null: nullpx
Derechos humanos

El secretario general de la ONU advierte de la expansión del populismo

Antonio Guterres, el nuevo secretario general de la ONU, un hombre pausado con vasta experiencia internacional, denunció el “fenómeno perverso” del populismo e hizo un llamado para detener a quienes quieren instaurar la tortura.
27 Feb 2017 – 7:54 AM EST

En un panorama internacional cada vez más complejo, el seretario general de la ONU, Antonio Guterres, alertó este lunes sobre el "fenómeno perverso del populismo" que se extiende propagando la intolerancia, al tiempo que se mostró tajante en contra de la tortura, una práctica que algunos gobernantes como el presidente, Donald Trump, justifican en caso de terrorismo.

"Vemos prosperar el fenómeno perverso del populismo y el extremismo en un contexto de creciente ola racista, xenófoba, antisemita y islamófoba, entre otras formas de intolerancia", alertó Guterres, en la inauguración de la 34ª sesión del Consejo de Derechos Humanos.


En su discurso, Guterres alertó de que los derechos humanos están en un periodo "de emergencia" ante situaciones como las que viven las minorías autóctonas, los inmigrantes y refugiados, y comunidades como los LGTB (Lesbianas, Gays, Bi y Trans) que tienen que enfrentar en su día a día "discriminaciones y abusos en todo el mundo".

El máximo responsable de la ONU también reflexionó sobre los derechos de los refugiados y de los migrantes que advirtió "son gravemente cuestionados", una situación que para evitarla consideró requiere un compromiso más fuerte de la comunidad internacional.

"Frente a la multitud de personas que huyen de la guerra, la comunidad internacional no debe sustraerse a sus responsabilidades", señaló.


Contra la totura

La tortura fue otro de los puntos fuertes de su discurso, a la que se refirió como un "acto cobarde que no permite obtener informaciones utilizables y que deshonra al país que la practica".

En este sentido hizo un llamamiento para "resistir con la mayor firmeza ante quienes desean restablecer la tortura", una práctica que algunos países justifican como métodos de interrogatorio en casos de terrorismo, o aplican de manera clandestina, como ha denunciado Human Rights Watch (HRW) en diferentes informes.


Publicidad