Derechos humanos

Acusan a México de cometer crímenes contra la humanidad en su lucha contra las drogas

Un informe de la organización Open Society revela una preocupante situación: crímenes atroces e impunidad hacen parte de una política de Estado. Piden intervención internacional.
6 Jun 2016 – 6:28 PM EDT

“Las fuerzas federales han cometido numerosos asesinatos, desapariciones forzadas y torturas, dejando ver un patrón de comportamiento muy claro que permite concluir que no se trata de actos aislados ni al azar”. Esa es una de las conclusiones de un nuevo reporte de la organización Open Society Justice Initiative (OSJI) que se presentará este martes en Ciudad de México.

El informe se titula ‘Atrocidades innegables, confrontando crímenes de lesa humanidad en México’. Y en él se demuestra cómo agentes del Estado y carteles del narcotráfico han cometido crímenes de lesa humanidad como asesinatos, desapariciones y torturas.

Según la organización, bajo la guerra contra las drogas que comenzó en diciembre de 2006 el Gobierno de Felipe Calderón y hasta finales de 2015, han sido asesinadas intencionadamente 150,000 personas en México. (Vea el resumen del informe)

La investigación, que contó con el apoyo de cinco organizaciones de Derechos Humanos en México, asegura que desde 2006 el Gobierno federal ha mantenido una política de uso indiscriminado y extrajudicial de la fuerza como parte de la estrategia de seguridad para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

Pero el informe no solo denuncia los crímenes, sino la impunidad que reposa sobre los mismos. Uno de los ejemplos más claros de la ineficiencia del sistema judicial sea quizás el del caso Ayotzinapa, que en el informe se califica como una investigación federal “inepta”.



Además, el texto apunta que estos no son casos aislados, por el contrario, hay un patrón generalizado de uso indiscriminado de la fuerza. “La impunidad es una clara señal de que se están cometiendo crímenes contra la humanidad”, afirma James A. Goldston, director ejecutivo de la OSJI.

“La impunidad y los círculos de corrupción en México son de tal importancia y generan pactos tan sólidos que se necesita una intervención internacional”, señaló por su parte Santiago Aguirre, subdirector del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

Por su parte, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha rechazado las conclusiones de la investigación. “Basados en el derecho internacional, los crímenes contra la humanidad son ataques generalizados o sistemáticos contra la población civil cometidos bajo una política de Estado”, dijo el gobierno en un comunicado. “En México, la inmensa mayoría de crímenes violentos han sido cometidos por organizaciones criminales”.

La propuesta central de la OSJI y las organizaciones aliadas es acudir a organismos internacionales que pongan freno a esta situación. Por eso, la intervención de la Corte Penal Internacional (CPI) se hará cada vez más necesaria si México continúa fracasando en investigar y judicializar crímenes atroces.

Algunas de las hipótesis del informe que elaboró durante tres años para explicar esta ausencia de justicia del Estado son factores políticos arraigados en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, que han mantenido una retórica de negación y han evadido el problema.

“Restarle importancia a los crímenes atroces ha sido un componente central de la historia de la impunidad de México. Tal parece que los líderes de México tienen mayor interés en ocultar la crisis de atrocidades que en terminarla”, subraya el texto.


Ver también:


Publicidad