Elecciones 2016

La congresista hispana Loretta Sánchez, a un paso de hacer historia en el Senado

La política de origen mexicano obtuvo el segundo lugar en la primaria de California, pero enfrenta un camino difícil para ascender en el Capitolio. En noviembre se enfrentará a Kamala Harris por el escaño senatorial.
8 Jun 2016 – 4:01 PM EDT

Hillary Clinton no fue la única mujer que hizo historia el martes por la noche. En California la congresista latina Loretta Sánchez y la procuradora general del estado Kamala Harris competirán por el escaño senatorial en noviembre.

Esta es la primera vez que es seguro: una mujer hija de inmigrantes representará a California en el Senado.

Sánchez hija de inmigrantes mexicanos y Harris hija de inmigrantes de India y Jamaica.

Según el sistema electoral de California las dos primeras mayorías compiten en la elección general de noviembre.

Harris y Sánchez se impusieron entre un terreno de 34 candidatos. La procuradora obtuvo 39,8% del voto mientras Sánchez llegó a 17,3%. El tercer lugar lo ocupó el republicano Duf Sundheim con 9%.

El estado no está ajeno a la representación femenina. Por décadas ha sido liderado por las senadoras Dianne Feinstein y Bárbara Boxer, pero precisamente esta última lo dejó libre.

Hispana en el Senado

Si Sánchez lograra un triunfo en noviembre sería la primera hispana en llegar al Senado. En esta ronda de elecciones, la candidata Catherine Cortez en Nevada aspira a la misma meta.

Actualmente el Senado cuenta con tres legisladores de origen hispano: Robert Menéndez, demócrata de Nueva Jersey, y los republicanos Marco Rubio, de Florida, y Ted Cruz, de Texas.

Organizaciones como Latino Victory Project han dado su apoyo a Sánchez.

“Loretta ha representado por años a nuestra comunidad en el Congreso y ha demostrado que trabajará incansablemente por los asuntos que nos importan”, explicó César Blanco director de Latino Victory Project.

“Loretta ha luchado por reformas para incrementar acceso a educación de calidad, por una mejor economía y trabajos mejores pagados, por reformas ambientales que mejoren la calidad de nuestro aire y agua, y por una reforma migratoria que mantenga a nuestras familias unidas. Ya es hora que tengamos a una Latina en el Senado”.

Latino Victory Project planea continuar recaudando dinero para la campaña de Sánchez y, dependiendo de las necesidades, están pensando dar apoyo enviando información por correo, haciendo llamadas y pagando anuncios publicitarios.

Trayectoria

Sánchez, de 56 años, fue elegida como congresista en 1996, representando a zonas como Santa Clara, Anaheim, Orange y Garden Grove.

En el Congreso es parte del Comité de Servicios Armados y de Seguridad Nacional.

Harris se desempeñó como fiscal de distrito en San Francisco desde 2004 a 2011 y ganó la elección para ocupar su puesto actual en 2010, donde se ha enfocado en la crisis inmobiliaria que afectó al estado, entre otros temas.

Un camino difícil

Pero el camino de Sánchez no será fácil. Harris, de 51 años, ha triplicado las donaciones de la legisladora, llegando a más de 11 millones de dólares.

También ha conseguido apoyos claves, como el del partido demócrata en California, el PAC Emily’s list, el gobernador Jerry Brown, entre otros.


Hasta ahora el Comité de Campaña Demócrata para el Senado (DSCC) se ha mantenido neutral y felicitó a ambas candidatas.

“Los resultados demuestran las amplias fallas en reclutamiento de los republicanos en este ciclo de elecciones. Los demócratas aseguraron este escaño para noviembre”, dijo Tom Lopach, director ejecutivo de DSCC.

Ahora viene la parte más pesada de la carrera electoral y Harris tiene la ventaja en dinero y respaldo político.

Una esperanza para Sánchez es entusiasmar a los 7 millones de latinos registrados para votar en el estado. ¿Lo logrará?

Lea también:


Más contenido de tu interés