Elecciones 2016

Clinton admite que hizo "un corto circuito" en sus respuesta sobre la controversia de los correos

La candidata demócrata dio más detalles —y rodeos— sobre las críticas que el FBI hizo sobre su uso inapropiado de un servidor privado de correos electrónicos.
5 Ago 2016 – 7:44 PM EDT

La candidata demócrata Hillary Clinton admitió este viernes que "tal vez hizo un corto circuito" en sus respuestas recientes sobre su uso no autorizado de un servidor privado de emails cuando era secretaria de Estado.

Clinton hizo un intento por clarificar lo que dijo en dos entrevistas esta semana, una de ellas con Chris Wallace de Fox News, cuando dijo que el director del FBI James Comey calificó sus respuestas sobre la investigación de los emails como "verdaderas" y "consistentes" con lo que ha dicho publicamente.

Medios como la Associated Press han señalado que de hecho Comey, en su testimonio frente al Congreso, cuestionó la veracidad de algunas de sus declaraciones públicas, y no dijo que sus comentarios hubieran sido "verdaderos", solo que los investigadores federales "no tuvieron evidencia para concluir que ella le mintió al FBI".

Clinton hizo sus declaraciones en el primer evento en que aceptó preguntas de un grupo de periodistas en 245 días, una reunión con reporteros de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos y la Asociación Nacional de Periodistas Negros en Washington, DC.

"Pretzel"

"En verdad eso es lo que importa", opinó Clinton durante la reunión con los reporteros. "Y yo dije durante la entrevista y muchas otras ocasiones en el último mes que lo que le dije al FBI—que él (Comey) dijo que era verdadero—es consistente con lo que he dicho publicamente", comentó Clinton. "Así que tal vez hice un corto circuito y por eso, yo, saben, trataré de clarificar, porque pienso—Chris Wallace y yo estabamos cruzándonos porque por supuesto, él solo podía hablar sobre lo que yo le dije al FBI y yo aprecio eso".

Durante la audiencia de Comey a principios de julio, el director del FBI contradijo las declaraciones de Clinton, quien había dicho que no envió o recibió material clasificado, cuando en realidad sí se encontraron 113 emails clasificados durante la investigación.

Clinton reiteró el viernes que usar un servidor privado de emails fue "un error".

Pero admitir el error no ha librado a la candidata de uno de los asuntos más escabrosos para su campaña, y uno de los puntos de ataque más efectivos para su adversario Donald Trump.

Jason Miller, asesor de campaña del empresario republicano replicó esta tarde: "La dolorosa respuesta tipo pretzel de hoy a una pregunta sencilla sobre su servidor ilegal era obvia para el que la viera".


Lea más:


Más contenido de tu interés