernador republicano de Wisconsin, Scott Walker, quien también se postulará para la reelección este año, Los liberales también ganaron un asiento en la Corte Suprema de Wisconsin por un amplio margen en abril.

Las victorias demócratas en Wisconsin reducirán a los republicanos a una mayoría de 18-15 en el Senado, aunque el mapa electoral elaborado por los republicanos en el estado está sujeto a un desafío legal en la Corte Suprema.