null: nullpx
Elecciones 2016

Hillary, Bernie y la POP política

Los candidatos demócratas usan la moda y bandas de pop para hacer campaña. ¿Qué hay detrás?
9 Mar 2016 – 1:20 PM EST

Por Angélica Gallón S. | @univisiontredns

Parece que en estos días la política no solo está hecha de mítines y debates televisados*. Hoy la política –y esto se ha evidenciado con fuerza en las campañas a la presidencia– se hace de la mano del pop y de la moda.

Hace unos días, mientras Katy Perry y Elton John organizaban un tremendo concierto en el Radio City Music Hall, en Nueva York, para recoger dinero para la campaña de Hillary Clinton, (con boletas que superaban precios de 2.500 dólares), otra importante lista de cantantes declaraba su devoción por Bernie Sanders, el otro candidato demócrata.



No es nuevo que las estrellas de la música creen alianzas con algunas campañas cercanas a sus ideas, pero sí es nuevo que se haya vuelto tan “cool” dentro de la escena del entretenimiento hablar de tus ideologías partidistas.

Es como si estar comprometido, no importa el bando, estuviera de moda.

De hecho lo está. Mientras hace un par de años los centros de pensamiento alertaban sobre la muerte de la democracia por la falta de participación juvenil, de un tiempo para acá, parece que la juventud inconforme, esa que hacía parte de las minorías no representadas, están levantando con fuerza su voz.

"Lejos de lo que pasó con otras generaciones, la generación Z, e incluso, los Millennials tienen fuertes compromisos sociales y políticos. No es extraño hoy ver que jóvenes de 13 o 14 años están trabajando en la ONU. Esos nuevos aires han empezado a activar a toda una juventud que durante años pareció más escéptica a los asuntos de la política", explica Catalina Marín, directora de cuenta para Latinoamérica de WGSN, agencia analista de tendencias globales.

Esos nuevos públicos implican también nuevas estrategias y maneras de capturar potenciales votantes y, los candidatos, así lo han entendido.

El pop y sus campañas



Recientemente, Hillary Clinton ha recibido varias nuevas adhesiones del mundo del pop.

Desde Kanye West, quien incluso ha manifestado su deseo de empezar una carrera política bajo su mecenazgo, pasando por Rihanna, Christina Aguilera, Jennifer Lopez, Ricky Martin y los raperos Pharrell Williams, Snoop Dogg, 50 Cent, sin que se queden por fuera emblemas como Tony Bennett, Stevie Wonder, Cher, Sting y Barbra Streisand.

Bernie Sanders, por su parte, tampoco ha estado ajeno a esto que algunos expertos incluso se han atrevido a bautizar como Dem-rock-cracy (rock + democracia)



Una vez Vampire Weekend y Red Hot Chilippepers dejaron clara su adhesión a la campaña del candidato demócrata, de ideas socialista, Bernie Sanders, otras bandas, -más del tipo noventero que del estilo Millennial-, empezaron a enlistarse. Faith No More, Sonic Youth y Foo Fighters le dejaron claro a sus audiencias que el compromiso no solo iba con la música, sino también con el país.

La moda también está en campaña
En cuanto a la moda, esta sí que parecía ser una plataforma completamente marginal a estos asuntos. Pero ya que temas como una producción ecológica y respetuosa, la lucha por los derechos de los trabajadores o la reivindicación de un cuerpo real y de una belleza diversa y pluri étnica, parecían inundar de un cierto ambiente militante la moda, por qué no aprovecharlo para capturar nuevos participantes de los asuntos políticos más tradicionales.



Así fue como Bernie Sanders convocó a la modelo Emily Ratajkowski a que lo acompañara en sus apariciones en New Hampshire. Invitación que ella aceptó y promocionó en las redes con un pequeño saquito tejidos que decía BERNIE.

La filiación de la súper modelo con el candidato, no pareció un asunto menor para sus seguidores que hicieron de su Instagram una verdadera plataforma de debate político y, también hay que decirlo, de improperios e insultos.



Las adiciones desde el mundo del estilo hacia Hillary Clinton han sido masivas, tanto que los adeptos a su campaña pueden hoy elegir si quieren llevar una camiseta diseñada por Marc Jacobs, Tory Burch o por la marca Public School.

Una vez Marc Jacobs terminó su desfile en New York Fashion Week vistiendo la camiseta que había diseñado para la candidata, famosas como Kendall Jenner no tardaron en dejar claro en su Instagram que también hacian parte de la ola Clinton.



Además se adhirieron públicamente Anna Wintour, editora de Vogue y la actriz y feminista Lena Dunham, dos adquisiciones nada despreciables cuando se habla de encantar a las nuevas generaciones.

Donald Trump muestra menos adhesiones por parte del pop, su género ha sido el Country y la moda no le ha prestado mucha atención más que a su pelo, pero con un panorama que promete nuevos votantes y jóvenes más participativos, quizás en el largo camino que aún queda hacia la presidencia, más cantantes y diseñadores inesperados se unan a alguno de los candidatos y le den vida a la Pop Política.


*Toda la cobertura del Debate Demócrata en univisionnoticias.com y para participar del debate desde tu móvil descarga el Univision Conecta App ( iOs y Android ) y sigue en Facebook Univision Política.


Más contenido de tu interés