null: nullpx
Elecciones 2016

¿Podrá la 'Sorpresa de octubre' torcer el rumbo de las elecciones? Esto es lo que dice la historia

Algunos acontecimientos extraordinarios en épocas cercanas a las elecciones han incidido en el resultado, según indican registros históricos: algunas veces refuerza la tendencia, pero otras ocurre un giro de última hora que precipita un final inesperado.
1 Nov 2016 – 6:23 AM EDT

Las campañas presidenciales de Estados Unidos nunca son predecibles, aunque el número de acontecimientos sorprendentes y de última hora en la campaña de 2016 puede marcar la diferencia.

Una mirada histórica a lo que los políticos llaman 'Sorpresa de octubre' dibuja el desarrollo impredecible que rodea el camino a la Casa Blanca días o semanas antes de que las personas voten.

1968


Pocos días antes de las elecciones, el presidente demócrata Lyndon B. Johnson ordenó que se detuvieran todos los bombardeos estadounidenses contra Vietnam del Norte, diciendo que esperaba negociaciones de paz fructíferas. El anuncio dio un impulso a la campaña del vicepresidente Hubert Humphrey, el candidato demócrata, pero el republicano Richard Nixon ganó la Casa Blanca.

1972


Aquel año, cuando el presidente Richard Nixon se defendía de un desafío del senador demócrata George McGovern, autorizó al asesor de seguridad nacional Henry Kissinger a decir "la paz está cerca" en Vietnam. El pronunciamiento de octubre fue una buena noticia para Estados Unidos y reforzó el mandato de Nixon para la reelección.

Resultó que la predicción de Kissinger no se cumplió: el bombardeo más intenso de la guerra comenzó justo antes de la Navidad de 1972.

1980


Este fue el caso de la 'Sorpresa de octubre' que nunca sucedió.

Durante el año previo a las elecciones presidenciales, el presidente demócrata Jimmy Carter había estado tratando de conseguir la liberación de rehenes estadounidenses en Irán. Los críticos de Ronald Reagan, el candidato republicano, afirman que el director de campaña de Reagan y otros negociaron en privado con los iraníes para asegurarse de que los rehenes no serían liberados justo antes de las elecciones.

Reagan terminó golpeando a Carter, y los 52 rehenes fueron puestos en libertad el mismo día que Reagan fue juramentado como presidente. Un grupo de trabajo del Congreso concluyó más tarde que "no había pruebas creíbles" de tal acuerdo.

2000


Cinco días antes de las elecciones, surgió la noticia de que George W. Bush había sido arrestado por un delito menor de conducción por ebriedad en 1976. Los republicanos dijeron que la filtración 24 años después del hecho era un truco sucio demócrata y, en efecto, un activista demócrata admitió que lo había informado a la prensa.

Bush ganó de todos modos, pero muchos de sus asesores pensaron que la noticia reduciría la participación entre los votantes conservadores y hacían que la carrera por la Casa Blanca estuviera mucho más reñida.

2004


El candidato demócrata John Kerry estaba confiado sobre sus posibilidades de vencer al presidente George W. Bush. Entonces, el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden publicó un video elogiando los ataques del 11-S y criticando a Bush.

Kerry observó cómo las encuestas se congelaban y luego él caía en las preferencias. Después de las elecciones, Kerry culpó al líder de Al Qaeda por perder la presidencia. La teoría de Kerry era que el comentario de bin Laden había agitado a los votantes. "Cambió toda la dinámica de los últimos cinco días", dijo entonces Kerry.

2008


El banco de inversión de Lehman Brothers dio a conocer la bancarrota más grande del país el 15 de septiembre de 2008, desencadenando un colapso bursátil y un pánico financiero global, del que los votantes culparon en gran medida a los republicanos en el poder. El candidato republicano John McCain no ayudó a su causa declarando que "los fundamentos de la economía son fuertes", una posición burlada por la campaña del demócrata Barack Obama, que terminó ganando aquellas elecciones.

2012


En septiembre, mientras la carrera entre el republicano Mitt Romney y el demócrata Barack Obama estaba llegando a su fin, apareció un video grabado en secreto que sorprendió a Romney en el cual él dice que el 47% de los estadounidenses no pagan impuestos y se consideran víctimas. El comentario alimentó la impresión existente en muchos votantes de que Romney no velaba por los intereses de la gente común.

Luego, a finales de octubre, el huracán Sandy devastó la costa este, dando a Obama la oportunidad de mostrar sus credenciales ejecutivas. Además, logró el agradecimiento del gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, lo que dejaba a Romney fuera de sitio, intentando atinar el tono correcto en medio de la emergencia.

¿2016?


El lenguaje osco, acusaciones sobre acoso sexual y una investigación de correos electrónicos del FBI han alimentado la 'Sorpresa de octubre'.

A principios de mes, WikiLeaks comenzó a lanzar miles de mensajes de correo electrónico hackeados del presidente de campaña de Hillary Clinton, John Podesta. Los correos electrónicos expusieron las luchas internas de la campaña demócrata y plantearon preguntas sobre la ética de la fundación caritativa de la familia Clinton.

Los correos electrónicos hubieran copado totalmente la cobertura de noticias si no fuera por una grabación en la que Donald Trump se jactó con el presentador de televisión Billy Bush de acosar sexualmente a las mujeres. Trump intentó apagar el incendio al decir que sus comentarios fueron "charla en el vestuario", pero once mujeres se han presentado para decir que el candidato republicano intentó cometer abusos sexuales contra ellasen el pasado.

Luego vino Anthony Weiner. El ex congresista de Nueva York y ex marido de la ayudante de Clinton Huma Abedin ya había sido deshonrado en una serie de escándalos relacionados con sexo. Pero cuando el FBI abrió una investigación sobre sus presuntas comunicaciones con una niña de 15 años, la oficina descubrió mensajes de correo electrónico que el director del buró James Comey dijo que parecían "pertinentes" a una investigación previamente cerrada sobre el uso por parte de Clinton de un servidor de correo electrónico privado.

A tan sólo 11 días de las elecciones en EEUU, el aviso de Comey vuelve a dejar dudas sobre quién será el beneficiario final de la 'Sorpresa de octubre'.

Con información de AP


Más contenido de tu interés