null: nullpx
Elecciones 2016

La presidenta del Partido Demócrata en la mira por supuesta filtración de Wikileaks que muestra que favoreció a Clinton encima de Sanders

La presidenta interina del Partido Demócrata, Donna Brazile, está en el centro de un caso que tiene el potencial de llevar a padecer la misma suerte de su predecesora caída por culpa de supuestos correos filtrados.
11 Oct 2016 – 08:15 PM EDT
Comparte
Hillary Clinton puede haber recibido preguntas antes de una entrevista en CNN durante las primarias con Bernie Sanders Crédito: Getty Images

Hillary Clinton recibió con anticipación al menos una pregunta que le hizo CNN en marzo en un debate contra su rival de las primarias Bernie Sanders, según se desprende de los supuestos mails hackeados de cuentas de funcionarios del Partido Demócrata y presentados por Wikileaks el fin de semana

De acuerdo con el texto de uno de los mais, la pregunta le llegó con anterioridad de parte de Donna Brazile, entonces colaboradora de CNN y vice presidenta del Partido Demócrata. Desde julio, ésta ocupa el cargo de presidenta interina.

“De vez en cuando, me llegan las preguntas con anterioridad”, escribió Brazile en uno de estos correos. “Hay una que me preocupa en particular”, siguió. La pregunta era sobre la pena de muerte.

El email fue contestado por la directora de comunicaciones de la campaña de Hillary Clinton Jennifer Palmieri. La noche del debate, el periodista Jake Tapper hizo una pregunta muy similar a la que envió entonces Brazile. El debate consistió de dos entrevistas consecutivas con cada uno de los candidatos a representar el partido demócrata.

La estrategia rusa

Desde el viernes Wikileaks ha publicado tres grupos de correos electrónicos hackeados ilegalmente. Julian Assange, fundador de Wikileaks, llevaba meses advirtiendo de una “sorpresa de octubre” que podría desestabilizar la campaña de Clinton.

Minutos antes de la primera filtración, representantes del gobierno de Barack Obama emitieron un comunicado acusando al gobierno ruso de estar detrás de los hackeos de correos a miembros del partido demócrata, entre ellos, los de Wikileaks.

Frente a las acusaciones, Brazile negó este martes haber favorecido a Hillary Clinton en vez de Bernie Sanders y de haber compartido las preguntas con la que ahora es candidata a la presidencia.

Por medio de un comunicado dijo que respaldó “a todos los candidatos a la presidencia. Compartí mis pensamientos con cada una de las campañas y cualquier sugerencia de lo contrario no es verdad. De cara a los debates en CNN, yo nunca tuve acceso a preguntas y si las tuviera, nunca las compartiría con los candidatos”.

El fantasma de Wasserman

El hecho que Brazile presida ahora el partido es un asunto delicado. Debbie Wasserman Schultz, su predecesora tuvo que dimitir en julio en medio del escándalo por la filtración de correos hackeados que fueron publicados por Wikileaks en la víspera de la Convención Demócrata.

Los emails robados sugerían que el partido había tomado posición contra el rival de Hillary Clinton, el senador por Vermont, Bernie Sanders.El día de su nombramiento, los partidarios de Sanders acusaron a Donna Brazile de ser tan partidaria como Wasserman Schultz.

Además, la filtración llega en un momento en que Clinton intensifica sus esfuerzos por cautar el voto de los jóvenes seguidores de Bernie Sanders, muchos de los cuales son reacios a votar u optan por terceros candidatos como Gary Johnson y Jill Stein.

La veracidad de los emails presentada por Wikileaks no ha sido comprobada,

Lea más:

Comparte

Más contenido de tu interés