null: nullpx
Diplomacia

Barack Obama llega a Vietnam, en el comienzo de su gira asiática

Este será el décimo viaje del presidente de Estados Unidos a Asia. Además de su simbólica visita al epicentro de uno de los únicos ataques nucleares de la historia, Obama viajará a Vietnam, donde podría anunciar el levantamiento del embargo de armas a ese país.
22 May 2016 – 8:01 PM EDT

El presidente Barack Obama llegó este domingo a Vietnam en la primera escala de su gira asiática, que también lo llevará a Japón. Obama aterrizó en el aeropuerto internacional Noi Bar de Hanoi poco después de la medianoche (hora local) para una visita de tres días en la que aspira reforzar la cooperación económica y militar y avanzar en el levantamiento del embargo a la venta de armas, vigente desde 1984.

Se trata del tercer presidente estadounidense que visita el país desde el fin de la guerra, en 1975, tras Bill Clinton y George W. Bush, y es también el décimo viaje de Obama a Asia.

Estados Unidos ha expresado su interés en profundizar su relación comercial con Vietnam, su primer socio en el Sudeste Asiático, con el que tiene un intercambio bilateral que superó los 45.000 millones de dólares en 2015. Mientras que el gobierno de Hanoi también aspira a una mayor presencia económica de la primera potencia mundial para contrarrestar su excesiva dependencia con China.

La Casa Blanca ha confirmado reuniones con el presidente de la República, Tran Dai Quang; el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc; la presidenta de la Asamblea Nacional, Nguyen Thi Kim Ngan; y el secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong, el hombre que más poder acumula en Vietnam. El martes el presidente también se reunirá con un grupo de empresarios en Ho Chi Minh, el principal centro financiero del país.

Esta visita ha despertado una expectación especial por el posible levantamiento del embargo de armas de EEUU a Vietnam, que data de 1984. EEUU levantó parcialmente el embargo en 2014 para ciertos artículos relacionados con la defensa marítima, un asunto clave para el régimen vietnamita por la disputa que mantiene con China en torno a la soberanía de las islas Paracel y Spratly, en el mar de China Meridional.

Algunos analistas creen que Vietnam estaría dispuesto incluso a permitir la presencia permanente de tropas estadounidenses en sus aguas a cambio del levantamiento total del embargo a las armas letales. Sin embargo, esta medida resulta controvertida para algunos sectores de la sociedad estadounidense que no olvidan las heridas de la guerra y choca con el principal punto de fricción entre ambos países: los derechos humanos.

El miércoles, Barack Obama continuará su viaje hacia Japón, donde participará en la cumbre del G7 y realizará una histórica visita a Hiroshima.


Viajar para curar heridas: Hiroshima es la próxima parada histórica de Barack Obama

Loading
Cargando galería


Al anunciar la visita de Obama a Hiroshima, que tendrá lugar el 27 de mayo, la Casa Blanca ya dejó claro que el objetivo del presidente no es pedir perdón a Japón. Esta semana varios altos funcionarios quisieron insistir en ese mismo mensaje.

El secretario de Estado adjunto para el Pacífico y el Este Asiático, Daniel Russel, explicó en una rueda de prensa que Obama dijo en 2009 que sería "un honor" para él convertirse en el primer presidente de EEUU en visitar Hiroshima, donde pretende hablar de "la construcción de un futuro mejor".

En la misma línea, el asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, argumentó en una conferencia telefónica con periodistas que EEUU, como "la única" nación que ha usado la bomba atómica, tiene "la responsabilidad moral" de trabajar "hacia la meta de un mundo sin armas nucleares".

Con la visita a Hiroshima, Obama espera "poner de relieve una vez más que es imperativo que el mundo busque una reducción y definitiva eliminación de los riesgos de las armas nucleares", anotó Rhodes.

Por otro lado, en el Parque de la Paz de Hiroshima, dedicado a las víctimas de la bomba atómica, Obama expresará "su profundo respeto" por todos los que perdieron la vida en ese ataque, pero también reflexionará sobre "el terrible costo de la guerra".

Cumbre del G7

Una asociación de supervivientes de las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki ha enviado a Obama una carta en la que piden que se reúna con ellos, pero la Casa Blanca no ha indicado todavía si se producirá o no ese encuentro.

Antes de viajar a Hiroshima en compañía del primer ministro japonés, Shinzo Abe, Obama participará en la cumbre de líderes del G7 que tendrá lugar el 26 y 27 de mayo en el parque natural Ise-Shima.

Obama ha viajado a Japón en tres ocasiones desde 2009, pero su visita a Vietnam sí será la primera, con una agenda oficial de lunes a miércoles que incluye las ciudades de Hanoi y Ho Chi Minh.

La Casa Blanca ha confirmado que Obama evalúa levantar parcial o completamente el embargo que EEUU mantiene desde hace tres décadas a la venta de armas a Vietnam.

El embargo está en vigor desde 1984 y, aunque ya se relajó levemente en 2014, Obama se plantea ahora levantarlo por completo o ampliar significativamente el armamento que puede proporcionarse a Vietnam, en un contexto de acercamiento a Hanoi y de inquietud por el poderío militar de China en esa región.

Obama hablará sobre el tema en sus reuniones del lunes con el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, que lleva menos de dos meses en el cargo; con el nuevo primer ministro del país, Nguyen Xuan Phuc, y con el secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong.

De acuerdo con el director para asuntos asiáticos del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Daniel Kritenbrink, las consideraciones sobre la situación de los derechos humanos en Vietnam forman parte de la evaluación que está realizando Obama y siguen siendo "un elemento central" de la relación bilateral.

Parlamentarios de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) por los Derechos Humanos (APHR, sigla en inglés) han pedido a Obama que defienda la democracia durante su visita.

Vietnam celebra este fin de semana unas elecciones legislativas en las que las expectativas de una ligera apertura democrática se han visto frustradas por el veto a candidatos independientes del hegemónico Partido Comunista.

Obama también prevé abordar en Hanoi el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, en inglés), del que forman parte tanto EEUU como Vietnam, y dar un discurso dirigido al pueblo vietnamita, al estilo del que pronunció en marzo durante su histórica visita a Cuba.

Horas antes de la partida de Obama, Vietnam dejó en libertad a un sacerdote católico que es uno de los disidentes más conocidos, en lo que se consideró un gesto de buena voluntad antes del arribo del presidente el domingo por la noche.

El último año de Obama en la Casa Blanca abunda en viajes al exterior, en lo que pudiera considerarse una larga gira mundial de despedida.

Ya ha realizado un viaje histórico a Cuba y visitado Arabia Saudita, Alemania y Reino Unido. Le esperan una visita de un día a Canadá el mes próximo y la cumbre de la OTAN en Polonia en julio. Luego sería el primer presidente estadounidense en visitar Laos. Prevé asistir también a la cumbre del Grupo de los 20 países industrializados y emergentes en China y la cumbre Asia Pacífico en Perú en noviembre.


Más contenido de tu interés