null: nullpx
Elecciones 2016

Trump prefiere a Putin antes que a los generales de EEUU

En el Foro de Comandantes el republicano fue exagerado e impreciso en sus propuestas de seguridad, mientras Hillary Clinton no supo manejar la controversia por los correos electrónicos ni escapar del fantasma de la guerra en Irak.
8 Sep 2016 – 2:10 AM EDT

Hillary Clinton y Donald Trump participaron, por separado, la noche de este miércoles en un foro sobre asuntos militares con veteranos y votantes, donde escrutaron a fondo sus capacidades y respuestas en la eventualidad de que cualquiera de los dos asuma el cargo de comandante en jefe.

A cada uno se le concedió 30 minutos durante los que contestaron preguntas tanto del moderador Matt Lauer como de la audiencia, que demandó a los candidatos presidenciales definiciones sobre temas militares y de veteranos en las que han expresado posiciones contradictorias o controversiales en el pasado.

Estos fueron cinco de los puntos más difíciles que debieron sortear los candidatos demócrata y republicano en el encuentro trasmitido por la cadena NBC.

Putin rompe con la línea republicana

Sean cuales sean los esfuerzos del republicano Trump para moderar su mensaje y el exhorto a los responsables de la política exterior republicana, la distancia con los principios del Viejo Gran Partido en esta materia fue muy larga con su intervención en la noche del miércoles.

Trump se negó a marcar distancia con el presidente ruso Vladimir Putin, a pesar de que entre los principales líderes republicanos es considerado un enemigo.

"¿Usted sabe cuál es la parte más bella de llevarse bien?", dijo Trump. "Rusia quiere derrotar a ISIS tanto como nosotros. Si tuviéramos una relación con Rusia, ¿no sería maravilloso si pudiéramos trabajar juntos y golpear a ISIS?"

Trump describió a Putin como un líder que tenía el control "fuerte" en su país; pero criticó a los generales estadounidenses que sirven bajo el actual comandante en jefe.

"Los generales bajo Barack Obama y Hillary Clinton no han tenido éxito", aseveró Trump.

"Bajo el liderazgo de Barack Obama y Hillary Clinton los generales se han reducido a escombros, reducido a un punto en que es embarazoso para nuestro país", enfatizó.


El plan secreto contra ISIS

Durante el encuentro con veteranos y votantes, el candidato republicano insistió en que tiene un plan secreto para derrotar a ISIS, el cual se mantiene en reserva porque, dice, no quiere "transmitir" sus intenciones al enemigo.


Un joven en la audiencia preguntó entonces por el plan el día después de vencer al grupo terrorista. Pero Trump no respondió directamente a la pregunta por lo que el anfitrión, Lauer, trató de arrinconar a Trump para que respondiera.

Lauer lo increpó: "Ayer en realidad nos contó un poco acerca de su plan. En su discurso usted ha dicho: 'Vamos a convocar a mis principales generales y tendrán 30 días para presentar un plan para derrotar a fondo y rápidamente a ISIS. Por lo tanto, ¿el plan que ha estado ocultando todo este tiempo es pedirle a otra persona que haga el plan?".

"No", respondió Trump. "Pero cuando me presenten un plan que me guste, tal vez esté de acuerdo con el mío, o tal vez no. Me encantaría que los generales lo hagan".

"Pero, ¿usted tiene su propio plan?", Lauer insistió.

Trump respondió: "Tengo un plan, pero no quiero... mira... Tengo una oportunidad muy grande de ganar (la presidencia) ... si gano, no quiero transmitir al enemigo cuál es exactamente mi plan".

El juicio: tenerlo o no tenerlo

"Lo más importante es que tengo gran juicio", declaró Trump en respuesta a una pregunta acerca de por qué la nación puede confiar en él como comandante en jefe.

Y cuando se le preguntó acerca de las cualidades más importantes de un comandante en jefe puede tener, Clinton respondió: "El temperamento y el juicio."


Trump ha argumentado que la controversia de correo electrónico de Clinton es la evidencia que a ella le falta juicio para ser presidente.

Clinton señala que la propuesta de Trump es errática y peligrosa. Uno de los grupos que apoyan a la candidata demócrata está produciendo anuncios en los que alertan que Trump conducirá a la nación a una guerra nuclear.

En una encuesta de NBC casi un tercio de los apoyan a Trump duda que se pueda confiar en el buen juicio de su candidato con el botón nuclear y contesta que ninguno de los dos es de fiar en este punto. Los progresistas presionan a Clinton

Una década y media después de votar a favor de la invasión de EEUU a Irak, Hillary Clinton sigue intentando enmendar su posición entre los liberales que ven sus posiciones de política exterior como una reliquia de los años de Bush.

Durante el proceso de primarias, su rival, el senador Bernie Sanders, martilló a Clinton en repetidas ocasiones Clinton por apoyar la guerra de Irak, al que llamó "el peor error de política exterior" de la era moderna.

"Usted ha tenido un amplio historial con una intervención militar", interpeló un veterano a Clinton. "¿Cómo responde a los progresistas, como yo, que se preocupan de que su política exterior agresiva continúe y cuál es su plan para poner fin al despilfarro en campañas de guerra?", preguntó.

En ese espacio repleto de veteranos, algunos de los cuales participaron en la guerra de Irak, la candidata demócrata reiteró que su voto para autorizar la guerra fue un error y que iba a ser más cautelosa en el futuro.

"Veo (el uso de) la fuerza como último recurso, no una primera opción", aseveró Clinton que prometió no volver a desplegar tropas estadounidenses en Irak, así como tampoco en Siria para luchar contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI, ISIS por sus siglas en inglés)

Sin embargo, la demócrata mostró su lado agresivo en la defensa de la decisión del gobierno de Barack Obama de invadir Libia. Clinton, que fue secretaria de Estado en aquel momento, la describió como una operación exitosa que protegía a muchos libios de su dictador asesino, Muammar el Gadafi.

"Hemos sido capaces de salvar vidas, no hemos perdido un solo estadounidense en esa acción", afirmó Clinton.

También destacó el trabajo en asuntos relacionados con veteranos que ha adelantado junto con dos de los llamados 'halcones' de la política exterior de mayor influencia en el Congreso, el senador John McCain y el senador Lindsey Graham.

Clinton ha sido capaz de acumular el apoyo de cerca del 90% de los votantes demócratas, según las encuestas, pero sigue existiendo un reducto de progresistas que no la favorecen, y algunas de sus principales propuestas de política exterior no los convencen.

A falta de un knock-out para acabar con la polémica de los correos electrónicos

Hillary Clinton ha cargado la cruz, durante casi toda la campaña electoral, de la controversia surgida por la utilización de un servidor de correo electrónico privado cuando ella ejerció como secretaria de Estado.

Pero Clinton todavía no tiene una respuesta contundente al goteo interminable de noticias en torno al uso del email, y a menudo toma un camino sinuoso para explicarlo.

En el escenario de ayer era un tema ineludible. Matt Lauer hurgó nuevamente en la polémica y luego cedió la palabra a un veterano militar que hizo lo mismo.

Clinton empezó reconociendo el error y expresando su pesar. Pero luego se perdió en una larga y confusa explicación sobre las complejidades del sistema de comunicación del Departamento de Estado.

"Usted y yo lo sabemos: se designa el material clasificado, se marca, hay una cabecera en la que no se indica en absoluto que lo que se comunica, o sobre quién tiene el acceso al material clasificado", explicó Clinton.

"Y lo que tenemos aquí es el uso de un sistema por cientos de personas de nuestro gobierno que enviaron información que no estaba marcada, no había encabezado, no había comunicado Top Secret, secretos o confidenciales. La comunicación sobre material clasificado la hice en un sistema totalmente separado. Lo tomé muy en serio ", añadió.

El asunto de los correos electrónicos seguirá acosando a Clinton hasta que surjan nuevas revelaciones - como la del intercambio de correos electrónicos con Colin Powell-, o hasta que pueda encontrar una manera de cerrar el tema.

Más contenido de tu interés