null: nullpx
Donald Trump

Trump minimiza los temores a una recesión económica y se refugia en su reforma de impuestos

El presidente dijo a los periodistas este domingo que los consumidores estadounidenses "están llenos de dinero" tras su reforma que favorecía a las corporaciones. Sin embargo, economistas ven cada vez más cerca una contracción de la economía tras una semana de turbulencias en la bolsa.
19 Ago 2019 – 8:52 AM EDT

Las alarmas que han disparado el temor a una recesión mundial parecen tener sin cuidado al presidente estadounidense, Donald Trump, quien este domingo se manifestó optimista con respecto al curso de la economía, al menos en el ámbito nacional.

La semana pasada se desplomaron los mercados financieros en Alemania, Reino Unido y Francia, arrastrando a la baja también al índice Dow Jones, el principal indicador de la Bolsa de Nueva York.

Además, las acciones de Estados Unidos cayeron después de que los rendimientos de los bonos de Tesoro se invirtieron brevemente, por primera vez desde 2007. También la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo, la estadounidense y la china, preocupa cada vez más a inversionistas, políticos y ciudadanos.


Pero Trump, a su regreso a Washington luego de pasar unos días en su club de golf en Nueva Jersey, aseveró en tono tranquilizador: “No pienso que estemos teniendo una recesión”.

“Nos está yendo increíblemente bien. Nuestros consumidores son ricos. Hice un tremendo recorte de impuestos y ellos tienen mucho dinero”, dijo a los periodistas.

Luego, el mandatario reforzó su mensaje en Twitter, al asegurar que "Nuestra economía es la mejor del mundo, con diferencia".

Trump sostiene que la economía de EEUU está preparada para un "gran crecimiento" después de que se completen los tratados comerciales.

Según Trump, mientras los precios de las importaciones bajan, China se está "comiendo" los aranceles impuestos a sus productos en EEUU.

En otro mensaje, el mandatario aludió directamente a la política de su administración con el gigante asiático. "Lo estamos haciendo muy bien con China", opinó Trump, y recordó que ambos países están "hablando".

Una economía sólida es fundamental para las aspiraciones de reelección de Trump. Sin embargo, la confianza de los consumidores ha caído en un 6.4% desde julio, según AP.

El mismo mensaje

Pero Trump no ha estado solo a la hora de defender que la economía está en un buen estado: sus colaboradores más cercanos, como Kellyanne Conway, han insistido en el mismo mensaje.

Conway, asesora del presidente, sostuvo este lunes que "los pilares de nuestra economía son muy robustos".

“Tenemos más personas trabajando en este país ahora que nunca antes en la historia de la nación. Tenemos más personas que regresan al trabajo. Tenemos personas que no solo tienen disponibilidad laboral, tienen seguridad labor", añadió ante los periodistas.

Por su parte, Larry Kudlow, el principal asesor económico del mandatario, entrevistado este domingo en Fox News, desestimó los temores de una recesión inminente y pronosticó que la economía tendrá un buen desempeño en el segundo semestre de 2019. Afirmó que los consumidores perciben salarios más altos, por lo que pueden gastar y ahorrar más.

“A mi parecer vamos bastante bien. No le tengamos miedo al optimismo”, afirmó.

El mes pasado, la Reserva Federal redujo su tasa referencial —que afecta los préstamos a muchas familias y establecimientos — en un cuarto de punto porcentual a un rango de entre 2 y 2,25%. Se trata del primer recorte desde diciembre de 2008, durante lo más profundo de la Gran Recesión.


Aunque Kudlow reconoció que hay una desaceleración en el sector económico, dijo que las tasas de interés bajas ayudarán al sector de la vivienda, al de la construcción y al de la venta de autos.

Kudlow, que antes de entrar al equipo del presidente Trump era un enérgico opositor a la imposición de aranceles y promotor del libre comercio, defendió las medidas aduaneras de Trump a las importaciones procedentes de China.

“No podemos permitir que China aspire a estas prácticas comerciales injustas y no recíprocas”, destacó Kudlow.

El pasado 1 de agosto, Trump amenazó con imponer a partir del 1 de septiembre aranceles del 10% a productos de exportación chinos valorados en 300,000 millones de dólares que aún no están gravados con tarifas adicionales.

La amenaza intensificó la guerra comercial entre EEUU y China, ya que con la medida estadounidense se afectaría la totalidad de las importaciones del gigante asiático al país.

Sin embargo, la entrada en vigor de la medida, anunciada antes de una nueva ronda de negociaciones con China a comienzos de septiembre, fue postergada para el próximo 15 de diciembre.

Analistas interpretaron el aplazamiento como un intento de evitar afectar a los consumidores estadounidenses, principalmente durante la temporada de compras navideñas.

Televisores, repuestos de autos, muebles... por estos bienes pagarás más debido a los aranceles de Trump a China

Loading
Cargando galería
Publicidad