null: nullpx
Actividad de Pandillas

Los Ángeles contrató a un 'expandillero' para ayudar a jóvenes a evitar el crimen, pero nunca dejó la MS-13

Las autoridades aseguran que un miembro de la Mara Salvatrucha estuvo recibiendo un sueldo de la alcaldía angelina en 2018 por su trabajo como “embajador de paz”, un programa para expandilleros que busca reducir la violencia. Sin embargo, se involucró en la venta de droga, intimidación a cooperantes potenciales de la Policía y hasta ocultó a un pandillero acusado de participar en el asesinato de una persona en junio de 2017.
21 Ago 2019 – 11:58 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Al solicitar empleo en una organización, Wilfredo Vides se describió como un expandillero reformado que trataba de alejarse de la Mara Salvatrucha y aseguró que su intención era ayudar a que otros jóvenes siguieran su ejemplo. Tras verificar sus antecedentes penales le dieron el cargo de “interventor”, como les dicen a quienes trabajan como intermediarios entre la Policía de Los Ángeles y la banda de la cual salieron.

El sueldo de estos expandilleros proviene de subvenciones que entregan los gobiernos estatales, municipales y el federal. Este programa sui generis, que también se nutre de donaciones de la iniciativa privada, fue creado en 2007 por la Alcaldía de Los Ángeles buscando reducir los crímenes relacionados con esos grupos delictivos.

Pero una acusación interpuesta en una corte federal de Los Ángeles alega que mientras Vides decía ser “un embajador de paz” y recibía un sueldo por su labor, continuaba involucrado en las actividades ilícitas de la violenta MS-13. Este hombre desempeñó ese trabajo hasta su arresto el pasado 13 de julio.

El gobierno federal también implica en este caso a otros 21 integrantes de la Mara que fueron detenidos hace un mes. Algunos son sospechosos de estar involucrados en asesinatos a machetazos y golpes en una reserva forestal.

Vides trabajó casi un año para la organización sin fines de lucro Communities in Schools, cuyos fondos y subvenciones son administrados por el programa de Reducción de Pandillas y Desarrollo Juvenil (GRYD) del Ayuntamiento de Los Ángeles. No se ha revelado cuál era su salario.

En un comunicado enviado a Univision Noticias, el municipio reconoció que Vides pasó una “exhaustiva” verificación de antecedentes penales y “cumplió con los requisitos” que le exigía el puesto.

“Las personas contratadas para este programa tienen experiencia vivida. Cuando salió a la luz este arresto, el individuo fue suspendido sin pago del contrato de GRYD, a la espera de la resolución del caso”, señala la alcaldía.

De acuerdo con la Fiscalía, el 30 de agosto de 2018, dos semanas después de que Communities in Schools lo contrató, Vides y dos cómplices acudieron a una audiencia en la corte del Valle de San Fernando para intimidar a tres miembros de la Mara que estaban siendo enjuiciados. Temían que estuvieran dispuestos a cooperar con las autoridades, señala la denuncia.


Vendiendo droga y ocultando a un supuesto asesino

El Departamento de Justicia (DOJ) alega que Vides era un “facilitador, asesor, partidario y protector de miembros de la clica (célula) Fulton” de la MS-13, que reclama como suyo un sector del Valle de San Fernando. Esta banda estaría detrás de al menos siete asesinatos ocurridos en los últimos dos años.

Antes de acercarse a Communities in Schools, este pandillero apodado ‘Skippy’ conversó sobre la venta de droga en el norte de Los Ángeles. Sus charlas en las redes sociales fueron interceptadas por agentes federales.

“El 18 de septiembre de 2017, usando un lenguaje codificado, a través de mensajes de voz en Facebook, Vides le dijo al acusado (Ángel) Guzmán que el ‘cristal’ (metanfetamina) se vende ‘donde está el dinero’”, menciona la acusación federal.

Cinco meses antes, indica el DOJ, otro miembro de la MS-13 le dijo en un mensaje texto al jefe de la clica Fulton de Maryland “que contactara a Vides sobre la venta de narcóticos”.

Parte de la evidencia son fotografías que ‘Skippy’ publicó en Facebook entre el 15 de enero y el 5 de noviembre de 2017 posando al lado de otros mareros que se encuentran bajo custodia. La Fiscalía subraya que algunas fueron tomadas en el Bosque Nacional Ángeles, muy cerca del lugar donde encontraron los restos de tres víctimas de la pandilla, a una de las cuales le arrancaron el corazón.

La denuncia del DOJ también menciona que Vides fue cómplice de Steven Emmanuel Linares, de 19 años, acusado de participar en el brutal asesinato de Elvin Hernández, de 20 años. El joven fue apuñalado más de 100 veces con navajas y un machete en el Bosque Nacional Ángeles en junio de 2017.

El 8 de septiembre de ese año, Linares y Luis González habrían cometido otro crimen: apuñalaron a un estudiante de la preparatoria Panorama al final de las clases. El alumno resultó con heridas en el estómago y la espalda cuando trababa de brincar una cerca huyendo de sus atacantes.

En los días posteriores, Vides y otro pandillero discutieron en Messenger que debían ocultar a Linares y González para evitar que los arrestara la Policía. En un momento los escondieron en un tráiler.

Communities in School reconoció en una entrevista con el diario Los Angeles Times que por un tiempo Vides fue el mentor de Linares, quien estudió en la preparatoria Panorama. El director ejecutivo de la organización, William Rodríguez, le dijo al mismo medio que ‘Skippy’ llegó a su oficina en North Hills pidiendo ayuda para regularizar su estatus migratorio, pues es indocumentado.

Primero fue voluntario en un partido de fútbol entre miembros de la MS-13 que se realizó en el campus de la Universidad del Sur de California (USC) y después se involucró a estudios bíblicos. Rodríguez dijo que en agosto de 2018 comenzó a trabajar como “un embajador de paz”, luego de pasar una revisión de antecedentes penales y de que la Mara le diera “permiso” de hacer su labor en su territorio.

“Dijo que no había estado involucrado (en la MS-13) por un tiempo y que estaba rehaciendo su vida”, contó Rodríguez al mismo periódico.

Aunque algunos “interventores” han sido arrestados por involucrarse en actividades criminales y hasta los han asesinado, la alcaldía de Los Ángeles insiste en que este programa es un modelo que debe replicarse en otras metrópolis con problemas de pandillas. El municipio recalcó que gracias a que su iniciativa se ha extendido a 23 zonas peligrosas de la ciudad, ahora ocurren menos crímenes ahí.

“La seguridad de los angelinos es la prioridad del alcalde (Eric) Garcetti y el trabajo de ‘intervención’ nos ha ayudado a reducir la violencia de las pandillas dramáticamente en los últimos años”, dijo la Alcaldía.

También son ellas: el rostro femenino (pero igual de violento) de la pandilla Mara Salvatrucha (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad