null: nullpx
Juicios

Declaran culpable en Nueva York al gurú acusado de liderar un culto de esclavas sexuales

Tras menos de cinco horas de deliberaciones, el jurado de una corte federal de Brooklyn encontró culpable de todos los cargos por tráfico sexual a Keith Raniere, el líder del supuesto grupo de autoayuda NXIVM con seguidores en EEUU y México. Ahora le espera una sentencia de hasta cadena perpetua. "La ola de crímenes de Raniere ha terminado y sus víctimas verán finalmente justicia", advirtió el fiscal Richard Donoghue.
19 Jun 2019 – 4:18 PM EDT

Keith Raniere, el líder de la organización NXIVM, que se dedicaba supuestamente a la ayuda personal, pero que las autoridades revelaron como un culto que esclavizaba mujeres, fue encontrado culpable este miércoles por los cargos que pesaban en su contra por conspiración, trabajo forzado, asociación delictiva, extorsión y tráfico sexual, entre otros.

Luego de dos semanas de perturbadores testimonios y la presentación de acusaciones finales por parte de los fiscales, el jurado de una corte federal de Brooklyn determinó en menos de cinco horas que Raniere es culpable de todos los cargos de los que se le acusan, relacionados con la organización de autoayuda fachada en la que cayeron personas adineradas y hasta algunos famosos.

El acusado escuchó atentamente el veredicto del jurado, pero no mostró ninguna reacción visible, según informa la agencia AP.

Los fiscales aseguraron al jurado que Raniere, de 58 y conocido como 'Vanguard', era un fraude que se hacía pasar como "el hombre más inteligente del mundo" entre sus seguidores, pero era en realidad un hombre aterrador que apenas si obtuvo calificaciones para pasar en college.

Durante seis semanas de testimonios, exintegrantes de la organización que dirigía el acusado contaron cómo las obligaron a tener sexo con "el amo" y hasta eran marcadas como ganado con las iniciales del líder. Las testigos aseguaron que eran amenazadas con información personal que habían entregado como "garantía" a sus "amos", muchas veces cosas que no eran ciertas pero podían hacerles mucho daño si eran reveladas.


"El acusado se aprovechó de un flujo sin fin de mujeres y dinero", dijo la fiscal Moira Penza en sus alegatos finales el lunes. "Él era un jefe del crimen sin límites".

Raniere se había declarado no culpable de los cargos en su contra, incluyendo asociación delictiva, tráfico sexual, explotación secual de menores y tráfico humano. Durante su juicio no testificó y su defensa no citó ningún testigo, pero insistió durante todo el proceso judicial que las relaciones de su cliente con sus seguidoras fueron consensuales.

"Puede que les parezca repulsivo, desagradable y ofensivo. No condenamos en este país a las personas por ser repulsivas u ofensivas", advirtió el abogado Marc Agnifilo. "Las ideas impopulares no son criminales. Las ideas desagradables no son criminales".

Sin embargo, para los fiscales era evidente que lo que lideraba el acusado era una red de esclavitud sexual que involucró numerosos crímenes, entre ellos haber abusado de una menor de 15 años. La acusación señalaba que Raniere tomó una serie de fotos de la adolescente desnuda, las cuales fueron enseñadas una por una al jurado /compuesto por ocho mujeres y cuatro hombres).

"El amo"

El gurú de NXIVM guardaba en su estudio privado estos archivos de pornografía infantil como "un trofeo de su conquista sexual", según la fiscal Penza.

Raniere era conocido como "el amo" por sus devotos en Estados Unidos y México; y en su red de personas más cercanas estaba la actriz de televisión Allison Mack, quien enfrentó a la justicia por su parte por ayudarlo a reclutar mujeres y se declaró culpable de varios cargos relacionados con este esquema.

Entre las evidencias que presentaron los fiscales en este caso están muchas de esas "garantías" o "colaterales" que las víctimas de este grupo tenían que entregar a su "amo" (Raniere): fotos y videos de ellas desnudas, así como otros materiales comprometedores para asegurar su obediencia, su silencio y su disponibilidad sexual.

La defensa insistió en que Raniere solo era un gurú que estaba convencido en ayudar a sus seguidores por los medios que fueran, aunque estos implicaran relaciones sexuales o polémicas prácticas, pero que eran las mujeres quienes voluntariamente se unían a este grupo, donde según el líder nadie las forzó a hacer nada en su contra.

Los testimonios mostraron versiones muy diferentes, muchos de los que dejaron atónitos a los miembros del jurado. Uno de los relatos de una testigo que fortaleció la acusación fue en el aseguró que la "ama" que le fue designada le ordenó reunirse en privado con Raniere, quien la obligó a quitarse la ropa y le hizo sexo oral. Dijo sentirse avergonzada, pero pensó que no tenía otra opción.

Richard Donoghue, fiscal del Distrito Este de Nueva York, le agradeció al juez y al jurado por "considerar cuidadosamente la evidencia" en este juicio. "La ola de crímenes de Keith Raniere ha terminado y sus víctimas verán finalmente justicia", le dijo a los reporteros afuera de la corte luego de que se dio a conocer el veredicto.

"Sus crímenes y los de sus cómplices arruinaron matrimonios, carreras, fortunas y vidas", advirtió Donoghue, quien describió nuevamente al acusado como un farsante y manipulador masivo.

"Este juicio ha revelado que Raniere, quien se vendió como un sabio y un genio, era de hecho un manipulador masivo, un timador, un jefe del crimen de una organización tipo culto que involucraba tráfico sexual, porngografía infantil, extorsión, abortos forzados, marcas (en la piel), degradación y humillación", agregó.

Raniere fue arrestado en 2018 cuando aparentemente se escondía de la ley en una lujosa mansión de Puerto Vallarta, México, junto con Mack y otras mujeres. Luego fue entregado a las autoridades de Estados Unidos. Su sentencia está programada para el 25 de septiembre.


Mira también:


En fotos: La historia de Charles Manson y su secta de asesinos

Loading
Cargando galería
Publicidad