null: nullpx
FBI

El FBI arresta a empresario mexicano acusado de defraudar por $1 millón a hispanos en Texas

Juan Enrique Kramer ofrecía invertir en una cadena de restaurantes que funcionaría en San Antonio y otras ciudades texanas, pero usaba ese dinero para solventar su lujosa vida, alegan los fiscales.
13 Abr 2021 – 09:47 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) arrestaron en Texas a un empresario mexicano a quien acusan de defraudar por más de un millón de dólares a compatriotas suyos que estaban interesados en invertir en una cadena de restaurantes llamada ‘Las Quesadillas’.

Las autoridades afirman que Juan Enrique Kramer, de 45 años, diseñó un esquema piramidal con el cual solventó una vida de lujos que presumía en las redes sociales. En su contra pesan cuatro cargos de fraude electrónico por los cuales podría pasar hasta 80 años en una prisión estadounidense.

La acusación federal menciona que Kramer ofrecía ayuda para abrir restaurantes ‘Las Quesadillas’ en todo el estado de Texas, incluyendo la ciudad de San Antonio, que en años recientes se ha convertido en el hogar de mexicanos millonarios que huyen de la inseguridad en su país.

El FBI también detuvo a la esposa de Kramer, Adriana Pastor, de 46 años; y a sus presuntos cómplices: Noel Olguín, un texano de 41 años; y Karina Hernández, una mexicana de 40 años. Ellos enfrentan un cargo de conspiración que los hace elegibles a una condena máxima de 20 años en la cárcel.

Los cuatro fueron arrestados por agentes federales el viernes pasado y todos, excepto Olguín, siguen bajo custodia en espera de la lectura de cargos, que se realizará en las siguientes dos semanas. El caso sigue sellado en un tribunal del Distrito Oeste de Texas por temor a que escaparan de la justicia.

De acuerdo con la Fiscalía federal, Kramer y sus cómplices les ofrecieron a inversionistas mexicanos ser dueños de franquicias en Texas de una cadena de establecimientos de comida mexicana.


Entre diciembre de 2015 y enero de 2019, Kramer y Olguín cobraron entre 250 y 105,000 dólares a cambio de facilitarles los trámites para abrir los establecimientos lo antes posible.

A sus clientes les prometían encontrar y alquilar una ubicación adecuada, obtener todos los permisos, asistirles en el proceso migratorio para obtener visas para compradores, completar la construcción de los establecimientos, capacitar a los empleados y manejar todos los asuntos legales de la inversión.

Pero nada de eso hacían. “Los acusados tomaron los fondos de los compradores y no brindaron los servicios que prometían”, señala la Fiscalía en un comunicado. “En su lugar, utilizaron los fondos para beneficio personal o para proporcionar pagos parciales a clientes anteriores que exigían la devolución de su dinero”, agrega la dependencia.

En un blog de Kramer hay fotografías en las que se le ve paseando con su familia en Israel, España, Nueva York y la Ciudad de México. En esa plataforma también promovía lo que parece ser una agencia de asesoría financiera y de trámite visas llamada ‘Vive en USA’.

El Departamento de Justicia alega que Kramer trataba de seguir engañando a sus víctimas ofreciéndoles reembolsos parciales y participaciones en otros negocios que no han sido identificados. Quienes no aceptaban se enfrentaban a sus amenazas de ser demandados por incumplimiento de contrato.

Al menos ocho inversionistas mexicanos perdieron más de un millón de dólares, según las autoridades.

La fiscal Ashley Hoff advirtió en un documento sometido a una corte federal de San Antonio que existe un “serio riesgo” de que Kramer escape si se le concede el derecho a salir libre pagando una fianza.

Este caso fue investigado por el FBI, el servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y el gobierno de Texas.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:FBIArrestosEstafa y FraudeTexas

Más contenido de tu interés