Detector de Mentiras

La obligación de tener seguro médico no es muy popular, pero más de la mitad de los estadounidenses se oponen a quitarla

Trump aseguró que el 'mandato individual' es altamente impopular, aunque una encuesta reciente revela que el 65% de los estadounidenses se opone a que su administración deje de aplicarlo.

Los republicanos utilizaron la nueva ley de impuestos que discute el Senado para intentar eliminar el ' mandato individual', la obligación establecida por Obamacare de que los residentes de Estados Unidos obtengan un seguro de salud.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, aseguró que esa medida tiene poco respaldo entre los ciudadanos. Y el presidente Donald Trump la calificó de "altamente impopular". ¿Es cierto que la medida tiene mucho rechazo?

El mandato individual sí enfrenta rechazo. De hecho, enfrentó oposición incluso antes de entrar en vigencia. Ni el propio Barack Obama lo apoyaba durante su candidatura en 2008. El rechazo llegó al punto de que la medida fue denunciada por ser inconstitucional, pero la Corte Suprema la declaró acorde a la ley.


El principal argumento para justificar la existencia del 'mandato individual' es que la obligación de que gente joven y saludable tenga seguro, posibilita que se cobre un precio justo a las personas mayores y que no se discrimine a quienes tienen enfermedades preexistentes, que suelen tener requerimientos más costosos.

Pero decir que la medida es altamente impopular resulta engañoso, especialmente porque muchas personas se oponen a eliminarla.

¿Qué opina la gente?

Según un estudio del Pew Research, más de la mitad de la población (56%) rechazaba el mandato individual en 2011. La desaprobación fue mayor en 2016, cuando una encuesta de la Kaiser Foundation encontró que casi dos tercios de los estadounidenses tenían una visión desfavorable de dicha obligación.

Sin embargo, un estudio de la misma institución de agosto de este año reveló que el 65% de los ciudadanos desaprueban que la adminitración Trump elimine el mandato individual. Asimismo, un sondeo elaborado en marzo por CNN y YouGov reflejó que la opinión está dividida casi por igual: 50% se opone a eliminar la medida y el 48% está de acuerdo.

El rechazo a esta obligación ha sido siempre mayor entre los republicanos. En la encuesta de Kaiser de noviembre de 2016, casi el 80% tenía una visión desfavorable, comparado con 69% de rechazo entre los independientes y 43% entre los demócratas. En agosto de 2017, el 66% de los republicanos y el 65% de los votantes de Trump apoyaba que el gobierno deje de aplicar la obligación de comprar seguro.

Las consecuencias

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) estimó este mes que eliminar el mandato individual reduciría en más de $338,000 millones el déficit del país entre 2018 y 2027. En 2019 habría 4 millones de personas más sin seguro de salud y en 2027 el número llegaría a 13 millones.

La CBO también estima que las primas en el mercado individual subirían un 10% en en esta década, ya que la gente saludable optará por no tener seguro de salud, una decisión que más gente podría tomar ante el aumento de precios.

Si bien al eliminarse este mandato, el déficit será menor –lo cual le brinda a los republicanos una mayor flexibilidad para recortar los impuestos– la cantidad de gente sin seguro de salud aumentará.

En este sentido, un grupo de proveedores de servicios de salud escribió una carta a los líderes del Congreso, advirtiendo que "eliminar el mandato individual sin una alternativa viable reducirá la inscripción" a los seguros, lo cual "desestabilizará más el ya frágil mercado del seguro individual y de grupos pequeños del que dependen 10 millones de americanos".

RELACIONADOS:EngañosoSaludPolítica