Elecciones 2016

En Texas, Donald Trump promete defender el uso de las armas hasta el final

A menos de una semana de la masacre de Orlando y con la discusión sobre el armamento en boca de todos, el millonario dio un incendiario discurso en uno de los estados más liberales con respecto a la Segunda Enmienda.
18 Jun 2016 – 11:31 PM EDT

Houston-. En una semana en la que el tema del control de armas estuvo en el centro de la escena política tras la masacre de Orlando, este viernes en Texas Donald Trump destacó su posición pro Segunda Enmienda en el estado.

El virtual nominado republicano hizo una de sus más agresivas intervenciones en un evento en The Woodlands, en las afueras de Houston.

"Si hubiera habido gente que dispare balas en la dirección opuesta, justo en el medio de los dos ojos de este maniático (Omar Mateen)... si alguna de esas maravillosas personas hubiera tenido un arma... y le hubiera dado a este hijo de... eso hubiera sido una hermosa vista", dijo el magnate en referencia al autor de la matanza en el club gay Pulse, algo que fue recibido con gritos y aplausos de sus seguidores.

“¿Ustedes creen que Hillary Clinton protegerá la Segunda Enmienda? ¡No, yo lo haré!”, aseguró.

“La gente de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) me gusta. Están acostumbrados a enfrentar controversia”, destacó.

El millonario sabía que estaba hablando en un lugar donde el tema está a flor de piel y en uno de los estados más liberales sobre el tema.

Tanto es así, que el próximo 1 de agosto se implementará una nueva ley en Texas (ley SB11) que autorizará a los estudiantes a portar armas en los campus universitarios, algo que hasta ahora estaba prohibido y que genera controversias.

Conexión con el público

La fila para entrar al centro de convenciones en The Woodlands abarcó por lo menos cinco cuadras. Trump repletó el lugar.

Mientras el magnate atacó a Clinton y a los tratados de libre comercio entre otros, el público hacía eco de sus comentarios. “Son estúpidos”, gritaban algunos. “Ladrones”, decían otros.

“Ven lo que está pasando en Venezuela, seremos una versión a gran escala de ese país si votan por Hillary”, aseguró el millonario mientras saltaba de un tema a otro.

“Deberíamos declarar la guerra contra ISIS, es guerra, están envenenando a nuestra juventud por Internet. Debemos poner fin a esto, si no lo hacemos, no tendremos un país”, dijo luego.

“Clinton recibe dinero de países que oprimen a los gays y mujeres. Yo soy mejor para las mujeres. Ella quiere que gente de estos países vengan a Estados Unidos”, afirmó también.

En un estado como Texas la seguridad fronteriza es un tema fuerte y Trump se aseguró de mencionarlo al hacer referencia al famosos muro que dice que construirá en la frontera con México.

“La muralla será tan hermosa como lo puede ser una muralla, quizás un día la llamen la muralla Trump, quién diablos sabe. Necesitamos una frontera, tenemos un país o no, ahora no tenemos frontera”, comentó.

Millones para la campaña

Previo a su evento nocturno con sus seguidores, el magnate participó de otro evento en la residencia del abogado Tony Buzbee quien organizó un evento de recaudación de fondos para el republicano.

Entre las personalidades locales que participaron en el evento figuró el precandidato republicano Rick Perry.

Uno de los asistentes en la casa de Buzbee dijo a medios locales que Trump había hablado sobre la nominación a la Corte Suprema y posicionar a Estados Unidos como la economía número uno en el mundo.

Las entradas para el encuentro partían de $5,000 dólares y llegaban hasta $250,000 dólares. Los organizadores esperaban reunir más de $2 millones de dólares.

Pero mientras adentro recaudaban dinero, afuera de la residencia de Buzbee había protestas.

" Que se vayan"

“El servicio de inmigración debería venir aquí, agarrar a la mayoría, llevarlos a la frontera y decirles que tengan un buen día”, dijo Randy Lock, un partidario de Trump, sobre el grupo de manifestantes que se apostó frente a la residencia del abogado

Lock junto a unas pocas personas que también respaldan al virtual nominado esperaron bajo la sombra la llegada del magnate.

Bajo un intenso calor, al otro lado de la calle, diversas organizaciones de derechos civiles se unieron para protestar.

“Hey hey, ho ho, Donald Trump se tiene que ir”, gritaban en sus megáfonos. Pancartas a favor de la inmigración y en contra del racismo se levantaban en la acera: “Paremos el odio”, “Únete en contra del fascismo”.

“Queremos decirle a Trump que no es bienvenido aquí. Ha dicho cosas muy feas en contra de mujeres e inmigrantes y en esta ciudad, que es diversa, él no tiene lugar”, aseguró César Espinosa director de la organización FIEL (Familias Inmigrantes y Estudiantes en la Lucha).

“Ojalá podamos ver las caras de las personas que le están donando dinero, para que no apoyemos sus negocios. Mucha de esta gente saca dinero de nuestra comunidad”, agregó.

“Trump es parte de las mentiras que se fabrican en contra de los inmigrantes. Estamos aquí para decirle que es un mentiroso. Él quiere hacer de Estados Unidos su hacienda. Es un hombre de negocios y esta gente que está acá con él busca enriquecerse”, dijo Teodoro Aguiluz, director de CRECEN.



Antes que se iniciara el evento la policía arrestó a un hombre en el estacionamiento del lugar quien portaba un arma. Aún no está claro las circunstancias en que lo encontraron, ni la razón del arresto.

Trump está cerrando una visita de dos días a Texas. El jueves estuvo en Dallas y participó en un evento de recaudación de fondos.

Lea más:


Más contenido de tu interés