Desapariciones

Encuentran a la niña que desapareció luego de que sus padres fueron asesinados en Wisconsin

Jayme Closs, de 13 años, la menor que buscaban las autoridades desde hace casi tres meses después de que encontraron a sus padres muertos en la casa de la familia, fue hallada con vida, informó este jueves el sheriff del condado Barron. Un sospechoso ya se encuentra bajo custodia.
11 Ene 2019 – 10:42 PM EST

Tras una intensa búsqueda de 87 días, las autoridades del condado Barron informaron la noche de este jueves que encontraron con vida a la niña Jayme Closs, de 13 años, a quien buscaban desde octubre cuando sus padres fueron hallados asesinados en la casa de la familia en el noroeste de Wisconsin.

El Departamento del Sheriff del condado Barron dijo a través de su página de Facebook que un sospechoso está bajo custodia, pero no dio más detalles de cómo dieron con su localización o quién es el sujeto.

El sheriff Chris Fitzgeral confirmó que la menor fue hallada en el condado de Douglas, a unas 70 millas de donde desapareció.

Según el Minneapolis Star Tribune, los residentes de un área de bosques y cabañas a unas 9 millas al este de la población de Gordon, describieron el dramático momento en que Jayme fue encontrada.

Kristin Kasinskas, una maestra de escuela junto con su esposo Peter y sus hijos, dijo que alrededor de las 4 de la tarde una vecina que paseaba a su perro llamó frenéticamente a su puerta.

De pie junto a ella había una chica delgada, sucia y con el pelo enredado, que llevaba zapatos demasiado grandes para sus pies.

"¡Es Jayme Closs! Llama al 911", le dijo la vecina.

Jayme estaba tranquila y sus emociones eran "bastante planas", dijo Peter Kasinskas. Mientras los vecinos aturdidos se paraban en la puerta, Jayme no dijo ni una palabra.

Para ampliar la información sobre este caso las autoridades de Barron han programado una conferencia de prensa para este viernes a las 10:00 am.

"Queremos agradecer al Departamento del Sheriff del condado de Douglas y las agencias que los asistieron esta noche. También queremos agradecer a todas las agencias del orden en todo el estado y el país que nos ayudaron en este caso", señalaron las autoridades en el comunicado.

La búsqueda de Closs era de alcance nacional por la magnitud del crimen: cuando la policía llegó el pasado 15 de octubre a la casa de esta familia, se encontraron con la escena de un mortal tiroteo del que fueron víctimas James y Denise Closs, de 56 y 46 años respectivamente, pero no había rastro de la hija que vivía con ellos. Desde entonces se creía que fue secuestrada y en ningún momento fue considerada como sospechosa.


Las autoridades respondieron a una llamada que hicieron al 911 antes de la 1:00 am ese día desde el celular de la madre. Luego de escuchar muchos gritos, la operadora que atendió la llamada de emergencia llamó de nuevo a este número, pero no obtuvo respuesta. Cuando la policía llegó minutos después, encontraron la puerta de la casa forzada y a la pareja asesinada.

Los detectives siguieron miles de pistas, revisaron docenas de videos de vigilancia y realizaron numerosas búsquedas –sin ningún éxito– para encontrar a la menor. Al menos 2,000 voluntarios hicieron parte de una búsqueda masiva el 23 de octubre.

"Tengo un presentimiento de que ella sigue viva. Siempre he sido un tipo de persona de los que ve el vaso medio lleno", advirtió en ese momento Fitzgerald.

"Finalmente queremos agradecer especialmente a la familia por su apoyo y paciencia mientras este caso estaba sucediendo. Les prometimos que ibamos a traer a Jayme a casa y esta noche podemos cumplir esa promesa. Desde el fondo de mi corazón GRACIAS!", escribió este jueves el sheriff.

Mira también:


Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería
Publicidad