null: nullpx
Deportaciones

Sin comida ni casa: la realidad de un hispano deportado a un México que desconoce

José María Méndez fue deportado hace cinco meses y ahora vive en la calle. Asegura que teme cuando llega la noche y que no duerme porque ya intentaron asesinarlo.
25 Ene 2018 – 10:05 PM EST
Comparte
Cargando Video...

José María Méndez no ha parado de caminar desde hace cinco meses, cuando lo deportaron a México. Lo hace por miedo, porque ya intentaron asesinarlo y le robaron todo lo que traía de Estados Unidos. No tiene casa, comida ni dinero, tampoco familia. Solo el pantalón, la chaqueta y la sudadera que lleva puesta.

"Mi situación es grave. Ando buscando refugio, unos zapatos o unos calcetines", dijo a Univision Noticias al contar la discriminación que vive, entre otras razones, por su acento al hablar en español. "No duermo. Si duermo, me quedo arriba de un baño".

Este joven mexicano de 19 años fue llevado por su mamá a California cuando apenas tenía dos años. Desde entonces, nunca más pisó México. En una ocasión solicitó DACA para evitar su deportación, pero fue rechazado por tener antecedentes criminales por problemas durante su adolescencia. Ahora esos problemas le valieron su deportación.

Recientemente Méndez consiguió empleo. Recibe apoyo de Israel Concha, un mexicano que fue repatriado y se convirtió en activista a través de su organización New Comienzos. Según Concha, lo que vive José María Méndez es la realidad de muchos de los deportados.

"Tienen que lidiar hasta con prostitución o el simple hecho de no saber si los van a robar, a extorsionar, a golpear", explica.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés