publicidad
Sanders

La apuesta de Sanders por el voto hispano

La apuesta de Sanders por el voto hispano

El precandidato demócrata ofrece medidas migratorias agresivas para atraer el voto hispano que, por ahora, favorece a su rival Clinton

Sanders
Sanders

Por Antonieta Cádiz @AntonietaCadiz

Lo está apostando todo. El senador de Vermont y precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders prometió este lunes ampliar las acciones ejecutivas de inmigración, desmantelar deportaciones y dar prioridad a una reforma integral.

Se trata de un claro esfuerzo por atraer el voto hispano y posicionarse como el candidato más liberal en esta área.

¿Lo logrará? Es una pregunta abierta que solo responderán los comicios, pero las señales que ha dado su campaña hasta ahora, indican un giro agresivo en la dirección de su política doméstica.

En un discurso este lunes en la conferencia de la organización Fair Immigration Reform Movement (FIRM), en Las Vegas, Nevada, Sanders enalteció a los 11 millones de indocumentados en Estados Unidos.


publicidad



Lea también: Sanders promete proteger a indocumentados

“Sin estos trabajadores nuestro sistema agrícola probablemente colapsaría”, dijo.

“Programas inhumanos”



El precandidato demócrata, quien compite por la nominación junto a Hillary Clinton y Martin O'Malley, prometió que en sus primeros 100 días en la Casa Blanca expandirá las acciones ejecutivas iniciadas por el Presidente Barack Obama.

Es decir, la Acción Diferida para Personas Llegadas en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) creada en el 2012 y la Acción Diferida Para Padres de Ciudadanos Estadounidenses (DAPA por sus siglas en inglés).

Además, en semanas pasadas la campaña de Sanders anunció la contratación de los activistas Arturo Carmona, César Vargas y Erika Andiola, una señal que ha sido bien recibida por grupos pro inmigrantes.

Sanders aseguró que ordenará detener las deportaciones de quienes califican para alivio administrativo en su propuesta.


“Esto incluirá desmantelar programas de deportación inhumanos y centros privados de detención”, especificó.

Sanders mencionó que dará un “trato humano y asilo a las víctimas de violencia doméstica y a menores no acompañados que vienen de América Latina”.


El senador de Vermont se comprometió con un sistema de inmigración igualitario que no tratará a las mujeres como dependientes y aseguró que le dará prioridad a una reforma migratoria integral en su futuro gobierno.

Trabajo cuesta arriba


publicidad


Pero el senador de Vermont tiene grandes obstáculos que derribar, antes de llegar a la mente y corazón de los votantes latinos.


En una encuesta publicada esta semana por Latino Decisions e Impremedia más del 40% de los participantes dijo no conocer a Sanders o no tener una opinión de él.


Aunque es una mejora con relación a un estudio realizado este año por la firma Bendixen & Amandi International and The Tarrance Group para Univision Noticias, en el que un 68% de los electores latinos decían no conocer a Sanders o no se habían formado una opinión de él.


Sanders ha avanzado bastante su retórica y posición. Está diciendo lo que queremos escuchar, pero esperamos que no sólo hable, sino que actúe. Es un buen acercamiento”, explicó Ben Monterroso, director de Mi Familia Vota, una organización que promueve la participación política en la comunidad hispana.


“Espero que no sólo reitere este mensaje en foros de inmigración o dirigidos al voto hispano, sino también para otras audiencias”, agregó.


La conferencia de FIRM estaba dirigida a líderes comunitarios y organizaciones pro inmigrantes, donde se desglosaron los planes para mejorar la participación cívica en todos los niveles.


Kica Matos, directora para derechos de los inmigrantes de FIRM, insistió en que además de un compromiso con la reforma integral, los candidatos deben detallar cambios concretos en la política migratoria.


publicidad


FIRM extendió la invitación a todos los candidatos tanto demócratas como republicanos. Sólo Sanders y O`Malley participaron.


El peso del pasado

“Bernie (Sanders) se está inclinando hacia una reforma migratoria de una forma en que nos da confianza. Apoya un camino a la ciudadanía, promete ponerla como prioridad y quiere expandir las acciones ejecutivas y terminar con la detención de familias”, comentó Frank Sharry, director ejecutivo de Americas Voice.


Aunque Sanders apoyó el proyecto de ley para una reforma migratoria en 2013, no lo hizo en 2007 cuando fue promovida por el presidente George W. Bush .

Las campañas rivales de Clinton y O'Malley no están dejando que los votantes se olviden de eso.

“En el 2007, Bernie Sanders fue entrevistado por Lou Dobbs, donde declaró que los 11 millones de indocumentados podían quitarle los trabajos y bajarle el salario al resto de los Estados Unidos, si se llegaba a aprobar la reforma migratoria de ese mismo año”, aseguró el director de Medios Hispanos de O'Malley para Presidente, José Aristimuño.

“El gobernador O’Malley es el único precandidato con un historial consistente, pro inmigrante y pro latino”, asegura Aristimuño.

Pero algunos consideran que no hay contradicción en el historial del senador.

“Sí, votó en contra de la reforma en 2007, pero ese fue un proyecto de ley que dividió a la izquierda. Él votó por el Dream Act en 2010”, aseguró Sharry.
 
 


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad