Elecciones 2016

¿Por qué el Congreso no se conmueve ni con masacres ni gestos dramáticos?

Muchos creen que el hecho de que haya varios proyectos estancados en el parlamento es solo culpa del Partido Republicano. Sin embargo, la razón por la que estas propuestas difícilmente obtendrán mayorías, no es solo porque la Cámara está en manos republicanas, sino por cálculos electorales de los demócratas.
25 Jun 2016 – 10:49 AM EDT

Filibusters, sentadas, cánticos, retiros y otras acciones grandilocuentes de los legisladores no suelen generar cambios importantes en la manera como los congresistas manejan sus asuntos.

Ni siquiera las frecuentes masacres, que solo generan momentos de silencio y oraciones, pero ninguna acción legislativa.

Este miércoles una cincuentena de legisladores demócratas ocupó la Cámara Baja del Congreso en protesta por la inacción en materia de control de armas. La histórica sentada concluyó el jueves en la tarde después de 25 horas, bajo la promesa de seguir con la lucha y recordando que la mayoría de los estadounidenses apoyan la causa.

Ese mismo día en la tarde los republicanos dejaron en el limbo otras dos propuestas de ley similares creadas por miembros de su propio partido, que impedirían comprar armas de fuego a las personas en las principales listas de exclusión aérea del FBI por sospecha de terrorismo.

Los legisladores rebeldes acusan a los republicanos de la inacción sobre control de armas en un momento de conmoción por la masacre ocurrida en Orlando el pasado 12 de junio en la que murieron 49 personas y al menos 53 resultaron heridas.

Los republicanos trataron de desacreditar la medida. "Es un ardid publicitario", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan.

La sentada, que fue acompañada de cánticos y un momento de alta tensión entre los legisladores, es inusual y recuerda a la desobediencia civil de los años 60'. A los legisladores republicanos el espectáculo transmitido durante horas en televisión con la ayuda de Periscope, Facebook Live y otras redes sociales no les influyó.

Su respuesta fue tratar de desacreditar la medida. "Es un ardid publicitario", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan.

El apoyo a leyes de control de armas más estrictas ha subido 9 puntos desde el ataque de Orlando, a 55%, y 92% de la población apoya algunas de las medidas en debate en el Senado, como extender las verificaciones de antecedentes, de acuerdo a una encuesta de CNN/ORC .

Casi 87% quieren prohibirle la venta de armas a criminales o personas con problemas de salud mental.

Sorprendentemente el 90% de los encuestados republicanos apoya prohibirle la venta de armas a personas que estén en listas federales de terrorismo, la famosa “No Fly, No Buy”, o “Si No Puede Volar, No Puede Comprar”, mientras que entre los demócratas ese apoyo se encuentra en el 85%.

Quienes creen que la protesta será ineficaz pueden señalar a la histórica resistencia contra la aprobación de este tipo de leyes.

Otras masacres, otras legislaturas de control bloqueadas

Tras la masacre de la escuela primaria de Sandy Hook en Connecticut, en 2012, en la que 20 personas- la mayoría de ellos niños- fueron asesinados, los demócratas intentaron en vano aprobar una legislación sobre el chequeo de antecedentes universal y la restricción de armas de asalto como el AR-15, usado en la masacre de San Bernardino en diciembre de 2015, y muy parecida a la utilizada en el tiroteo de Orlando.

Aunque el mismo presidente Barack Obama fue un fuerte promotor de esta legislación, similar a la que rigió entre 1994 y 2004, la iniciativa fue derrotada por la mayoría republicana.

La versión que votó el Senado no fue aprobada ya que al voto en bloque de todos los republicanos menos uno, se sumó el de 15 demócratas.

Muchos creen que el hecho de que haya varios proyectos estancados en el parlamento es solo culpa del Partido Republicano, sin embargo, la razón por la que estas propuestas difícilmente obtendrán mayorías, no es solo porque la Cámara está en manos republicanas, sino por cálculos electorales de los mismos demócratas.

Hay una preocupación por las ramificaciones políticas de apoyar un estricto control de armas en estados del Sur, donde hay mucho activismo a favor de ellas.

“Al igual que en la elección presidencial, hay un puñado de estados decisivos en el control de la Cámara de Representantes de EE.UU”, le dijo a la reportera Jenny Manrique el director del Instituto de estudios gubernamentales de la Universidad de Berkeley, Jack Citrin.

“En cualquier elección sólo el 10% de las sillas son realmente competitivas, pero están en estados donde los constituyentes no quieren la regulación de armas. Allí los republicanos y NRA (Asociación Nacional de Rifles) son fuertes y es difícil que cambien su posición por eventos como el de Orlando”, agregó Citrin.

¿Es la cultura o el terrorismo?

No obstante, en el debate sobre el control de armas en Estados Unidos no solo existe una resistencia política.

El derecho a la posesión de armas protegido por la Constitución refleja un espíritu de revolución arraigado desde la época de los Padres Fundadores, quienes aterrorizados por la reafirmación de la tiranía se empeñaron en la creación de la Segunda Enmienda. La ley le da a los individuos y comunidades la posibilidad de defender su integridad física y de protegerse contra un potencial terrorismo del Estado.

Si bien es cierto que el lenguaje de la Enmienda es muy ambiguo, ya que habla de "milicias" modernas en vez de individuos con derecho a portar armas, también abre un amplio campo a interpretaciones variadas. Algunos dicen que se trata de una ley situada en un momento espécifico de la historia, por lo tanto desfasada con la realidad actual. Otros podrían decir que las preocupaciones que cubre la Enmienda siguen vigentes.

Los republicanos que se oponen a más controles suelen apelar a la Constitución,

Tras el tiroteo de Orlando, efectuado por un estadounidense de origen afgano que aseguró tener conexiones con el autodenominado Estado Islámico, el virtual nominado republicano Donald Trump reaccionó reiterando su llamado a prohibir la entrada de musulmanes al país. Así responsabilizó de los tiroteos masivos a los inmigrantes o descendientes de inmigrantes radicalizados, no a la tenencia de armas.

En cambio, el magnate sugirió que "no hubiera sido tan malo" si más personas hubieran traído armas consigo esa noche para reaccionar al asesino. Un declaración que clarificó más tarde tras fuertes críticas, argumentando que se refería a "los guardias de seguridad y empleados" del club donde ocurrieron los hechos.

"En este país, no le quitamos los derechos constitucionales de las personas sin el debido proceso", dijo el jueves Paul Ryan frente a la presión de los demócratas en el Senado. Ryan reflejaba la preocupación de muchos de sus colegas republicanos, de que se le negara el derecho a comprar armas a las personas que erróneamente fueran puestas en las listas de sospechosos de terrorismo.

"En vez plegarias, más acciones"

Un día después de la tragedia de Orlando Ryan pidió un minuto de silencio en el Senado en la memoria de las decenas de víctimas, inmediatamente un puñado de demócratas protestaron "¿Dónde está la ley?".

El representante demócrata Jim Himes salió de la sala en ese momento. Más tarde compartió en su cuenta de Twitter: "No asistiré jamás a un "momento de silencio" en el Capitolio. Nuestro silencio no honra a las victimas, se burla de ellos".

El lunes el Dalai Lama hizo eco del sentimiento durante su visita a Washington DC. en donde presidió una conferencia sobre cómo terminar los conflictos violentos en Estados Unidos.

"Sin una acción simplemente sentarse a orar, orar, orar", dijo entonces el monje budista. "Soy bastante escéptico" de que funcione.

Pese a que la etiqueta #PrayForOrlando (Recen por Orlando) se volvió viral tras los ataques, también fueron popular los llamados a través de las redes sociales para que los legisladores tomen acción sobre el control de armas.

El apoyo a leyes de control de armas más estrictas ha subido 9 puntos desde el ataque de Orlando, a 55%, y 92% de la población apoya algunas de las medidas en debate en el Senado, como extender las verificaciones de antecedentes, de acuerdo a una encuesta de CNN/ORC .

Casi 87% quieren prohibirle la venta de armas a criminales o personas con problemas de salud mental.

Sorprendentemente el 90% de los encuestados republicanos apoya prohibirle la venta de armas a personas que estén en listas federales de terrorismo, la famosa “No Fly, No Buy”, o “Si No Puede Volar, No Puede Comprar”, mientras que entre los demócratas ese apoyo se encuentra en el 85%.

Lea también

Más contenido de tu interés