Elecciones 2016

"La agenda económica de Trump nos llevará a la recesión", dijo Clinton desde Detroit

Luego de que esta semana el magnate hablara de economía desde esa ciudad de Michigan, sede de la industria automotriz estadounidense, Clinton antagonizó con el panorama decadente de EEUU que presentó el republicano.
11 Ago 2016 – 12:47 PM EDT

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton habló este jueves sobre sus planes económicos en Warren, Michigan, un suburbio de Detroit, la misma ciudad donde el lunes Donald Trump presentó a principios de semana sus ideas económicas.

Clinton dedicó la mayor parte de su mensaje a rebatir las propuestas que el republicano anunció con un meticuloso discurso, el más detallado que ha ofrecido hasta ahora sobre algún aspecto de su plataforma electoral.

"El lunes en Detroit solo se habló de pobreza y de crimen… él (Trump) se está perdiendo una parte de lo que pasa en EEUU... Describe a EEUU como una vergüenza, dice que nos hemos convertido en un país 'de tercer mundo'", expresó la candidata demócrata.

Clinton antagonizó con el panorama decadente y sombrío que presentó el republicano de la ciudad y de EEUU, y destacó la recuperación de la bancarrota de la urbe y el rescate de la industria automotriz -por años el centro de la vida económica de la región- que impulsó el presidente Barack Obama.

Uno de los puntos principales de la propuesta de Clinton es un aumento masivo en gastos en infraestructura para reconstruir carreteras y puentes de Estados Unidos que se pondría en marcha "desde el primer día de su presidencia".

La demócrata dijo que Trump no está ofreciendo "ninguna solución real para los reales desafíos que la economía de EEUU tiene" y que, por el contrario, sus ideas llevarían al país a una recesión.

"Incluso los expertos conservadores dicen que la agenda de Trump llevaría a nuestra economía a la recesión. De acuerdo con un análisis independiente hecho por un exasesor económico del senador John McCain, si se suman todas las ideas de Trump -reducción de impuestos para ricos y corporaciones, de iniciar una guerra comercial con China y deportar a millones de inmigrantes- el resultado sería una pérdida de 3,4 millones de puestos de trabajo", aseguró la demócrata.

Acuerdos comerciales

Durante las primarias, a Clinton le ha costado calar entre los estadounidenses de clase trabajadora, muy fuerte en Michigan y en los estados del cinturón industrial de EEUU, votantes que su entonces competidor por la candidatura presidencial Bernie Sanders logró seducir y entre los que Donald Trump también goza de fuerte apoyo.

Michigan fue precisamente uno de los enclaves en los que Clinton fue derrotada sorpresivamente por el senador por Vermont.

En este estado del noreste de EEUU los que con acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) con México y Canadá, firmado por el esposo, el entonces presidente Bill Clinton, ocasionaron una baja de puestos de trabajos industriales.


Por eso, el discurso del lunes de Trump hizo énfasis en el pasado de esplendor de producción automotriz de Detroit -que en 2013 se declaró en quiebra-, que es sede de la compañía General Motors, uno de los gigantes automotrices mundiales, que en 2009 también se declaró en bancarrota.

Pero este jueves, Clinton aseguró que estaría dispuesta a frenar cualquier acuerdo internacional que afecte el empleo y los salarios de los estadounidenses.

"Es cierto que China y otros países han jugado con el sistema durante demasiado tiempo... los trabajadores han pagado el precio. Pero la respuesta no es despotricar o para separarnos del mundo. Eso destruiría más puestos de trabajo. La respuesta es hacer que el comercio funcione para nosotros, no contra nosotros", dijo la ex secretaria de Estado.

"Así que mi mensaje a todos los trabajadores de Michigan y de EEUU es el siguiente: Voy a detener cualquier acuerdo comercial que destruya empleos o mantenga bajos los salarios incluyendo el Acuerdo Transpacífico TPP", agregó Clinton.

Ideas de Sanders y migración

Con una plataforma partidaria y de campaña que incluyó muchas de las propuestas del senador por Vermont, la candidata demócrata busca conquistar a los votantes de Sanders.

Por eso, en su discurso económico incluyó temas tales como la "lucha por un salario mínimo de $15 dólares la hora" y "matrícula universitaria gratis para la clase media", ambas ideas salidas de la plataforma electoral del senador Sanders.

A comparación de su rival republicano, la ex primera dama también incluyó dentro de sus planes económicos la idea de una reforma migratoria integral, aunque no dio los detalles.

"Aprobar una reforma migratoria integral no sólo va a ayudar a mantener a las familias trabajadoras unidas, sino que hará crecer toda nuestra economía", aseguró.

Lea también:


Más contenido de tu interés