null: nullpx
Elecciones 2016

Cómo el Congreso anuló por primera vez un veto de Barack Obama

En una rara acción bipartidista, los congresistas neutralizaron el veto que el presidente había puesto a una ley que permite que los familiares de las víctimas del 11 de septiembre de 2001 demanden a Arabia Saudita, algo que algunos consideran diplomáticamente peligroso para Washington.
28 Sep 2016 – 7:36 PM EDT

Por primera vez en lo que va de los ocho años en el poder del presidente de Barack Obama, el Congreso estadounidense promulgó una legislación sin la firma del mandatario.

Este miércoles, la Cámara de Representantes y el Senado anularon, por un amplio margen de voto, el veto de Obama a una ley que le permite a las victimas de los atentados en Nueva York y Washington del 11 de septiembre del 2001 demandar a gobiernos extranjeros ante tribunales de Estados Unidos por su supuesta responsabilidad en esos ataques terroristas.

El presidente, en su rechazo a la medida llamada "Ley de Justicia contra Promotores del Terrorismo" (JASTA, por sus siglas en inglés), había advertido que socavar el principio de "inmunidad soberana" podría exponer a soldados y diplomáticos estadounidenses a acciones legales en su contra en otros países.

El director de la CIA, John O. Brennan, advirtió de "graves consecuencias" para la seguridad nacional y el secretario de Defensa, Ashton Carter, dijo que podría ser "devastador" para el departamento y "socavar" los esfuerzos contra el terrorismo en el extranjero.

El veto presidencial es una de las herramientas legislativas más importantes para prevenir que se apruebe una ley que es indeseable para el presidente, o forzar al Congreso a que modifique la legislatura antes de que sea presentada y firmada por el mandatario.


Aunque los vetos presidenciales están vinculados en gran medida a las ciscunstancias políticas del país, la anulación de estos es poco habitual, pero en este caso la Casa Blanca no pudo contar con el respaldo de la propia bancada demócrata.

Hasta ahora Obama ha pasado 12 vetos a leyes, 10 de los cuales se realizaron cuando los republicanos eran la mayoría de ambas cámaras, pero esta es la primera vez que el Congreso lo ha desafiado exitosamente en una de sus acciones.

"Este momento raro del bipartidismo es un testimonio de la fortaleza que tienen las familias del 9/11", dijo el senador por Nueva York, Charles E. Schumer, uno de los autores del proyecto de ley JASTA.

"La anulación de un veto presidencial es algo que no nos tomamos a la ligera, pero era importante en este caso", agregó.

¿Qué tan a menudo ocurren las anulaciones de vetos?

Antes de la legislación JASTA, el Congreso intentó sin éxito anular en cinco ocasiones un veto de Obama.

El último presidente al que se le anuló un veto fue George H. W. Bush, quien lideró la Casa Blanca desde 1989 hasta 1993. A Bill Clinton le anularon dos vetos y a George W. Bush (hijo), cuatro de sus 12 vetos.

A múltiples presidentes no le anularon un solo veto, entre ellos John Kennedy y Lindon Johnson, que emitieron 21 y 30 vetos respectivamente.

Andrew Johnson, quien tomó la presidencia tras el asesinato de Abraham Lincoln y presidió la polémica reconstrucción del país posterior a la Guerra Civil, tiene el récord con 15 de sus 29 vetos anulados. Pero solo 110 vetos han sido anulados desde que la Constitución fue ratificada en 1789, de un total de 2.574 vetos presidenciales, es decir, que aproximadamente el 4,2% de ellos han sido anulados.

¿Qué requiere el Congreso para anular un veto?

El artículo 1 de la Constitución, que describe las facultades de los legisladores, dice que los actos del Congreso o bien pueden ser aprobados por el presidente o rechazados, en cuyo caso el Congreso puede aprobar la legislación de nuevo con el voto de dos tercios de ambas cámaras.

A esto se le conoce como el sistema de "pesos y contrapesos" para evitar el mal uso el abuso de poder y crear un "equilibrio" entre las ramas legislativas.

¿Son comunes los vetos presidenciales?

Obama y W. Bush acumularon cada uno 12 vetos. En toda la historia estadounidense ocho presidentes no ha emitido ningún veto.

Los dos presidentes más recientes sólo vetaron alrededor de un tercio de las legislaciones presentadas al Congreso, por ejemplo Bill Clinton, quien vetó 37 leyes durante su mandato.

George H. W. Bush vetó 44 legislaturas en un sólo término que duró su presidencia y Ronald Reagan 78.

Franklin D. Roosevelt alcanza cerca del 25% de un total de 2.574 de los vetos presidenciales, con 635 durante sus 12 años de mandato.

Harry Truman también tuvo un alto número de vetos: 250, de los cuales solo 12 fueron anulados.

Lea más:

Más contenido de tu interés