null: nullpx
Elecciones 2016

Así es como los demócratas sacan ventaja en el voto anticipado en Nevada

Despúes de tres jornadas de voto temprano, las estadísticas indican que los demócratas van ganando este estado péndulo en donde el presidente Barack Obama vino a darle el último empujón a la campaña de Hillary Clinton.
25 Oct 2016 – 04:15 PM EDT
Comparte
El President Barack Obama habla durante un mitín por la candidata demócrata Hillary Clinton, en una jornada para impulsar el voto temprano en Nevada, en la secundaria Cheyenne en el Norte de Las Vegas, el 23 de octubre de 2016. Crédito: Ethan Miller/Getty Images

LAS VEGAS, Nevada - Aunque Arnulfo Flores estaba tentado a votar por Hillary Clinton desde que supo que estaba en la boleta, el día que la vio de la mano con Vicente Fernández en la fiesta después del tercer debate presidencial en Las Vegas se convenció “de que a ella le importan los hispanos.”

“No creo que sea haya acercado a nosotros solo porque quiso ser presidente, a mí me consta que ella fue la gran cabeza detrás de Bill Clinton”, dice este hispano de 49 años que apenas el año pasado se hizo ciudadano y que este lunes salía del East Las Vegas Community Center donde enfrentó los nervios de primer votante.

“Venía un poco nervioso, como si fuera hacer el test de ciudadanía”, dice Flores, originario de Guadalajara, quien aunque tuvo su residencia desde 1990, recién se animó a buscar el pasaporte azul, luego de escuchar “ tanto racismo de una persona que quiere sacarnos a todos de un solo tacazo (sic), aunque sea puro mexicano el que le trabaja en su hotel”, aseguró al referirse a la opción republicana, Donald Trump.

“Yo he trabajado como capataz en una compañía de concreto por 22 años y la mayoría de los que están ahí son ilegales. Yo pasé por la frontera varias veces y los gobiernos no saben lo que uno sufre. Por mis compañeros es que voto”, dice Flores, el único de una larga familia de seis hermanos, soltero y sin hijos, que podrá ir a las urnas esta vez.

Este méxicano-estadounidense eligió toda la boleta demócrata porque aunque dice que ese “partido no ha hecho mucho, por lo menos no nos están atacando…Aprecio el DACA que ha sido muy bueno para tantos niños”.
Flores aprovechó la jornada del voto temprano que en Nevada comenzó el 22 de octubre con un récord histórico de casi 40,000 nevadenses que hicieron filas de hasta dos horas tanto en este centro de votación, como en otros 97 a lo largo del Condado de Clark, uno de los más poblados del estado.

Univision visitó algunos de ellos y se encontró que aún siendo lunes y en horario de oficina, el flujo de votantes era estable y también muchos votaban por primera vez, inspirados por la visita de Barack Obama al estado. El presidente apareció el domingo en la secundaria Cheyenne de Las Vegas haciendo campaña más que por Clinton, por la candidata que sería la primera latina en llegar al senado, Catherine Cortez Masto.

Una contienda apretada

"Seamos realistas, Nevada está siempre apretado," dijo Obama, quien ganó el estado dos veces. "Nevada siempre te pone nervioso porque no sabes lo que va a pasar. Pero eso es lo que hace que sea emocionante ".

En primera fila estaba Flor Cardona, quien no perdió la oportunidad para gritarle: “soy votante por primera vez!” cuando el mandatario insistía en la importancia de estas elecciones. “Estoy orgulloso de ti”, le dijo el presidente y pidió aplausos para ella. “Al final del discurso le pidió a su gente de seguridad que le dijeran dónde estaba yo y se acercó a saludarme. Fue uno de los momentos más emotivos de mi vida”, cuenta Cardona a Univision, esta vez desde otro evento demócrata en el que acompaña a candidatos latinos del partido como Cortez Masto, Rubén Kihuen y Nelson Araujo.

Esta inmigrante sobreviviente de cáncer, madre de dos hijos, y quien hoy trabaja como consejera académica de la Universidad de Las Vegas, madrugó al Pearson Community Center en el Norte de Las Vegas para ejercer su derecho. “No me voy a cansar de decirle a los latinos que voten. El cambio que se va a ver en estas elecciones va a impactar nuestro futuro como nunca, debemos involucrarnos”, agregó.

En este centro votan principalmente latinos, afroamericanos, adultos mayores y comunidades de bajos ingresos quienes han visto desfilar a candidatos de todos los colores en varias asambleas ciudadanas que se han hecho en esta parada estratégica para atraer el voto de minorías.

Allí me encontré a Suddenly Crosby, una mujer negra de 27 años, quien vota por tercera vez para presidente. Cuenta que aunque sus opciones han sido republicanos varias veces para el congreso, “yo soy madre soltera y hay ciertos programas de los demócratas que me benefician. Por eso me quedo con Hillary, aunque no es la mejor opción, lo es por lo menos frente a los demás que están en la boleta”.

A Crosby le causa indignación que el candidato Trump insista en que hay afroamericanos con él. “ Para Trump los negros somos como un peón más en sus cálculos. Tal y como él hace sus negocios, quiere comportarse con la gente. Nosotros no somos cosas materiales, ni dinero, nosotros tenemos familia y él es un radical inaceptable”.

Desde que ganó cómodamente las primarias republicanas aquí en febrero, Donald Trump ha sido más fuerte en Nevada que en la mayoría de los campos de batalla. Y sin embargo, según el promedio de Real Clear Politics, Clinton le aventaja con un 46% frente a 41%. La carrera sigue siendo apretada en función del porcentaje relativamente alto de blancos de bajos ingresos que no tiene títulos universitarios.

Crosby recién se graduó como licenciada en ciencias con enfoque en gestión técnica “después de nueve largos años” y hoy día hace una pasantía con el gobierno de la ciudad. “Trabajo con un equipo de geógrafos que está mejorando las calles de la ciudad para gente con discapacidad”. La promesa de una universidad gratuita es algo que también quiere ver para futuras generaciones.

Urnas para los millenials

Precisamente, en la sede de la Universidad de Las Vegas en Henderson, unas 16 millas al sureste de la ciudad del pecado, un puesto de votación móvil abierto solo por dos días, atrajo a decenas de estudiantes que no querían dejar para última hora su voto.

Lorena Piña, quien es asistente de urnas de la junta electoral, asegura que nunca vio “tanto entusiasmo”, y que “al menos un tercio de las más de 250 personas” que habían votado hasta el mediodía de este lunes eran jóvenes latinos. No es de extrañar, pues es un campo muy diverso con cerca del 30% de estudiantes hispanos. Como en la mayoría de los centros de votación, materiales en español y filipino estaban a disposición.

Andy Kuniyuki, el decano de la Facultad de Ciencias y Artes Liberales, cuyo centro es este nuevo edificio erigido en 2015, no solo votó aquí, sino que invitaba emocionado a hacer lo propio a todos los estudiantes y profesores que pasaban.

“Venimos hablando del voto temprano desde hace meses pero la gente se comprometió mucho más después de que tuvimos el debate presidencial en la ciudad y lo emitimos en pantallas gigantes en el campus”, contó Kuniyuki. “Hicimos discusiones pre y pos-debate y también mucha pedagogía sobre las 5 preguntas que también están en la boleta electoral. Este campus se toma muy seriamente los temas de justicia social.”

Los nevadenses también votan por 4 preguntas (una adicional en el condado de Clark) relacionadas con el control de armas, la legislación de la compra y consumo de marihuana, el mercado de energía eléctrica y los impuestos sobre equipos médicos. Los votantes entrevistados dijeron saber muy poco del detalle de estas iniciativas aunque la relacionada con la verificación de antecedentes para la venta de armas, era la más conocida. Voluntarios de la campaña “ Safe Nevada” portaban carteles e información afuera de casi todos los centros de votación.

Esta es una propuesta de sentido común que busca acabar con las lagunas en la ley que permiten que delincuentes, abusadores en el hogar y enfermos mentales puedan comprar armas”, cuenta Jennifer Crowe, vocera de la campaña. “No es irracional pedir la verificación de antecedentes para todas las ventas de armas de fuego, obtuvimos más de 250 mil firmas para incluirla en la boleta”; agrega Crowe.

Varias voces latinas se han unido a esta iniciativa como la Cámara Latina de Comercio, la Unión Culinaria, Hispanos en Política y la Asociación Latina de Oficiales de Paz.

Café a $1 para los votantes

Otros puestos de votación que estaban abiertos hasta las 7 pm, fueron los que más flujo de votantes recibieron a la noche cuando la gente salía de sus trabajos. Tal y como lo hicieron el sábado, buses de la Unión Culinaria recogieron a los empleados de los casinos y los transportaron a distintas sedes de los supermercados populares Albertsons, que resultan convenientes a la hora de parquear. En la sede ubicada en el West Craig Road, no solo habían promociones en todo tipo de productos, sino que hasta Starbucks ofrecía café por $1 a aquellos que mostraran la pegatina de “Yo Voté”. “

Al cierre de la jornada, el condado de Clark que publica diariamente las estadísticas de votantes, informó que este lunes cerca de 35.000 personas votaron. De acuerdo a la Secretaría de Estado, en todo Nevada el 49% de los votos habían sido para los demócratas frente a un 32% para los republicanos.

Comparte

Más contenido de tu interés