null: nullpx
Elecciones 2016

"No es para reírse... es peligroso": Obama sobre la negativa de Trump a aceptar los resultados de las elecciones

En su visita a Miami el presidente ofreció su crítica más punzante a las constantes afirmaciones del candidato republicano de que las votaciones están "amañadas" en su contra. Su esposa, desde Arizona, también enfocó su mensaje en desenmascarar la "estrategia sucia" del magnate.
20 Oct 2016 – 08:20 PM EDT
Comparte
"No doy crédito a personas que ahora tratan de dar un paso para alejarse de Trump", dijo Obama. "¿Por qué les tomó tanto tiempo?". Crédito: Getty Images

Para el presidente Barack Obama las recientes negativas de Donald Trump a aceptar los resultados de las elecciones si él no es el ganador "no son para reírse".

Durante un evento de campaña para apoyar a Hillary Clinton este jueves en Miami Gardens, Florida, el mandatario estadounidense ofreció su crítica más incisiva contra el candidato republicano, calificando de "peligrosos" y "degradantes para la democracia" sus comentarios sobre unas elecciones "amañadas".

"Esto es algo más que una mentira estándar habitual", dijo Obama desde el histórico centro educativo afroestadounidense Memorial University, de Florida.

"Porque cuando tú sugieres una manipulación o fraude, sin la más mínima prueba, cuando la noche anterior, en el debate, Trump se convierte en el primer candidato de un partido grande en la historia de Estados Unidos en sugerir que no va a ceder a pesar de perder el voto, y luego dice hoy que sí aceptará los resultados si gana, esto no es para reírse", agregó el presidente.

Durante el tercer debate presidencial del miércoles en Las Vegas, Trump se negó a decir que aceptaría los resultados de las elecciones asegurando que "lo veré en su momento". Y este jueves, en un evento político en Delaware, Ohio, el magnate remató diciendo que sí reconocerá los resultados... pero "solo si gana".

Cargando Video...
Trump prometió en Ohio aceptar los resultados presidenciales "solo si gano"

"Quiero que todos me presten atención en esto: Eso es peligroso", continuó Obama. "Porque cuando intentas sembrar las semillas de la duda en la mente de las personas sobre la legitimidad de nuestras elecciones, esto socava nuestra democracia".

"Ya que nuestra democracia depende de que la gente sepa que su voto es importante, que los que ocupan los puestos de poder fueron elegidos por el pueblo", añadió.

Desde hace varios días, Trump ha insistido en que las elecciones están "amañadas" y que hay una conspiración en su contra entre la campaña de Clinton y los medios de comunicación.

Durante su discurso, Obama resaltó que el fraude electoral es extremadamente raro y que tanto demócratas como republicanos supervisan las cabinas de votación.

"Ni siquiera sé si Donald Trump ha ido alguna vez a un lugar de votación", acotó. "Pero, ya sabes, a él no le preocupa siquiera si lo que dice es cierto. Sólo está preocupado de que está perdiendo".

Políticos de ambos partidos han rechazado las negativas de Trump, y analistas advierten que, de no reconocer el resultado, se podría crear un problema de orden público con sus seguidores más airados, a quienes su campaña está reclutando como 'observadores electorales' en lo que muchos perciben como una maniobra de intimidación.

El ataque a Marco Rubio

El presidente aprovechó su viaje a Florida para motivar a los asistentes a votar por el empresario y político demócrata Patrick Murphy, quien se enfrenta en una estrecha carrera por el Senado en Florida con Marco Rubio.

Sobre Rubio, Obama reprochó tajantemente la posición conflictiva del senador por Florida frente a los comentarios de Trump.

"¿Cómo funciona? ¿Cómo pudo haberlo llamado un 'estafador' y 'peligroso', pero 'todavía voy a votar por él'? ¡ Come on, man!", dijo el mandatario sobre Rubio.

Al inicio de la campaña, el senador por Florida fue uno de los aspirantes presidenciales más críticos a la retórica del magnate, pero después de su derrota en las primarias de su estado, concedió su apoyo a Trump.

"Incluso Rubio dice que no hay ninguna manipulación de los votos", espetó Obama. "En esto le doy crédito, excepto por el hecho de que él dice que todavía va a votar a favor de él, un candidado de quien refuta sus afirmaciones peligrosas y sin precedentes", aseguró.

El mandatario estadounidense tambié n criticó a los republicanos que tardaron tiempo en desvincularse de Trump y retirarle su apoyo. Muchos de ellos lo hicieron después de la publicación de un video de 2005 en el que el magnate habla de manera obscena de las mujeres.

"No doy crédito a personas que ahora tratan de dar un paso para alejarse de Trump", señaló Obama. "¿Por qué les tomó tanto tiempo?".

Michelle obama: "Esta es una elección sucia"

Mientras tanto en Arizona, Michelle Obama hizo una crítica similar al magnate por sus constantes denuncias sobre unas "elecciones amañadas". Sin nombrarlo, la primera dama le dijo a Trump que "uno no mantiene la democracia estadounidense en suspenso" y aseguró que su estrategia es "quitarle a la gente la esperanza".

En un estado tradicionalmente rojo, y mientras la audiencia le gritaba "Arizona se está volviendo azul", la primera dama hizo una férrea defensa de la democracia diciendo que es "libre" y "venerada en todo el mundo" y alentó a derrotar el mensaje divisivo del nominado republicano, saliendo a votar.

"Cuando escuchen la gente hablando de una conspiración global y diciendo que esta elección está 'manipulada' - entiendan que lo que están tratando de conseguir es que ustedes se queden en casa. Ellos están tratando de convencerlos de que su voto no importa, que el resultado ya ha sido determinado", insistió.

"Esa es la estrategia", continuó Michelle, "hacer esta elección tan sucia y tan fea que nos obligue a apagar el televisor y decir que simplemente no quiero ser parte de ella".

Cargando Video...
Michelle Obama: "Donald Trump no conoce a los inmigrantes"

La primera dama también hizo una comparación de la forma como fueron educados y crecieron tanto ella, como su esposo y Hillary Clinton en comparación con la vida de Trump, quien ha vivido "en una torre tan alta y un mundo de clubes exclusivos".

"Tal vez por eso este candidato piensa que ciertos inmigrantes son criminales - en lugar de gente que trabaja hasta dejar sus dedos en los huesos para dar a sus hijos una vida mejor ... porque él realmente no los conoce".

Partidarios de Hillary Clinton, que asistieron al mitin de la primera dama en Phoenix, no se quisieron quedar por fuera de la llamada de solidaridad que se volvió viral, luego de que Donald Trump le dijo a la demócrata durante el último debate "qué mujer más desagradable" ( such a nasty woman), una de las frases más ofensivas de la noche. Mujeres y hombres de Arizona descalificaron la actitud del candidato y se unieron al movimiento que empezó en redes sociales.

Loading
Cargando galería

Lea también:

Comparte

Más contenido de tu interés