Engañoso

Trump culpa a Obama de no haber hecho nada para controlar las armas: esto dice el detector de mentiras

Tras el tiroteo de Sandy Hook, Barack Obama impulsó el endurecimiento de los controles: estableció 23 acciones ejecutivas y propuso varias leyes para restringir la venta. Pero fracasaron por insuficiente apoyo de republicanos y demócratas.

En medio del debate sobre el control de armas de fuego, luego del tiroteo en la escuela secundaria de Parkland, Florida, el presidente Donald Trump acusó en Twitter a los demócratas de no haber hecho más para restringir su venta cuando pudieron:

"Del mismo modo en que no quieren resolver el problema de DACA, ¿por qué los demócratas no aprobaron legislación de control de armas cuando tenían la Cámara de Representantes y el Senado durante la Administración de Obama? Porque no quisieron, ¡y ahora solo hablan!"

Trump tiene razón en parte. Los demócratas no se enfocaron en aprobar leyes para controlar las armas de fuego cuando tenían mayoría en ambas cámaras. De hecho, en 2009 el presidente Barack Obama firmó una ley que autorizó el ingreso a los Parques Nacionales con armas de fuego, lo que le ganó críticas de grupos que trabajan por su control.

Además, el expresidente firmó otra ley que estableció el derecho de los pasajeros de la red de trenes Amtrak a llevar armas en su equipaje.

Sin embargo, después del tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook, que dejó a 26 muertos en diciembre de 2012, la mayoría de ellos niños de primer grado, el enfoque de Obama cambió de modo radical, convirtiendo el control de armas en una prioridad de su segundo mandato.

Eric Ruben, experto en la Segunda Enmienda del Brennan Center para la Justicia y profesor de leyes de la Universidad de Nueva York (NYU), incluso califica la afirmación de Trump como "engañosa". "Si bien es verdad que el presidente Obama no priorizó el control de armas antes del tiroteo de Sandy Hook en 2012, le dio un gran impulso a la regulación desde entonces".

Ruben explicó que Obama, así como legisladores demócratas y un pequeño número de legisladores republicanos intentaron fortalecer las leyes contra las armas en 2013. Propusieron prohibir los cargadores de alta capacidad, las armas de asalto y cerrar los vacíos legales en el sistema de revisión de antecedentes. Pero estos esfuerzos fracasaron.

Según explicó Ruben, las medidas no fueron aprobadas debido a la oposición republicana. Un ejemplo de ello fue la ley de chequeo de antecedentes, que murió en el Senado al no alcanzar los 60 votos necesarios (obtuvo 54 votos a favor –solo 4 de ellos republicanos– y 46 en contra, entre los que hubo 5 demócratas).

Pero el plan de Obama no solo incluía varias propuestas para el Congreso, sino también 23 acciones ejecutivas. "Además de los esfuerzos legislativos, el presidente Obama emprendió una tarea en distintas agencias para reducir la violencia de las armas, firmó más de 20 acciones ejecutivas y promulgó regulaciones para endurecer las restricciones", dijo Ruben.

Obama también introdujo una medida para evitar que gente con trastornos mentales accediera a las armas. Esta norma le hubiese permitido al Sistema Nacional de Chequeo de Antecedentes Criminales (NICS) del FBI acceder a datos del Sistema de Seguridad Social, incluyendo la lista de personas que recibían ciertos beneficios federales por problemas de salud mental, para evitar que comprasen armas.

Sin embargo, Donald Trump la eliminó en febrero de 2017, apenas comenzado su mandato.