null: nullpx
Elecciones 2016

Los polémicos emails de la campaña de Hillary Clinton que no se alcanzaron a colar en el debate

Los más de 2,000 correos electrónicos hackeados al presidente de la campaña de la demócrata y publicados por Wikileaks revelan cómo sus asesores estaban preocupados por el avance de Sanders en las primarias y algunas posturas favorables de Clinton hacia los banqueros.
11 Oct 2016 – 10:33 PM EDT

El último hallazgo de WikiLeaks, que en su página publicó los más de 2,000 correos electrónicos que le fueron hackeados a John Podesta, presidente de la campaña de Hillary Clinton, revela cómo miembros de la familia de la candidata y donantes externos estaban preocupados por el ascenso de su opositor Bernie Sanders durante las primarias.

La semana pasada, en una primera revelación que fue opacada por los comentarios lascivos que Donald Trump hizo sobre mujeres en un video grabado en 2005, se incluyeron extractos de discursos particulares pagados a la candidata por banqueros. Aunque las transcripciones aún no han sido verificadas por la campaña demócrata y sólo son fragmentos que formaban parte de una revisión interna de su personal, en ellas Clinton dice que los grandes bancos están mejor posicionados para reformar el sector financiero, lo que contrasta con su retórica anti-Wall Street durante la primaria demócrata.

En uno de los pasajes entregados a Goldman Sachs y BlackRock en 2014, Clinton admitió “estar muy lejos" de la clase media tras la crisis financiera. En un discurso de 2013 para un banco brasileño dijo: " Mi sueño es un mercado común hemisférico, con la apertura comercial y la apertura de fronteras". Y en otro extracto de su discurso ante el Deustche Bank en 2013, la candidata aseguró que había promovido el fracking en "otros lugares alrededor del mundo".

Clinton dio ocho discursos a firmas de Wall Street después de dejar el Departamento de Estado en 2013, según CNN. Ella recibió alrededor de $ 1.8 millones por esos eventos, pero los honorarios no son discutidos en los emails revelados.


Los últimos correos electrónicos filtrados este lunes muestran asistentes de la campaña de Clinton tratando de lidiar con esa realidad. Además, reflejan que buscaban establecer un mensaje que pudiera catapultarla como un agente de cambio, a pesar de haber pasado tanto tiempo en Washington y de los señalamientos de su contendor, el senador por Vermont, Bernie Sanders, sobre su cercanía con Wall Street.

"Bernie cuenta con gente joven"

En uno de los emails revelados, su equipo reconoce que “Bernie quiere una pelea sobre Wall Street. No debemos dársela. Nuestras encuestas muestran que esa es una de nuestras áreas más débiles”. El intercambio sugiere cuál debe ser la postura de Clinton: continuar atacando la avaricia de Wall Street y mostrar que su plan es mejor que el de Sanders.

Asistentes de la campaña de Clinton se mostraron muy preocupados por la forma como el mensaje populista de Sanders estaba calando entre los electores, sobre todo luego de que la demócrata perdiera, por 22 puntos porcentuales frente al senador, en las primarias de New Hampshire.

"El mensaje tiene que ser más positivo, optimista, esperanzador," escribió una asesora a Podesta. "Bernie está diciendo que podemos cambiar el mundo. Su msg (de Clinton) es: "No, no se puede porque ... "

La asesora expresó especial preocupación por los votantes jóvenes atraídos por la revolución de Sanders. "Los anuncios de Bernie cuentan con gente jóven que dice por qué están votando por él y apoyándolo", escribió. "Los anuncios de Hillary necesitan jóvenes - todos menores de 45 años y solo un puñado de los más viejos - que la validen y digan por qué la apoyan".

Los emails también revelan que aliados de Clinton expresaron su preocupación por una posible candidatura del vicepresidente Joe Biden en 2015.

Algunos donantes como Linda Lipsen, titular de la Asociación de Abogados Litigantes, se muestran inquietos por las "maniobras detrás de cámaras" para que Biden se lance como candidato.


"Yo recibo llamadas alarmantes cada mañana y trato de calmar a todo el mundo y no molestarlos a ustedes", escribió otro asesor en un email a Podesta. "Pero Linda está en una categoría diferente." Lipsen se había quejado de no recibir suficiente atención por parte de la campaña en un momento en que trataba de convencer a otros miembros de su asociación de que no se fueran a las filas de Biden.

Wikilieaks puso a disposición sus hallazgos en una versión PDF y para Kindle. Hablando en un evento sobre el aniversario 10 de su organización la semana pasada, su fundador, Julian Assange, dijo que planean publicar documentos relacionados con el sistema estadounidense electoral, Google y la vigilancia masiva a ciudadanos.

El director de Inteligencia Nacional, James Clapper Jr., y el Departamento de Seguridad Nacional, acusaron el viernes formalmente al gobierno ruso de robar y divulgar mensajes de correo electrónico desde el Comité Nacional Demócrata "para interferir en el proceso electoral estadounidense".

"No estoy feliz de ser hackeado por los rusos en su búsqueda por promover la elección de Donald Trump", dijo por su parte Podesta en una serie de tuits el viernes. "No tengo tiempo para averiguar qué documentos son reales y cuáles son falsos".
Lea también:

Más contenido de tu interés