null: nullpx
Detector de Mentiras

El presupuesto de Trump para 2018 se basa en un crecimiento de la economía irreal

Expertos y centros de investigación alertan que el error de cálculo podría suponer un deficit presupuestario que supera en 3 billones de dólares lo que predice la Casa Blanca.
9 Jun 2017 – 5:07 PM EDT

El presupuesto para el 2018 que el presidente Trump presentó al Congreso se basa en un crecimiento de la economía irreal y podría suponer que el déficit presupuestario acumulado de los próximos 10 años supere en 3 billones de dólares (3,000,000 millones) lo que hoy predice la Casa Blanca.

Así lo señala un informe del centro de investigación Center on Budget and Policy Priorities (CBPP), que compara la estimación de crecimiento de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO por su sigla en inglés) con los planes de Trump, unas conclusiones que comparten diversos especialistas y organizaciones.

Mientras la oficina del Congreso estima que la economía crecerá 1,8% por año en promedio en los próximos 10 años, el proyecto del presupuesto del presidente Donald Trump se basa en que el crecimiento será de 2,9%, una cifra que los expertos califican de exagerada y hasta imposible.

De hecho, se trata de la “mayor brecha” histórica entre el presupuesto estimado por un gobierno y el calculado por el CBO, según lo detalla el informe del CBPP, que revisó el Detector de Mentiras de Univision Noticias.

¿Por qué esto es importante?

Las proyecciones de crecimiento poco realistas no sólo hacen que los recortes de impuestos que aumentan el déficit parezcan más asequibles de lo que realmente son, sino que pueden generar recortes en los programas sociales para familias de ingresos bajos y medios, si el crecimiento prometido no se materializa, según lo explica el estudio del Centro.

Estimación exagerada

La economía puede crecer por diversas razones, entre ellas un aumento en la fuerza de trabajo o de la productividad. Sin embargo, debido al envejecimiento de la población y a la caída de la inmigración a Estados Unidos, se prevé que la fuerza de trabajo contribuya menos en la economía. Por eso “para alcanzar el crecimiento en que se basa la previsión de Trump, se requeriría el mayor incremento de la productividad de la historia”, explicó a Univisión Chad Stone, autor del informe y economista en jefe del Center on Budget and Policy Priorities.

Según Stone, las políticas de Trump podrían generar un crecimiento de uno, dos o hasta tres décimos si no fuera porque seguramente estarán acompañadas por grandes déficits de presupuesto que frenan el crecimiento. “Por todas esas razones parece muy poco probable, prácticamente imposible que veamos ese tipo de crecimiento”.

Stone cree que para llegar a la previsión de Trump, la productividad tendría que crecer hasta un 2.4%, una cifra record que no se registra desde el período de 1950 a 1973. Dado que la Oficina de Presupuesto del Congreso estima que la productividad crezca en promedio 1,8% en la próxima década, y que hay pocas posibilidades de crecimiento en la fuerza de trabajo, la cifra de 2,9% de la propuesta de Trump, es poco realista, explicó Stone.

En la misma línea, los expertos de la organización bipartidaria, Comité para un Presupuesto Federal Responsable, explicaron en un informe que debido al envejecimiento de la población es poco probable que se tengan el nivel de trabajo, capital y crecimiento de la productividad necesarios para alcanzar el 3% de crecimiento económico sostenido. Esto solo sería posible, según los expertos, si se retomara el crecimiento de los años 90.

¿Se podría cumplir la expectativa de Trump?

A lo largo de la historia se han dado hechos inesperados que cambiaron el rumbo previsto de la economía. “En los años 70, la productividad empeoró de repente, en los 90s fue mucho mejor que lo que esperábamos y comenzando un poco antes de la Gran Recesión se frenó más de lo que preveíamos”, recuerda Stone.

Estos precedentes dejan la puerta abierta a que podría haber alguna sorpresa que impulse la economía. Sin embargo, Stone advierte que “es improbable” que ese cambio provenga de las políticas de Trump. Un estímulo económico tan grande podría surgir “de descubrimientos, de nuevas formas de hacer las cosas, de usar mejor las computadoras: ese tipo de sorpresa tecnológica que pueda producir un crecimiento mayor”, explica.

Expertos como Carmen Reinhart, profesora de la Universidad de Harvard, señalan que dicho crecimiento es exagerado e improbable. En este sentido, el profesor de la Universidad de Northwestern, Robert J. Gordon, advierte en un artículo de Bloomberg que es difícil un desarrollo de la economía similar al que se dio entre 1870 y 1970, y que los niveles económicos de los próximos 25 años “serán más parecidos al paso lento de 2004-2015 que al rápido crecimiento de 1994 a 2004, y mucho menos rápido que la tasa alcanzada entre 1920 y 1970”.

De acuerdo al Comité para un Presupuesto Federal Responsable, además de que las cifras de crecimiento son “exageradamente elevadas", esperar que los ingresos ayuden a reducir el déficit es “inconsistente" con las declaraciones políticas recientes, que afirman que el crecimiento económico será usado para contribuir a financiar la reforma tributaria.

Los análisis de los expertos concluyen que es poco probable que la economía crezca al ritmo que Trump prevé en su presupuesto. Según el especialista Chad Stone, un incremento económico de este nivel sería una gran sorpresa, pero advirtió que las políticas presidenciales no producen sorpresas de productividad.


Publicidad