null: nullpx

El presupuesto de Trump busca ahorros a costa de estos programas dirigidos a los más pobres

Según el plan que manda al Congreso la Casa Blanca, el gobierno aspira lograr un presupuesto equilibrado en una década, con recortes de impuestos y profundos recortes en programas de asistencia social.
23 May 2017 – 11:47 PM EDT

Con la notable ausencia de Donald Trump, quien sigue su primera gira internacional, alejado de los problemas que le persiguieron la semana pasada en casa, la Casa Blanca presenta al Congreso el proyecto de presupuesto para 2018, que propone recortes históricos a planes sociales que ni demócratas ni republicanos han tocado en décadas.

Este año el presupuesto lleva un título con reminiscencias de campaña política: “Una nueva base para la grandeza estadounidense” -una evolución del lema electoral de Donald Trump aquel de “Hacer a EEUU grandioso de nuevo”- y promete “reemplazar la dependencia con la dignidad del trabajo a través de reformas al estado de bienestar”.

Una de las partes más polémicas del proyecto es la sección que habla de la “Reforma del estado de Bienestar”, la asistencia que aporta el Estado a ciudadanos que viven por debajo de la línea de pobreza para alimentación y salud.

De acuerdo con la propuesta de la Casa Blanca, establecer recortes en programas de asistencia familiar y de alimentación, junto con limitación de los créditos impositivos por niños ahorraría unos 274,000 trillones de dólares en la próxima década.

Pero eso toca aspectos del estado de bienestar, un eterno debate en EEUU en el que ni republicanos ni demócratas quieren quedar ante la historia como los responsables de haber desmantelado o ayudado a desmantelar la red de seguridad social que protege a los más pobres del país.

Según los datos del Censo, un 21% de la población estadounidense recibe algún tipo de beneficio mediante programas de ayuda, es decir, cerca de 51 millones de ciudadanos.

Pese a la creencia reforzada por cierto discurso político (el mismo que alimentó Trump y lo ayudó a llegar a la Casa Blanca, por cierto) los inmigrantes indocumentados no reciben beneficios sociales, salvo cuando son padres de niños que son ciudadanos estadounidenses.

Todos los análisis indican que el proyecto sufrirá grandes cambios en el Congreso, como suele suceder con los presupuestos que propone el Ejecutivo, y destacan que sirve más como una declaración de intenciones que establece las prioridades del gobierno.

Estos son algunos de los principales planes sociales que podrían sufrir severos recortes y dejar desasistidos a millones de personas, si el Congreso acepta las propuestas del Ejecutivo.

Medicaid

El programa de asistencia médica para personas de bajos ingresos que financia el gobierno federal y que se administra junto a los estados. Bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible u Obamacare, varios estados habían expandido el alcance del plan. Durante la campaña Trump había prometido que no tocaría este programa, aunque su plan de derogar Obamacare busca, entre otras cosas, revertir la ampliación que experimentó en algunos estados. Se estima que unos 18 millones de latinos están amparados por el programa,


  • Alcance del programa: 74,3 millones de personas en marzo 2017, según datos del programa.
  • Ahorros calculados: 800,000 billones de dólares en diez años

Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria

Es el mayor programa nacional para el combate al hambre y antiguamente era conocido como el de Estampillas de Comida manejado por el Departamento de Agricultura. El SNAP ofrece asistencia nutricional a millones de personas de bajos recursos y beneficios económicos a comunidades. Trabaja conjuntamente con agencias estatales y organizaciones religiosas caritativas para ayudar a las personas elegibles inscribirse en el programa.


  • Alcance del programa: 43,6 millones de personas al mes promedio en 2016 (según el Departamento de Agricultura)
  • Ahorros calculados: 193,000 billones de dólares en diez años

Asistencia Temporal para Familias Necesitadas

El TANF (siglas del Temporary Assistance for Needy Families) es un programa que aporta soporte financiero a familias con hijos y mujeres embarazadas. Lo maneja el Departamento de Salud y Servicios Humanos que envía los fondos a los estados que son los que lo administran, aportando a la vez recursos propios.


  • Alcance del programa: 1,75 millones de familias o 4,1 millones de personas al mes (según reporte del Departamento de Salud al Congreso con datos de 2013)
  • Ahorros calculados: 21,000 billones de dólares en diez años

Créditos de Impuestos por Niños

Una popular deducción que permite deducir 1,000 dólares por niño menor de 17 años en la declaración anual de impuestos. Según el Centro de Políticas de Impuestos (Tax Policy Center) el 70% de las familias con hijos que califican recibe un promedio de 1,060 dólares por ese beneficio. También se limitará el Crédito de Impuestos por Ingreso, una suma anual que se otorga a las personas que trabajan pero que no logran un ingreso suficiente (54,000 dólares anuales para parejas)

El cambio que propone el presupuesto busca limitar esos beneficios a “aquellos autorizados para trabajar en EEUU”, aunque en el caso del crédito por ingreso no lo pueden reclamar personas sin permisos de trabajo.


  • Ahorros calculados: 40,000 billones de dólares en diez años

El diario fotográfico de la era Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés