Elecciones 2016

Trump vuelve a jugar con sus propias palabras y dice que lo de Obama e ISIS era "sarcasmo"

El candidato republicano, que recibió fuertes críticas por relacionar al presidente y la candidata demócrata con el grupo yihadista, se defendió atacando a los comentaristas de televisión que trabajan "tan duro y tan seriamente para intentar entenderme. No pueden".
12 Ago 2016 – 9:12 AM EDT

El candidato republicano Donald Trump, quien acusó a Barack Obama y Hillary Clinton de ser los "fundadores del ISIS", ha dado marcha atrás -aunque a su manera- en sus polémicas declaraciones este viernes.

El magnate, que fue criticado fuertemente tras afirmar que "en muchos aspectos, ellos (ISIS) honran al presidente Obama", salió a defender sus comentarios a través de su cuenta de Twitter.

Trump sostuvo que las palabras que pronunció en un mitin el pasado miércoles en Fort Lauderdale (Florida) y que repitió durante el jueves en diversas ocasiones eran solo "sarcasmo".

"Los niveles de audiencia desafiaron las informaciones de CNN tan seriamente de que yo llamé al presidente Obama (y Clinton) 'el fundador' de ISIS, & MVP [jugador más valioso]. ¿NO ENTIENDEN EL SARCASMO?".

En un mensaje posterior, volvió a cargar contra los periodistas, como se ha vuelto costumbre en su campaña y afirmó que "me encanta ver a esta pobre y patética gente (comentaristas) en televisión trabajando tan duro y tan seriamente para intentar entenderme. No pueden".

No es la primera vez que el candidato republicano lanza comentarios incendiarios y, posteriormente, afirma que sus palabras fueron sacadas de contexto. Ya ocurrió, por ejemplo, cuando invitó a Rusia a publicar los correos electrónicos de Hillary Clinton . En aquella ocasión, sus afirmaciones fueron consideradas como una invitación a un país extranjero a espiar a un político estadounidense. La campaña del millonario se justificó en que era una forma de hablar "sarcástica".

Lo mismo ocurrió cuando la semana pasada Donald Trump animó a "la gente de la Segunda Enmienda" a tratar de detener a su rival demócrata. Numerosos analistas y comentaristas entendieron que su comentario suponía una invitación a la violencia.


El empresario explicó posteriormente que se refería al "poder político" de la gente que defiende el derecho a poseer y portar armas:_ "Creo que realmente son fuertes, que están unidos, y de hecho la Asociación Nacional del Rifle acaba de salir y dijeron que están de acuerdo y que es absolutamente la forma en la que ellos también se sienten".

Los comentarios incendiarios de las últimas semanas de Donald Trump han hecho saltar las costuras del Partido Republicano. El jueves, 75 republicanos firmaban una carta abierta dirigida al jefe del comité nacional, Reince Priebus, para que frene el financiamiento de la campaña del magnate. Esta misiva se sumaba a otra apoyada por 50 republicanos expertos en seguridad en la que avisaban de que un triunfo del magnate lo convertiría "el presidente más imprudente de la historia".

Estas iniciativas se suman al constante goteo de miembros de su partido que públicamente han mostrado su rechazo por Trump e incluso algunos de ellos han anunciado que votarán por su contrincante Hillary Clinton.

Lea también:


Más contenido de tu interés