null: nullpx

En fotos: exconvictos de Florida que buscan que se les restablezca su derecho al voto

Una enmienda que será sometida a votación en noviembre en Florida podría restaurar el derecho al voto de cerca de 1,4 millones de criminales convictos que ya pagaron sus penas, incluidos al menos 180,000 hispanos. Univision entrevistó a media docena de hispanos que pasaron más de una década tras las rejas, pero que desde entonces han llevado vidas ejemplares.
24 Oct 2018 – 05:46 PM EDT
Comparte
1/6
Comparte
Deseoso de impresionar desde una edad temprana, Ángel Sánchez se involucró en actividades de pandillas en Miami a los 12 años. Fue detenido varias veces, y pasó un tiempo en detención juvenil antes de ser enviado a prisión a los 16 años, condenado como adulto a 30 años por intento de homicidio y asalto a mano armada. Obtuvo su título de preparatoria en prisión, comenzó a estudiar leyes y obtuvo su calificación como asistente legal. En el proceso logró que su sentencia se redujera a la mitad luego de descubrir errores legales en el caso en su contra. Fue liberado después de cumplir 13 años de condena y se inscribió en un centro de formación profesional. Se graduó en ciencias políticas de la Universidad de Florida Central. Ahora, con 36 años de edad, es estudiante de derecho superior en la Universidad de Miami y fue invitado a hablar en la Universidad de Harvard el mes pasado. Nunca ha votado. Lea más sobre la historia de Ángel. Crédito: David Maris/Univision
2/6
Comparte
Condenada en 1997 por un cargo de conspiración de tráfico de drogas, Yraida Guanipa, de 56 años de edad, fue condenada a casi 13 años de prisión. Mientras estuvo en prisión solo pudo ver a sus dos hijos pequeños unas pocas ocasiones. Ése sigue siendo su mayor remordimiento, además de la pérdida de su derecho al voto. Dice que sufrió de depresión desde el principio, pero que nunca perdió la esperanza. Esta venezolana-estadounidense luchó durante años para que le redujeran o anularan sus cargos, y en el proceso adquirió las habilidades legales que ahora utiliza para ayudar a otros como asistente legal. Fue puesta en libertad en 2008 y hoy ayuda a otras madres encarceladas con niños pequeños y hace donaciones a centros de reinserción social donde los presos recién liberados vuelven a la sociedad. La última vez que votó fue en 1996. Lea más sobre la historia de Yraida. Crédito: David Maris/Univision
3/6
Comparte
Ignacio Calderín, hijo de padres cubanos, se crio en Miami y se ganó una beca de fútbol en una universidad de Ohio. Después de que fue excluido por una lesión abandonó la universidad y se involucró en la delincuencia callejera. Fue a la cárcel a los 20 años, tras ser condenado a 22 años por robo a mano armada, y dejó atrás a una esposa y un niño pequeño. Fue liberado en 2002 y al principio tuvo problemas para cambiar su vida. Ahora con 48 años de edad, es supervisor de Transition, una organización sin fines de lucro de Miami que brinda capacitación laboral y servicios de colocación a criminales condenados después de salir de prisión. "Les digo 'crean en ustedes'. Eso es lo que sé que aprendí ". Se volvió a casar felizmente y es el orgulloso padre de dos niños pequeños, uno de cinco años y otro de tres semanas de edad. Nunca ha votado. Lea más sobre la historia de Ignacio. Crédito: David Maris/Univision
4/6
Comparte
Nacida en Nueva York y criada en Tampa, Caridad Galán fue a la cárcel en 1991, condenada a 18 años por un cargo de conspiración relacionado con las actividades de narcotráfico de su esposo. Después de ser liberada antes por buena conducta en el año 2000, tuvo dificultades para encontrar un empleo debido a su condena por delito grave. Finalmente encontró trabajo como intérprete bilingüe, trabajando en línea desde su casa. Sus clientes incluyen los fiscales y el FBI. Ahora, con 53 años de edad, se volvió a casar y vive en Pensacola con su esposo y su hijo de 16 años, así como con un hijo adoptivo de dos años que es la luz de sus ojos. Votó por última vez en 1992. Lea más sobre la historia de Caridad. Crédito: Lydia Douglass/Univision
5/6
Comparte
Nacido en Brooklyn, Nueva York, fue criado por su madre hispanohablante como puertorriqueño y afroestadounidense. Después de salir de la cárcel obtuvo un título en administración de empresas de un centro de formación profesional, seguido de una licenciatura en artes de la Universidad de Florida Central, donde se enfocó en la administración sin fines de lucro y la administración de empresas. Ahora, con 42 años de edad, es defensor de los derechos humanos y civiles en LatinoJustice PRLDEF en Orlando. Le acredita el cambio en su vida al apoyo de su esposa, la abogada Aramis Ayala y a su fe religiosa. Tienen dos hijas. Su esposa fue elegida el año pasado como la primer fiscal estatal afroestadounidense en la historia de Florida. Él no pudo votar por ella. "He terminado mi libertad condicional, he pagado todas mis multas y no hay ninguna razón por la que no pueda ser elegible para votar", dice. Lea más sobre la historia de David. Crédito: Willie Allen Jr/Univision
6/6
Comparte
Bryan Russi, hijo de padres trabajadores –madre mexicana y padre colombiano–, nació en Texas y creció en Nueva York, Chicago y Orlando. Cayó en malos pasos a una edad temprana y llegó a ser un narcotraficante millonario a los 20 años. Pero a los 24 años fue condenado y sentenciado a 13 años por tráfico de personas. Dice que el tiempo que pasó en la cárcel fue necesario "para cambiar la mentalidad que tenía". En prisión comenzó a leer y estudiar, incluyendo criminología y filosofía occidental. Ahora con 42 años, es un exitoso agente de bienes raíces, clasificado entre los 250 mejores en el centro de Florida. También visita escuelas secundarias para hablar sobre las decisiones de la vida. Su hija de 14 años nació después de que lo enviaron a prisión. Se volvió a casar después de su liberación y tiene una hija de cuatro años que está luchando contra una forma rara de cáncer, así como un niño de 16 meses. Nunca ha votado. Lea más sobre la historia de Bryan. Crédito: Cortesía de Bryan Russi
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés