null: nullpx
Elecciones 2016

¿Será el 'supermartes del Noreste' el empujón final para Hillary Clinton?

Queda muy poco para que los demócratas definan su nominado presidencial y las primarias del próximo 26 de abril, sobre todo Maryland y Pennsylvania, serán decisivas.
25 Abr 2016 – 08:52 AM EDT
Comparte
Hillary Clinton en un acto de campaña en Wilmington, Delaware Crédito: Getty Images

Por Antonieta Cádiz

Hillary Clinton ha comenzado un llamado de unidad. La candidata llega en una posición cómoda a las primarias del 26 de abril, donde los delegados de Maryland y Pensilvania la podrían poner justo en la puerta de la nominación.

“La victoria está a la vista”, dijo la exsecretaria de Estado a sus seguidores luego de ganar la primaria en Nueva York.

“Hay mucho más que nos une, en lugar de dividirnos”, exclamó Clinton en un claro mensaje a su rival de partido Bernie Sanders.

Los números no mienten: la candidata está más cerca de lograr ese triunfo que en 2008 vio desaparecer de sus manos, luego del éxito del joven senador de Illinois, Barack Obama.

Esta vez no. Aunque ha sido un proceso mucho más difícil del que la mayoría de los analistas esperaba, la exprimera dama está a pasos de concretar la nominación.

Hasta ahora Clinton cuenta con 1,944 delegados y Sanders acumula 1,189. El primero que alcance 2,383 gana la nominación del partido.

Cargando Video...
Clinton asegura haber acumulado más de 10 millones de votos en las primarias


El próximo paso

La próxima ronda de primarias ha sido apodada como el "supermartes del noreste". Ahí los estados de Maryland, Pensilvania, Connecticut, Delaware y Rhode Island completarán la lista.

Son áreas donde los demócratas han cimentado una buena base de apoyo y que se tornan azules en el mapa electoral, con excepciones como Pensilvania.

Pero más importante, es la penúltima ronda de estados en bloque donde Maryland y Pensilvania, son especialmente importantes para las campañas por el número de delegados de cada uno.

“Sanders quedará fuera de la carrera el próximo martes por la noche, incluso si los estados tienen todos resultados cercanos, incluso si gana en algunos”, dijo el asesor de Clinton Joel Benenson.

Pero la campaña de Sanders no se rinde y sigue apostando por lo que parece imposible, con poca fe en resultados preliminares y mucha en lo que pueden lograr sus voluntarios en terreno.

“En este punto Clinton parece imposible de detener. Ella logrará la nominación, eso a menos que algo extraordinario ocurra, como por ejemplo que sea imputada”, aseguró el encuestador John Zogby, refiriéndose al escándalo del uso de correos electrónicos de cuentas no oficiales cuando se desempeñaba como secretaria de estado entre 2009-2013. Con esto su correspondencia quedaba fuera del escrutinio público.

“A pesar de la posición en que está Clinton es una candidata débil, muy impopular entre los jóvenes y habrá que ver cómo logra contrarrestar eso”, agregó Zogby.

El partido y su sistema

USA Primarias

Delegados demócratas


Necesarios para ganar: 2,383

Dónde han ganado

El color de cada estado muestra al candidato con mayor % de voto.
cerrar
menos
mas
FUENTE: AP


En el partido demócrata hay 210 delegados en juego en Pensilvania, donde 127 son escogidos por la votación, el resto son seleccionados por el partido y la mayoría debe apoyar al ganador de la primaria.

Maryland tiene un sistema de primarias cerrado donde sólo los votantes registrados pueden participar. En total son 118 delegados. La exsecretaria de Estado ha obtenido buenos resultados en estados con sistemas similares.

La encuesta de la firma Franklin and Marshall muestra a Clinton con un 53% en Pensilvania y a Sanders con un 23%.

En Maryland, en tanto, el estudio de Monmouth University posiciona a Clinton con 57% y a Sanders con un 32%.

Según Germán Trejo estratega demócrata fundador de Battleground Solutions “tanto en Maryland como en Pensilvania Clinton tendrá un fuerte apoyo en el voto afroamericano y eso será decisivo”, pronosticó.

En terreno en Pensilvania

La campaña de Sanders ha abierto cuatro oficinas en Pensilvania, su engranaje clama tener cientos de voluntarios trabajando en bancos telefónicos y haciendo trabajo puerta a puerta.

El viernes pasado Sanders pareció responder a los llamados de unidad de Clinton. “No es simplemente bueno hablar y hablar, tienes que recorrer el camino”, dijo Sanders en un evento en Millersville, Pensilvania.

Una clara señal de que no está listo para levantar la bandera blanca de la unidad.

Por el lado de Clinton, Jorge Silva, vocero de la campaña, aseguró que cuentan con 11 oficinas en el estado, en áreas como Erie, Pittsburgh, Bethel Park, State College, Harrisburg, Filadelfia, entre otras.

Además, lanzaron cuatro comerciales en televisión y dos en radio, uno de ellos en español. Ha recibido el apoyo de importantes figuras locales como el senador Bob Casey, el alcalde Jim Kenney, entre otros.

En terreno en Maryland

La campaña de Sanders tiene oficinas en Baltimore, Rockville y Ellicot City.


También creó un Comité Directivo encabezado por Ben Jealous, ex presidente de NAACP, una de las organizaciones de derechos civiles enfocada en la comunidad afroamericana, más grande del país.

El Comité está localizado en el centro Freddie Grey en honor al joven de 25 años, que murió después de un arresto policial, motivando protestas en Baltimore y una amplia investigación del caso.

“No hay forma de ganar la nominación ahora sin pasar por Maryland y Sanders lo sabe”, explicó Jealous al presentar el comité.

Además, Sanders realizó un evento este sábado en Royal Farms Arena, ubicado en Baltimore.

Por su parte, la campaña de Clinton tiene cuatro oficinas en el estado en áreas como Baltimore y los condados de Prince George y Montgomery.

“Tenemos voluntarios y organizadores en cada oficina que han trabajado duro para que la gente participe en la votación adelantada y el día de la primaria”, explicó Silva.

Actualmente su hija, Chelsea Clinton, ha hecho campaña en el estado por ella y se espera que Clinton realice un evento masivo antes de la primaria.

Lea más:


Comparte

Más contenido de tu interés