null: nullpx

Por qué los maestros de Colorado planean más paros esta semana

Los maestros en este estado, inspirados por las protestas en otras áreas del país, piden más fondos para la educación, aumentos a sus bajos salarios y beneficios de pensión. Colorado constantemente está en los últimos lugares en el ranking de financiamiento escolar y salarios de maestros.
25 Abr 2018 – 05:53 PM EDT
Comparte
Colorado constantemente entra en los últimos lugares del ranking de financiamiento escolar y salarios de maestros del país. Crédito: Erica Meltzer vía Chalkbeat

Los maestros de los dos distritos escolares más grandes de Colorado están planeando huelgas consecutivas esta semana para pedir más fondos para la educación, y podrían unirse más distritos.

Las Escuelas Públicas de Jeffco cancelaron las clases para el 26 de abril, después de que muchos maestros anunciaran que planean ir al Capitolio estatal. El sindicato que representa a los maestros de Denver dijo que planean irse al mediodía del 27 de abril el próximo viernes para reunirse en el Capitolio temprano en la tarde.

En un comunicado de prensa, la Asociación de Maestros de Clase de Denver dijo que los maestros de Denver liderarían una huelga estatal. Corey Kern, el director ejecutivo adjunto del sindicato, dijo que aún no está seguro de cuántos otros distritos estarán representados.

Estos anuncios llegan luego de que cientos de maestros marcharan en el Capitolio durante un día de acción el lunes pasado para proteger sus beneficios de jubilación y solicitar más fondos escolares. Tantos profesores abandonaron el distrito suburbano de Englewood que las clases se tuvieron que cancelar allí.


Colorado constantemente entra en los últimos lugares del ranking de financiamiento escolar y salarios de maestros del país, aunque hay una variación considerable en todo el estado. Un estudio reciente ubicó a Colorado en la última posición por la competitividad de los salarios de sus docentes, y casi la mitad de los distritos del estado ahora se encuentran en semanas de cuatro días.

El presupuesto 2018-19 da un gran paso hacia restaurar el corte de dinero que se hizo durante la Gran Recesión después de 2008, pero el estado aún retiene 672 millones de dólares de lo que hubiera gastado en educación K-12 si cumpliera con los requisitos constitucionales para aumentar el gasto por alumno al menos por lo menos ajustando a la inflación cada año.

Esta ola de activismo docente refleja un movimiento nacional de huelgas y marchas en West Virginia, Oklahoma, Arizona y Kentucky. A diferencia de otros estados, los legisladores aquí no pueden aumentar los impuestos para enviar más dinero a las escuelas o aprobar los aumentos de maestros por su cuenta. Los votantes necesitarían aprobar más dinero, y las juntas escolares locales necesitarían aumentar los salarios.

Los docentes entrevistados en la marcha del lunes dijeron que reconocen las restricciones fiscales en Colorado, pero también están inspirados por las acciones de sus colegas en estados más conservadores.

Muchos maestros también dijeron que temen que las reducciones en los beneficios de jubilación podrían llevar a un éxodo de maestros más jóvenes, lo que exprimiría aún más una profesión que lucha por reclutar nuevos trabajadores y sufre de una alta rotación.

Un comité de la Cámara hizo cambios a una revisión de pensiones esta semana que eliminó las provisiones a las que los maestros le hicieron más objeciones, como elevar la edad de jubilación y hacer que los maestros paguen más de sus cheques, pero la forma final del proyecto de ley aún debe ser discutida entre los demócratas en la Cámara y los Republicanos en el Senado.

Jason Glass, superintendente de un distrito de 85,000 estudiantes del condado de Jefferson, envió un correo electrónico a los padres el martes diciendo que las clases se cancelarían la próxima semana debido a una "escasez de mano de obra". Los maestros que falten a la escuela deben usar tiempo de sus vacaciones o de enfermedad.


Glass calificó de "problemático" el bajo nivel de financiación de la educación en Colorado.

"El personal en la educación pública, los padres y otros partidarios se han vuelto cada vez más activos en defender el aumento los fondos para nuestras escuelas públicas K-12 y la estabilización" del plan de pensiones del estado, escribió. "Existe la creencia entre estos grupos de que todos estos años de baja financiación están teniendo un impacto significativo en nuestra capacidad de atraer candidatos de calidad a la profesión docente, y están impidiendo la capacidad de ofrecer efectivamente el alto nivel de experiencia educativa que nuestros estudiantes merecen".

Glass se disculpó por las "molestias" para las familias y les recordó a los padres que el 26 de abril también es el "Día de llevar a nuestras hijas e hijos al trabajo".

Las Escuelas Públicas de Denver, el distrito más grande del estado con 92,000 estudiantes, anunciaron el martes por la noche que la escuela terminaría temprano el 27 de abril, con más detalles por venir.

"Los funcionarios de todo el país y específicamente los legisladores de la cámara estatal deben finalmente reconocer que no se puede proporcionar una educación de calidad a bajo costo", el presidente del sindicato de Denver, Henry Roman, dijo en un comunicado de prensa sobre la huelga. "Si queremos que la prosperidad económica actual de Colorado continúe, debemos darnos cuenta de la importancia de que las escuelas estén fuertes".

Quienes abogan por más fondos para las escuelas están tratando de imponer un aumento de impuestos de 1,600 millones de dólares para la educación en la boleta electoral de noviembre. Los votantes han rechazado dos veces medidas similares en los últimos años.

Chalkbeat es una página de noticias sin ánimo de lucro que cubre los cambios en las escuelas públicas.

Comparte
Publicidad