null: nullpx
Delitos Cibernéticos

Expertos emprenden la cacería de los autores del ciberataque masivo que alcanzó a 150 países

A pesar de que este sábado un especialista británico logró activar un "interruptor de seguridad" que contuvo el daño, todavía este domingo seguía en aumento el número de víctimas del virus maligno. Muchas más personas podrían verse afectadas el lunes cuando regresen al trabajo y enciendan sus computadoras.
14 May 2017 – 8:08 AM EDT

Investigadores y expertos intentaban este domingo seguir el rastro de los responsables del ciberataque global registrado en los últimos días que ha afectado por el momento a más de 100,000 organizaciones en al menos 150 países, según dijo el domingo Europol, la agencia de policía de la Unión Europea.

El número de individuos que han sido víctimas del ataque cibernético de extorsión podría ser mucho mayor, señaló el portavoz Jan Op Gen Oorth. Muchas más personas podrían verse afectadas el lunes cuando regresen al trabajo y enciendan sus computadoras.

Es demasiado pronto como para decir quién está detrás del ataque y cuál fue su motivación, señaló. El principal desafío es la capacidad del software malicioso para expandirse con gran rapidez, aunque por el momento poca gente ha pagado los rescates que exige el virus, apuntó el vocero.

La oficina europea de policía indicó la creación de un equipo específico de su Centro Europeo de Cibercriminalidad para ayudar en la investigación y que "jugará un importante papel".

"Los criminales cibernéticos podrían creer que operan de incógnito pero vamos a utilizar todo el arsenal a nuestra disposición para llevarlos ante la justicia", subrayó Oliver Gower, director adjunto de la National Crime Agency británica.


Se cree que el ataque, que comenzó el viernes, es el mayor ataque de extorsión jamás registrado. El “ransomware” afectó a fábricas, bancos, agencias gubernamentales y sistemas de transportes. Paralizó el sistema sanitario británico durante un día, afectando a casi el 20% de sus divisiones, obligando a cancelar o posponer tratamientos médicos de miles de personas.

Expertos en seguridad señalan que en cualquier caso, los ataques de estas dimensiones son difíciles de conseguir. En esta ocasión tuvo éxito debido a una “tormenta perfecta” de variables como un conocido y peligroso agujero de seguridad en Microsoft Windows, usuarios rezagados que no habían instalado el parche que lanzó Microsoft en marzo y un software malicioso diseñado para difundirse con rapidez una vez accediera a redes de universidades, empresas o gobiernos.

Un joven investigador británico de ciberseguridad encontró un “interruptor de emergencia” del software, lo que permitió limitar el daño.


Sin embargo, el número de víctimas no se detuvo por completo. Medios chinos informaron el domingo de que muchas redes universitarias en China se habían visto afectadas.

Estudiantes de varias universidades del país dijeron haber sido afectados por el virus, que les impidió acceder a los documentos de sus tesis y presentaciones, según The Beijing News.

En cada caso, las computadoras mostraban una ventana que reclamaba pagos de 300 dólares, o unos 2.000 yuanes, para liberar los archivos.

Por aterrador que pudiera resultar el ataque sin precedentes, expertos en seguridad señalaron que no había sido nada en comparación con los ataques por venir, especialmente si empresas y gobiernos no hacen grandes mejoras.

El incidente afectó a organizaciones en países tan dispares como Rusia, Ucrania, Brasil, España, India y Estados Unidos.


RELACIONADOS:Delitos CibernéticosMundo
Publicidad