null: nullpx
Violaciones

Una prueba de ADN ayuda a resolver el caso de violación a una mujer 36 años más tarde

Por segunda vez en un año, las autoridades de una comunidad del sur de Florida han utilizado pruebas de ADN para identificar y arrestar a sospechosos de crímenes cometidos hace décadas. El presunto violador está detenido por otros delitos en una prisión de West Virginia y será extraditado a Florida.
20 Ago 2019 – 12:48 AM EDT

La Policía de Coral Springs, una ciudad al norte de Miami, Florida, dio con el paradero del presunto autor de la violación de una mujer, 36 años después de ocurrido el delito.

La Policía informó que las muestras de ADN que se encontraron en la vivienda de una mujer en el año de 1983 coinciden con las de Timothy Norris, un hombre que ahora cuenta con 60 años y que cumple una condena en una prisión federal en el estado de West Virginia.

Según la ficha de la policía, Norris había sido arrestado anteriormente por robo a mano armada a un banco, agresión con agravantes, agresión a una mujer y secuestro.


La violación

La madrugada del 22 de agosto de 1983 un desconocido entró armado en una casa por el patio trasero, violó a una joven que estaba durmiendo y desapareció sin que se supiera quién había sido el responsable.

"Te he amado durante meses", le dijo el hombre a su víctima cuando terminó la violación. "Tienes unos hijos y un marido muy bueno", dijo. Luego puso una almohada sobre su cara y se fue.

Norris tenía 24 años en el momento del crimen. El agresor fue descrito por las autoridades como un joven blanco, delgado, de cabello castaño y con un fuerte acento sureño y con olor a colonia.

Una muestra que fue tomada en la ropa de la víctima formó parte de las pruebas que se recuperaron en la escena del crimen. En aquel entonces el caso no puso avanzar porque no existía suficiente tecnología que ayudase a resolver la investigación.

Pero la víctima vio recientemente un reporte en el Miami Herald que informaba que la policía de Coral Springs había utilizado ADN para arrestar a un hombre de 59 años de edad llamado Frank Montana por una violación cometida en 1987.

Fue cuando se acercó a la policía para recordarles que su caso seguía sin resolverse. La investigación fue reabierta.

En marzo pasado se practicó una prueba de ADN que fue examinada por un laboratorio de la Oficina del Alguacil de Broward, que determinó que el ADN del violador coincidía con el de Norris.

"El 27 de junio de 2019 los detectives se enteraron de que una muestra de la ropa de la víctima contenía un perfil de ADN perteneciente a Timothy Norris", dijo el portavoz de la policía, Tyler Reik.

Norris será extraditado a Florida para enfrentar los nuevos cargos criminales.

Mira también:


Estas fotos muestran con crudeza la indignación por el abuso sexual en universidades

Loading
Cargando galería
Publicidad