null: nullpx
Elecciones 2016

El acercamiento a Cuba y otras relaciones diplomáticas que podrían dar la vuelta con Trump en la Casa Blanca

Además de poner fin al acercamiento con Cuba y del muro con México, Trump ha prometido nuevos acuerdos de seguridad nuclear y un plan poco claro para combatir a ISIS. En general, hay más palabras que planes concretos.
9 Nov 2016 – 5:36 AM EST

MIAMI, Florida.- "A la gente que quiera hacer negocios con Cuba... mejor olvídenlo. (Donald) Trump le prometió a la comunidad cubanoestadounidense revertir las viejas políticas. Les debe mucho". La frase de Ana Navarro, la analista republicana de origen nicaragüense que este año votó por primera vez demócrata por su firme oposición a Donald Trump recuerda una de las promesas que el magnate hizo durante la campaña al núcleo duro del exilio cubano de Florida tras ofrecerle su apoyo.

Entre otras cosas, durante la campaña el presidente electo prometió que acabaría con las órdenes ejecutivas llevadas a cabo por el presidente Barack Obama para normalizar relaciones con Cuba, que acabó con más de medio siglo de ruptura de relaciones entre los países vecinos.

En el pasado, Trump llegó a mostrar un tibio apoyo al restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba el año pasado e incluso criticó el embargo comercial de más de medio siglo contra la isla. Además, durante la campaña surgió una noticia de que el magnate habría tratado de saltarse las prohibiciones de negocios con la isla en el pasado.

Su número dos, Mike Pence, también insistió durante la campaña en el endurecimiento de la política con Cuba: “Déjenme que les prometa: Cuando Donald Trump sea presidente de EEUU, revocaremos las órdenes ejecutivas de Obama en Cuba", dijo. “Apoyaremos que continúe el embargo hasta que haya verdaderas libertades políticas y religiosas para la gente de Cuba. Donald Trump estará con los cubanos que apoyan la libertad en su pelea contra la opresión comunista".

Más tarde, en otro mensaje en Florida, Trump se pronunció "contra la opresión del régimen de Castro en Cuba" y mostró su solidaridad "con el pueblo de Venezuela, que ama la libertad".

El presidente emérito del Diálogo Interamericano, Peter Hakim, aseguró que, aunque es poco probable que Trump de marcha atrás en las políticas con Cuba, es incierto si seguirá relajando las restricciones o pondrá nuevas condiciones a la isla para lograr un mejor acuerdo.

Revocar las órdenes ejecutivas firmadas por Obama significaría una pérdida económica para algunas compañías estadounidenses como las aerolineas o compañías de cruceros que han comenzado a conectar EEUU con la isla.

"Proceda como proceda, el gobierno cubano y la mayoría de cubanos serán probablemente más cautos y desconfiados de una administración Trump de lo que fueron con la de Obama", sostuvo en un artículo.

México y el muro

Conforme Donald Trump iba añadiendo votos electorales en la noche del martes, la moneda mexicana iba cayendo hasta llegar a nuevo mínimo histórico: más de 20 pesos por cada dólar, algo que los analistas achacaron a las políticas repetidas por Trump durante la campaña contrarias a la inmigración y a su plan de renegociar el tratado de libre comercio con México.

Ha sido uno de los focos de su candidatura. Su fuerte retórica antiinmigrante y su plan de construcción de un muro a lo largo de la frontera con México lo catapultaron primero a la candidatura republicana y después a ganar las elecciones.

Además, el magnate hizo una visita relámpago a México para unirse con su homólogo Enrique Peña Nieto para después insistir en que sería el país vecino quien pagaría el muro.


Seguridad y amenaza terrorista

Trump no ha profundizado su estrategia para enfrentar la amenaza terrorista aunque sí que ha dicho que forzar a las naciones del Medio Oriente a involucrarse en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico, conocido como ISIS por sus siglas en inglés.


Hillary Clinton criticó al magnate por no dar detalles respecto a su estrategia contra ISIS a lo que Trump respondió: "Tengo un plan... Mira, tengo una posibilidad muy importante de ganar. Si gano, no quiero transmitir al enemigo cuál es exactamente mi plan".

Sin embargo, sí que ha dado algunas pistas como que pretende trabajar en conjunto con aliados árabes en el Medio Oriente para combatir a ISIS, lograr una coalición militar agresiva para destruirlos basada en la cooperación internacional para terminar con su financiamiento y expandir la cooperación en inteligencia e interrumpir su propaganda.

También pretende cortar las fuentes de ingreso de ISIS bombardeando campos petroleros que controlan en Siria e Irak y establecer métodos “mejorados” de interrogación para sospechosos de terrorismo, como ahogamiento simulado.


Asimismo, quiere establecer nuevos procedimientos de revisión para controlar la inmigración, "mantener a los terroristas fuera de Estados Unidos", suspender temporalmente la inmigración a EEUU de las regiones que considera más peligrosas del mundo y vigilar las mezquitas y crear un registro de todos los musulmanes en el país.

Además, el magnate propuso reconstruir las Fuerzas Armadas, mejorar los servicios de inteligencia y capacidades cibernéticas; terminar la estrategia actual para cambio de régimen y reconstrucción nacional; asegurarse que los procedimientos de seguridad y política de refugiados tomen en cuenta la seguridad de los estadounidenses.

Seguridad nuclear

En un discurso ante el Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí, o AIPAC (por sus siglas en inglés), Trump prometió este año desmantelar el acuerdo nuclear con Irán.

“El problema fundamental es que hemos otorgado al principal estado patrocinador de terror en el mundo $150,000 millones de dólares y no hemos recibido absolutamente nada a cambio”, dijo en referencia al acuerdo nuclear entre Irán y los países potencia del P5+1 (China, EE.UU., Francia, Inglaterra, Rusia y Alemania).

Ese convenio garantizaría el carácter exclusivamente pacífico de las actividades atómicas de ese país del Medio Oriente a cambio de levantar las sanciones internacionales y multilaterales. Por eso, en la madrugada de este miércoles, una vez que se conoció la victoria de Trump, el ministro de Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif, le instó a apegarse a los convenios internacionales.

Además, Trump dijo que convocaría una cumbre de mandatarios en Europa y Asia para revisar la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y modificar los acuerdos de seguridad nuclear con Japón y Corea del Sur.

En ese sentido, el secretario general de la OTAN, Jens Soltenberg, indicó que la alianza militar está comprometida a defender a todos sus miembros contra cualquier amenaza de manera incondicional sin importar si pagan o no sus obligaciones con el grupo. El magnate había dicho el compromiso de EEUU con sus miembros dependerá de si han hecho o no sus contribuciones.

OTAN y Rusia

Finalmente ambién se ha mostrado abierto a mejorar las relaciones con Rusia. El republicano dijo durante la campaña que se llevaría bien con Rusia y elogió el liderazgo fuerte de Putin, que ha comparado con lo que define como la debilidad de Barack Obama en la escena internacional.

La admiración es mutua. En diciembre del año pasado, Putin habló de Trump en términos muy favorables según este artículo que cita la agencia Interfax. “Es una persona brillante y con mucho talento”, dijo el presidente ruso a los periodistas. “No me toca a mí juzgar sus cualidades uno a los votantes americanos pero es el líder absoluto en la carrera presidencial. Dice que quiere construir una relación más sustancial y más profunda con Rusia. ¿Cómo no voy a celebrar eso?”.

El candidato republicano ha mantenido una actitud muy cordial hacia Putin y hacia su entorno. En 2013 viajó a Moscú, donde se celebraba la edición anual de Miss Universo y advirtió en Twitter que le gustaría conocer a Putin.


Más contenido de tu interés