Crisis en Venezuela

Presidente de la Asamblea de Venezuela Juan Guaidó fue interceptado por el servicio de inteligencia y luego liberado

El jefe del Parlamento Juan Guaidó, quien el pasado viernes catalogó a Nicolás Maduro como “usurpador” y dijo tener la legitimidad para “ejercer por encargo la Presidencia de la República”, fue intervenido en la autopista Caracas-La Guaira por el Sebin. Aunque en un principio se desconoció su paradero, luego fue liberado .
13 Ene 2019 – 1:03 PM EST

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien catalogó a Maduro como “usurpador” y dijo tener la legitimidad para “ejercer la encargaduría (sic) de la Presidencia de la República”, fue interceptado por un comando del servicio de inteligencia SEBIN según se informó en la mañana de este domingo en su cuenta oficial de Twitter.


Sin embargo, aunque en un principio la publicación alertó que se desconocía el paradero de Guaidó, el jefe de prensa del diputado confirmó horas después que había sido liberado y que se dirigía hacia el estado Vargas en donde tenía pautado un cabildo abierto. Así fueron quedaron registradas las imágenes de los hechos.


Según lo narró el periodista venezolano Gregory Jaimes, Guaidó fue interceptado en el segundo túnel de la autopista Caracas-La Guaira por más de 10 camionetas del Sebin en prensecia de su esposa y sus hijas.



De su libertad se supo cuando el propio Guaidó envió un mensaje telefónico a sus colaboradores y compañeros de partido, que de igual forma fue replicado en las redes sociales.

"Están desesperados en Miraflores (sede del Ejecutivo), no saben quién da la orden", dijo el diputado ante cientos de personas al presentarse con unas dos horas de retraso en el cabildo abierto y mostrando las marcas que les dejaron en las manos las esposas.


Indicó que a los funcionarios que lo detuvieron les habló de "reconciliación" y "amnistía", en referencia a una ley que debatirá el Parlamento para perdonar los delitos de altos dirigentes del chavismo, que gobierna Venezuela desde 1999.

"Ustedes funcionarios saben que Maduro no protege a nadie, lo que si protege es el Decreto de Ley de Amnistía de la Asamblea Nacional, lo que si protege es el estado de derecho", dijo.


Tras su discurso, que apenas superó los 10 minutos, Guaidó dijo a periodistas que los propios agentes le dijeron que estaban cumpliendo una "orden", pero que "no sabían que estaban haciendo".

Sin emabrgo, el Gobierno de Maduro, que confirmó el papel del Sebin en la detención de Guaidó, calificó el hecho como un "falso positivo", al tiempo que abrió una investigación y destituyó a los agentes implicados.

En una declaración al canal estatal VTV, el ministro venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez, aseguró que la detención del diputado fue un acto "unilateral" perpetrado por un grupo de funcionarios que fueron "destituidos" y "sometidos a los procedimientos disciplinarios más estrictos".

Según el funcionario, los agentes implicados en el operativo "se prestaron para que se instalara este show", al tiempo que adelantó que las autoridades van a "averiguar y establecer" responsabilidades al respecto.

Más tarde, el Gobierno venezolano dijo en un comunicado que investiga la participación del comisario del Ildemaro José Mucura en el suceso, a quien además se acusa por "nexos conspirativos con la extrema derecha" y por haber actuado "al margen de la Constitución y de la ley".

Paralelamente, fuentes como el Sindicato de trabajadores de la prensa venezolana, alertaron que dos periodistas, Osmary Hernández, de la cadena CNN y Beatriz Adrian, de la cadena colombiana Caracol habían sido detenidas por funcionarios del Sebin en la Plaza Venezuela. Unos minutos después, al igual que ocurrió con el diputado fue confirmada también su liberación.

Estos hechos ocurren después de que el jueves pasado Nicolás Maduro se posesionara como presidente ante el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el chavismo. Al día siguiente, el viernes 11 de enero, Guaidó, catalogó a Maduro como “usurpador” y dijo tener la legitimidad para “ejercer la encargaduría (sic) de la Presidencia de la República”, tal como lo establece la Constitución venezolana en caso de falta absoluta del Jefe de Estado.

El diputado, sin embargo, no se autoproclamó presidente de Venezuela. En su discurso, aclaró que en una “dictadura” no basta con invocar los artículos de la Carta Magna y agregó: “Entonces, debe ser el pueblo de Venezuela, las Fuerzas Armadas y la comunidad internacional que nos lleven a asumir claramente el mandato que no vamos a escurrir, que vamos a ejercer”.


Sin embargo, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, saludó a Guaidó como “Presidente interino de Venezuela” y le expresó su respaldo, en sintonía con las muestras de apoyo manifestadas por la destituida fiscal general, Luisa Ortega Díaz, y los magistrados del Tribunal Supremo designados por el Parlamento que están en el exilio. “La Fuerza Armada tiene ahora el deber constitucional de reconocerlo (a Guaidó) como su Comandante en Jefe y reivindicarse ante la historia”, sentenció desde Colombia Ortega Díaz, disidente del chavismo.

Con los hechos ocurridos este domingo aún por esclarecer, el ministro de comunicaciones venezolano, Jorge Rodríguez se refirió a una "situación irregular ocurrida en la autopista Caracas-La Guaira con Juan Guaidó" y dijo que se había procedido a destituir los funcinarios del Sebin que se "prestaron" para este hecho. Con este comunicado, el ministro se lavó las manos de cualquier responsabilidad que pudiera tener el gobierno con este hecho, ante las dudas de muchos ciudadanos manifestadas en redes sociales.

La crisis económica de los venezolanos contada a través de sus refrigeradores

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Crisis en Venezuela
Publicidad