publicidad
Bernie Sanders junto a varios inmigrantes.

Bernie Sanders escucha historias de inmigrantes en evento de campaña

Bernie Sanders escucha historias de inmigrantes en evento de campaña

El aspirante presidencial habló con una adolescente salvadoreña, una inmigrante transgénero y un hombre de Bangladesh.

Bernie Sanders junto a varios inmigrantes.
Bernie Sanders junto a varios inmigrantes.

Una adolescente salvadoreña que llegó sin compañía adulta a la frontera estadounidense. Una inmigrante transgénero que estudió en Georgetown mientras era indocumentada. Un hombre de Bangladesh que inició una huelga de hambre en un centro de detención de inmigrantes.

Estos jóvenes acompañaron este lunes al aspirante presidencial Bernie Sanders cuando discutió  su plan migratorio durante un evento de campaña este lunes en Washington. 

“Estamos aquí para discutir cómo se unirá nuestro país para asegurar que 11 millones de indocumentados en nuestro país ya no tengan que vivir en las sombras o con miedo, que puedan vivir con seguridad y dignidad”, dijo Sanders durante el evento de mesa redonda. 

La actividad fue moderada por Erika Andiola, una de varios activistas de inmigración que se han unido a la campaña de Sanders como asesores en temas migratorios en los últimos meses.

Lea también: La apuesta de Sanders por el voto hispano

En el evento Sanders explicó que, de ser electo presidente, desarmaría el sistema de centros privados de detención de inmigrantes en EEUU. “La mayoría de los estadounidenses piensan que las compañías no deberían lucrarse de la detención de las personas”, dijo el aspirante y senador de Vermont.
Sanders había declarado recientemente su apoyo a cientos de indocumentados que han hecho huelgas de hambre en estos centros para protestar las condiciones y exigir su libertad. Uno de ellos fue Jahed Ahmed, un hombre de Bangladesh que busca asilo en EEUU.

publicidad

Ahmed era un activista político de la oposición en Bangladesh, y tenía en ese país su propia tienda. Llegó a EEUU este año buscando asilo luego de que mataran a uno de sus amigos -también activista- y le buscaran personalmente en su casa y tienda. Tras ser detenido en la frontera estadounidense, Ahmed pidió asilo a las autoridades estadounidenses pero fue enviado al centro de detención de El Paso, Texas. Allí fue detenido por diez meses; pronto inició la huelga de hambre a la que atribuye su libertad, que se produjo en octubre. 

“Mis amigos y hermanos siguen en centros de detención, y van a ser deportados”, dijo Ahmed a Sanders en la actividad, añadiendo que si deportan a alguno a su país “serían arrestados, torturados o asesinados”.

La comunidad LGBT y los jóvenes centroamericanos

Otra inmigrante que participó en el evento fue la colombiana Catalina Velásquez, una mujer transgénero que llegó a Estados Unidos en 2002. Velásquez pidió a Sanders que incluya a la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT) en su plataforma. Exigió ayudar a inmigrantes transgénero, por ejemplo, quienes asegura sufren desproporcionadamente de acoso sexual en centros de detención.

“Tienes mi promesa ahora mismo, como una persona que cree en una sociedad en la que debemos dar fin a toda discriminación, que eso será parte de nuestra política”, le contestó el aspirante. 

El plan migratorio de Sanders ofrecería asilo y "un trato humano" a los miles de migrantes jóvenes que han llegado solos desde América Latina. Entre estos miles figura una joven llamada Santos, quien también habló durante el evento.

“Decidí venir a Estados Unidos porque había mucha violencia en mi país y por razones económicas”, dijo la joven salvadoreña de 17 años. 

Santos, quien entró a EEUU a los 15 años en su segundo intento de llegar al país desde América Central, le preguntó a Sanders qué piensa al escuchar la palabra ‘inmigrante’.

“Cuando oigo la palabra ‘inmigrante’, pienso en personas como mi padre”, dijo Sanders, quien explicó que su padre llegó a EEUU de Polonia. “Pero me parece que tú tuviste un viaje más difícil que el suyo, y venías de una situación más peligrosa. Gracias por tu valentía”. 

El plan migratorio

Sanders ha dicho que el tema de inmigración sería una prioridad de su administración, “incluso si el Congreso se niega a actuar”.

Otras partes de su plan incluyen proteger la frontera, facilitar el manejo del sistema judicial para los inmigrantes y dar fin a la discriminación contra madres y esposas que migran a EEUU. También permitiría a los indocumentados que llevan al menos cinco años en el país vivir sin miedo a ser deportados. 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad