null: nullpx
Elecciones 2016

Así fue la votación que 'coronó' a Donald Trump como candidato republicano

El acto en el que el magnate fue declarado oficialmente el nominado a la Casa Blanca dejó entrever hasta qué punto sigue abierta en el partido la herida que abrió su triunfo.
19 Jul 2016 – 7:51 PM EDT

CLEVELAND, OHIO. Un año, un mes y tres días después de lanzarse a la carrera hacia la Casa Blanca, Donald J. Trump fue designado este martes candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos. Ocurrió en un acto que se celebró casi sin sobresaltos pero con un entusiasmo desigual.

Muchos delegados no aplaudieron ni se levantaron cuando el senador Jeff Session declaró desde el estrado la candidatura de Trump. Otros abuchearon al jefe de la delegación de Colorado cuando declaró el triunfo en su estado del senador Ted Cruz. Los delegados de Virginia llegaron tarde a la cita y los de Utah siguieron el proceso casi sin aplaudir.

La delegación de Nueva York renunció a anunciar su voto cuando le correspondía por orden alfabético con una intención simbólica: dejar que fuera el estado natal del candidato quien ayudara al candidato a superar la cifra mágica de 1,237 delegados que le daba la nominación.

El voto de Nueva York lo anunció Donald J. Trump Jr., acompañado de sus hermanos Eric e Ivanka. Justo después, la banda tocó ' New York, New York’ y en la pantalla gigante se proyectaron imágenes doradas de fuegos artificiales.

No todos los delegados aplaudieron. Muchos empezaron a bailar.

La designación del candidato suele ser un proceso festivo. La persona que preside la convención hace una llamada estado por estado por orden alfabético y cada delegación habla de las virtudes de su patria chica y declara su apoyo por el elegido para la carrera presidencial. Esta vez el proceso fue distinto. Los responsables de cada estado fueron diciendo por quién votaba cada uno de sus delegados y dejaron entrever hasta qué punto sigue abierta en el partido la herida que abrió el triunfo de Trump.

Algunos miembros del partido presenciaron el proceso meneando la cabeza. Gordon Humphrey, que fue senador por New Hampshire, explicó que dejaría la convención después del voto de hoy y se registraría como independiente unos días después.

Hubo actores secundarios inesperados como Corey Lewandowski, ex jefe de campaña de Trump, que anunció los votos de la delegación de New Hampshire. También la gobernadora Susana Martínez, que habló en nombre de la delegación de Nuevo México pese a su disputa con el candidato.

El encargado de declarar la candidatura de Trump fue su amigo sureño Jeff Sessions, el primer senador que lo apoyó.

“El sistema no funciona y el respeto por Estados Unidos se desploma”, dijo Sessions. “Pero hay un hombre que no se siente intimidado y que dice la verdad. Un hombre que da voz a las preocupaciones de la gente y que quiere asegurar nuestra frontera: Donald J. Trump”.

Unos minutos después, el congresista Chris Collins fue más allá que su colega y pronunció la frase de la jornada: “Donald Trump no es un candidato. Donald Trump es un movimiento”.

Unas horas antes, Paul Manafort, jefe de campaña de Trump, había advertido sobre el significado de la jornada. “Ésta es una campaña que ha desafiado las expectativas de la clase política y que es la campaña de un outsider. Muchos dudaron de que algún día llegara este momento y aquí está”.

Lea más:


Más contenido de tu interés