null: nullpx
Elecciones 2016

Los candidatos republicanos que más votos han sacado después de decir adiós

El adiós de Ted Cruz y de John Kasich dejó vía libre al candidato, pero algunos republicanos se resisten aún a votar por Trump.
25 May 2016 – 12:01 PM EDT

Donald Trump se impuso con holgura en las primarias del estado de Washington. Pero hubo un 24% de los republicanos que votó por candidatos que ya habían abandonado la carrera y dejó el porcentaje del magnate neoyorquino por debajo del 77%. Ted Cruz logró un 10.1% de los votos. John Kasich, un 9.9%.

Es cierto que la votación se hacía exclusivamente por correo y que en las papeletas estaban los nombres de los candidatos que se habían retirado. Pero es llamativo que algunos republicanos se resistan aún a votar por Trump.

El millonario ganará los 44 delegados que otorgaba Washington. Pero aun así todavía le quedarán unas decenas para alcanzar los 1,237 delegados: la cifra mágica que le permitirá ser elegido en la primera votación de la votación de Cleveland. El adiós de Ted Cruz y de John Kasich dejó vía libre al candidato, que desde entonces ha empezado a cortejar a algunas figuras de la dirección republicana y se ha comprometido a recaudar fondos para senadores y congresistas que deben someterse este año a la reelección.

El final de las primarias republicanas y la tenacidad de Bernie Sanders han potenciado los números de Trump y lo han colocado por primera vez en el promedio de sondeos. Un detalle que ha desatado las alarmas entre los partidarios de Hillary Clinton, que por ahora deben librar una guerra en dos frentes porque su adversario demócrata ha decidido aguantar hasta el final.

Los votos que Cruz o Kasich siguen recibiendo en las primarias no les servirán de mucho en la convención. En Washington no ganaron ningún delegado y no parece probable que vayan a ganarlos en estados como Nuevo México, New Jersey o California, donde Trump llegará superará los 1.237 delegados que le asegurarán la candidatura republicana en la convención.

Al igual que hiciera Marco Rubio a finales de marzo, Kasich ha pedido a sus delegados que voten por él en la primera votación de la convención. Se trata de un gesto meramente simbólico y sin ningún impacto sobre el resultado. Rubio y Kasich quieren hacer una demostración de fuerza en la fiesta del partido. Es probable que Ted Cruz intente algo similar.

Queda por conocer el nombre del aspirante republicano a la vicepresidencia y es difícil saber por quién optará Trump. Le conviene un gobernador o un senador de peso que le ayude a lavar su imagen entre los votantes que no se fían de su retórica. Suenan gobernadores como Chris Christie, Rick Scott o Nikki Haley y senadores o ex senadores como Scott Brown o Tim Scott.

A la espera de esa decisión, dejo aquí un detalle curioso que dejan estas primarias que pronto terminan: los votos que ha ido sacando cada uno de los candidatos que se han retirado en las primarias que se han celebrado después de su adiós.



Por supuesto, el gráfico apenas tiene validez estadística pero deja algún detalle revelador. El libertario Rand Paul o el conservador Mike Huckabee han sumado 10 veces más votos que Chris Christie, que se retiró unos días después. Su éxito póstumo puede tener que ver con su decisión de no respaldar a ningún otro candidato o con su fama entre un sector muy definido de la población.

Pero los aspirantes con más éxito entre quienes han tirado la toalla son Jeb Bush, Ben Carson y Marco Rubio, cuyos seguidores siguen soñando en las redes sociales con una carambola que les otorgue la nominación. Las cifras de Carson son especialmente meritorias en el caso de Carson, que entró en campaña sin apenas estructura y se hizo con un grupo muy activo de seguidores en su pugna por la nominación.

Los tres siguen logrando votos en cada primaria. Por ahora sólo Carson ha apoyado a Trump.

Lea más:


Más contenido de tu interés