publicidad
Elizabeth Warren

Donald Trump y Elizabeth Warren no se dan tregua en Twitter

Donald Trump y Elizabeth Warren no se dan tregua en Twitter

Como es su costumbre, el magnate le puso un apodo a la senadora por Massachusetts, y su respuesta no se hizo esperar: "¿En serio, eso es lo mejor que tienes?"

Elizabeth Warren
Elizabeth Warren

A Donald Trump le ha surgido un enemigo muy influyente y beligerante en Twitter.

La senadora por Massachusetts Elizabeth Warren se ha propuesto impedir a base de mensajes en 140 caracteres que el empresario llegue a la presidencia y sus cientos de miles de seguidores la han retuiteado con entusiasmo.

Este miércoles, el virtual nominado republicano, que durante la campaña ha puesto apodos descalificativos a varios de sus contendientes, volvió a atacar a Warren con un mote que parece querer acuñar para la senadora: "la boba".

"Si fuera por boba Elizabeth Warren, no tendríamos empleos en Estados Unidos, no tienen ni idea", tuiteó el empresario.

Lejos de bajar el tono, Warren respondió en la red social:

"Donald Trump no puede hablar de Wall Street, de los costos de la universidad o del salario mínimo, por que pasó todo el día eructando insultos. Patético. Realmente patético".


Horas antes, la cadena de noticias MSNBC difundió una entrevista con la senadora en la que se refirió al mote "boba" que el empresario le puso:

“¿De verdad? ¿Eso es lo mejor a lo que puede llegar? Yo pensé que Donald Trump había dicho que él era bueno con las palabras…”, expresó.

Esta batalla en la red social entre Warren y Trump no es menor ya que el de la senadora es uno de los nombres que suena -entre varios otros- como posible compañera de fórmula presidencial de la puntera de la carrera demócrata, Hillary Clinton. Warren, además es una figura muy popular que podría arrastrar a mucha gente en contra del magnate.

publicidad

La primera batalla

La senadora comenzó a embestir al magnate en el pasado mes de marzo, cuando lo tildó de "perdedor", y habló de los negocios fracasados del magnate.

"Donald Trump mantuvo el imperio de su padre a flote mediante bancarrotas corporativas estratégicas para saltearse las deudas", escribió Warren.

Otro mensaje de la senadora que fue compartido más de 15 mil veces fue uno publicado el pasado 7 de mayo, en el que dijo que su racismo la volvía "loca".

"No, @realDonaldTrump, tu racismo, sexismo y xenofobia me vuelven loca. Me enferma. Y no estoy sola", dijo la demócrata.


Luego de semanas de críticas al magnate, Trump le devolvió los ataques.

Días atrás, el 6 de mayo, luego de que el empresario ganara en las primarias de Indiana y sus dos contendientes, el senador Ted Cruz, y el gobernador de Ohio John Kasich finalizaran su carrera y le dejaran el camino libre a la nominación, Donald Trump publicó un mensaje en el que dice que espera que Clinton elija a la senadora como su compañera:

"Espero que la corrupta Hillary Clinton elija a la boba Elizabeth Warren como su compañera de fórmula. Voy a derrotarlas a los dos", escribió.


La contienda de Twitter continuó. Trump trató a la senadora de "inoperante" y de "débil" entre otros agravios, hasta este miércoles en el que en una verdadera catarata de tuits, el magnate acusó a Warren de usar la " carta femenina" como la "Torcida Hillary" y la tildó de "ineficiente":

"Si el pueblo de Massachusetts descubriera lo ineficiente que la senadora Boba Elizabeth Warren ha sido, ella perdería!", publicó.

La "estrategia" del apodo

Los apodos de Donald Trump en las redes sociales ya son un paisaje cotidiano. Y es algo que, a fines de conseguir popularidad, parece haberle dado resultados.

A sus excompetidores el senador Marco Rubio y al senador por Texas Ted Cruz los nombró “Pequeño Rubio” y "Mentiroso Ted" respectivamente. Tampoco ahorró en apodos ofensivos del lado demócrata: a su más posible contrincante en la campaña presidencial Hillary Clinton la llama “Torcida Hillary”, y su más reciente “bautismo” fue el de "Loco Bernie Sanders", al senador por Vermont.

Lo llamativo este nuevo "bautismo" a la senadora Warren es que ella no está en carrera por la nominación presidencial. Habrá que ver si el magnate la ataca con la misma fórmula que a sus contendientes porque la percibe como la más posile compañera de su eventual rival Hillary Clinton.

Lea más:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad