Elecciones 2016

Cómo el 'sexting' terminó con la carrera de Anthony Weiner y su matrimonio con Huma Abedin

En 2011 este comportamiento le costó su puesto en el Congreso estadounidense; luego destruyó su intento de regresar a la política en 2013 y ahora acabó con su matrimonio.
29 Ago 2016 – 6:43 PM EDT

Poco después de que el excongresista de Nueva York, Anthony Weiner, borrara su cuenta de Twitter el lunes tras un nuevo escándalo por 'sexteo' con una mujer, su esposa, la vicepresidenta de la campaña de Hillary Clinton, Huma Abedin, anunció que el matrimonio se estaba separando.

“Después de una larga y dolorosa consideración y de trabajo en nuestro matrimonio, he tomado la decisión de separarme de mi esposo”, indicó Abedin en un comunicado reproducido por varios medios.

El anuncio se da tras un reporte del tabloide The New York Post publicado el domingo, en el que se muestran las sugestivas fotos que envió hace un año Weiner a una persona identificada en la publicación como "seguidora de Donald Trump". Las imágenes fueron tomadas mientras el hijo de la pareja dormía al lado del excongresista.

"Nuestras conversaciones eran privadas, a menudo incluían fotos de sus sobrinos y mi hijo, y siempre eran apropiadas", dijo Weiner al New York Post sobre el reciente escándalo, admitiendo que era "amigo desde hace algún tiempo" de la mujer a quien le envió los mensajes.

Es la tercera vez en menos de una década que Weiner se enfrenta al escarnio público por enviar fotografías con contenido sexual a mujeres vía internet o mensajes de texto.


En 2011, este comportamiento le costó su puesto en el Congreso estadounidense, en donde había servido por casi 12 años. Luego un escándalo similar destruyó su intento por regresar a la vida política en 2013, cuando se lanzó por segunda vez a la alcaldía de Nueva York.

Irónicamente, Weiner había comenzado a limpiar su reputación en los últimos años. Trabajaba como asesor político para varias campañas demócratas y como columnista para medios locales neoyorquinos como The Daily News, que cortó sus lazos con él tras el último escándalo.

La conexión de Weiner con la campaña de Clinton por la posición de su esposa, ha hecho que sus polémicas por sexting sean un arma de ataque para Trump, quien de hecho, publicó un comunicado el lunes catalogando el episodio como una cuestión de seguridad nacional.

" Mi única preocupación por el país es que Hillary Clinton fue descuidada y negligente al permitir que Weiner tenga tanta cercanía a información altamente clasificada. ¿Quién sabe lo que (Weiner) supo y lo que dijo? Es sólo otro ejemplo de mal juicio de Hillary Clinton", escribió el candidato republicano, según reportó el periódico The New York Times.

Este es un recuento de los escándalos sexuales de Weiner:

2011: sexting, negación y renuncia

Un episodio para rascarse la cabeza por su torpeza e inmensa repercusión.

En mayo de 2011, Weiner publicó por error en su cuenta de Twitter una fotografía en ropa interior mostrando una erección, que estaba dirigida a una estudiante universitaria de 21 años de edad.

El entonces congresista pensaba que estaba enviado un mensaje privado por la red social, y al darse cuenta del descuido la borró inmediatamente, pero era demasiado tarde. La imagen ya estaba rodando por internet y creó un instantáneo revuelo nacional.

Weiner negó en múltiples ocasiones que la fotografía fuera suya, y alegó que alguien, tal vez un oponente político, infiltró su cuenta de Twitter y publicó la imagen para perjudicarlo. Sin embargo, en junio de ese año el sitio web, Breibart, publicó nuevas fotografías de Weiner sin camisa, que fueron enviadas a una segunda mujer vía internet.

Al político neoyorquino no le quedó otra salida que reconocerlo en una rueda de prensa.

"Yo no he sido honesto conmigo mismo, mi familia y electores... para ser claros, la imagen era mía y yo la envié", dijo entonces.

Además confirmó haber "intercambiado mensajes y fotografías de naturaleza explícita con al menos seis mujeres en los últimos tres años" por varias redes sociales y telefónicamente.

El escándalo se convirtió en la comidilla del Capitolio, llamado por periodistas e internautas con el apelativo irónico de " Weinergate", un juego de palabras entre el apellido del congresista que se parece en inglés a la palabra 'salchicha', y con la investigación periodística del Watergate.

No pasó mucho tiempo para que la entonces líder de la minoría en el Congreso, Nancy Pelosi, pidiera una investigación del Comité de Ética de la Cámara contra Weiner, y varios congresista demócratas y republicanos presionaran por su renuncia, que finalmente tuvo lugar en junio de ese año.

" Estoy aquí hoy para disculparme de nuevo por los errores personales que he hecho, y la vergüenza que he causado", dijo el congresista desde un podio en Brooklyn, "Pido disculpas a mis vecinos y constituyentes, pero sobre todo a mi esposa Huma".

El 2013: el regreso estropeado

En abril de 2013, el excongresista anunció su regreso a la política como candidato a la alcaldía de Nueva York.

Su campaña, sin embargo, pronto se vio opacada por una publicación del sitio web The Dirty, en la que se mostraba el intercambio de "sexteo" entre Weiner y una mujer de 22 años, con quien hablaba desde 2012 a 2013 bajo el alias de "Carlos Peligro" (Carlos Danger).

En una conferencia de prensa ese mismo día, con su esposa Huma a su lado, Weiner respondió: "Yo había dicho que otros mensajes (explícitos) y fotos podrían salir a la luz y hoy lo hicieron". Luego afirmó que no cancelaría su campaña.

No obstante, el nuevo escándalo terminó por dilapidar su imagen pública. Varias editoriales de medios prominentes como el New York Times, pidieron su renuncia, y las encuestas mostraban una fulminante caída en favorabilidad.

Weiner perdió las elecciones de manera contundente, terminando en el quinto lugar con sólo el 4,9% de los votos

La historia del excongresista le sirvió de inspiración a guionistas de programas de televisión. En la serie Homeland, por ejemplo, la historia del personaje 'Dick Johnson' trata sobre la efímera carrera de un congresista, mutilada por un escándalo de sexting. Y un documental en 20016 cubrió toda la campaña a la alcaldía de Weiner y la repercusión de sus acciones extramaritales.


Lea más:

Más contenido de tu interés