null: nullpx
Elecciones 2016

El peligro del confuso 'plan secreto' de Trump para derrotar a ISIS

El republicano dijo que de ser elegido contará con la ayuda de “generales diferentes” a los actuales en la lucha contra el grupo terrorista. Algunos analistas temen que eso signifique cambios sin precedentes en la cúpula militar y la “politización” del ejército.
9 Sep 2016 – 8:54 AM EDT

¿Pueden los generales elaborar un plan en 30 días para derrotar al grupo extremista Estado Islámico? Si Donald Trump es elegido presidente no les quedará otra opción, según lo que el mismo magnate republicano dice.

Aunque solo podrán hacerlo aquellos que continúen en su cargo. El candidato presidencial republicano sugirió durante un foro televisado el miércoles que reemplazará a varios jefes militares si es elegido presidente.

Sus propuestas desconcertaron a varios analistas, quienes señalaron su “imprecisión” al hablar sobre seguridad nacional, uno de los tema de más peso en estas elecciones presidenciales.

Algunas de sus afirmaciones también fueron vistas como denigrantes hacia el trabajo de los generales de más alto rango en el país.

Estas fueron algunas de las declaraciones del magnate republicano sobre temas militares que despertaron más polémica.

1- El secreto de Trump para combatir a ISIS

Durante el foro liderado por el periodista Matt Lauer, Trump insistió en que tiene un plan secreto para combatir al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Pero dijo que lo mantiene en reserva porque no quiere revelar sus intenciones a los enemigos.


El candidato republicano se siente cómodo en el terreno de la indefinición. Brinda con frecuencia respuestas difusas y poco claras a preguntas de estrategia política y militar. El foro fue un ejemplo de ello.

“Sospecho que no tiene un plan contra ISIS”, dijo a Univision Noticias Matthew Kroenig, experto en seguridad nacional y política exterior de Georgetown University.

“Si tuviese un plan efectivo tendría un incentivo para hacerlo público. Este es uno de los asuntos de seguridad que más preocupa al público estadounidense”.

2- “Están despedidos”

Pese a tener un supuesto plan bajo su manga para combatir a ISIS, Trump ha dicho en otras oportunidades que exigirá a sus generales una estrategia para derrotar al grupo extremista. Les dará un plazo de 30 días para elaborarla.

Lauer increpó al candidato republicano sobre sus contradicciones: ¿su plan secreto es pedirle a otros que elaboren un plan? ¿Y le pedirá consejos a los generales, pese a haber dicho en otras oportunidades que sabe más que ellos sobre ISIS?

En medio de este intercambio, Trump respondió: “Probablemente serán generales diferentes, para ser honesto”.

Muchos vieron en estas palabras señales de que el magnate republicano reemplazaría a varios en la cúpula militar de EEUU por generales retirados que le han brindado su apoyo durante la campaña.

En EEUU, el ejército suscita respeto por ser visto como una institución que es leal a los intereses del país, no a los intereses del político de turno, según analistas.

Pero si Trump gana y cumple con sus declaraciones, provocará “una politización extraordinaria y sin precedentes del ejército de EEUU en tiempos modernos”, escribió Thomas Ricks, un reportero que cubrió temas militares, en la revista Foreign Policy.

“El presidente tiene la habilidad y el poder de designar a militares a determinadas posiciones de alto rango, tal como el jefe del Estado Mayor Conjunto . En general, los mandatarios estadounidenses marcan su sello en el ejército de esa manera, promoviendo a oficiales que creen que apoyan sus posturas", según el experto Matthew Kroenig.

Los mandatarios también pueden sacarlos de esos puestos si tienen problemas con su desempeño. El caso más reciente fue cuando el actual presidente Barack Obama destituyó al general Stanley McChrystal en 2010 como jefe de las fuerzas estadounidenses en Afganistán.

"Pero si Trump estaba sugiriendo algo más amplio, como destituir a muchos generales, eso sería algo sin precedentes”, afirmó Kroenig.

Tal y como explicó el Washington Post en su blog de política The Fix, los generales son nombrados después de una larga y exitosa carrera en la que escalan lentamente en los rangos.

El comandante en jefe tiene la potestad de destituirlos de determinados puestos , pero no puede "despedirlos" de la misma manera que uno despide a alguien del sector privado. McChrystal, por ejemplo, fue destituido como jefe militar en Afganistán, pero siguió siendo un general de cuatro estrellas.

Por su parte, la campaña del candidato republicano declaró a Político que Trump “nunca dijo que despedirá generales. Dijo que tendrá diferentes generales dándole consejos”.

3- Generales “reducidos a escombros”

Luego criticó el desempeño de los generales estadounidenses que sirven bajo el actual comandante en jefe.

Según Trump, Barack Obama ha atado las manos de estos generales en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico.

“Los ha minimizado hasta tal punto que resulta embarazoso para nuestro país”, afirmó. “Los ha reducido a escombros”.

Es una declaración ridícula sin fundamento. Sí, hay tensiones sobre algunos asuntos, pero eso es normal”, dijo a Univision Noticias Michael O’Hanlon, experto en defensa y política exterior del centro de análisis Brookings Institution.

El general retirado Michael Flynn, quien sirvió bajo el gobierno de Barack Obama y hoy respalda a Trump, intentó darle un contexto a las palabras del aspirante republicano.

“Hay una desconexión entre la Casa Blanca y, francamente, entre el presidente y los militares”, dijo Flynn al canal Fox. “Hay mucha frustración entre las tropas, y sé que hay mucha frustración entre los altos mandos debido a lo que no podemos hacer”.

El analista Michael O’Hanlon dijo que es cierto que hay desacuerdos entre algunos generales y el presidente Obama en cuanto a cómo combatir al Estado Islámico, que opera en Siria y en Irak.

Pero O’Hanlon dijo que eso no es algo inusual: “¡Ni siquiera los generales están todos de acuerdo entre ellos! No hay ninguna oposición generalizada contra Obama”.

Más contenido de tu interés